Infantino seguirá controlando África a través de un millonario amigo de Trump
  1. Deportes
  2. Fútbol
LOGRÓ LA RENUNCIA DE LOS OTROS CANDIDATOS

Infantino seguirá controlando África a través de un millonario amigo de Trump

El sudafricano Patrice Motsepe, con la novena fortuna de su continente según la revista Forbes, será el nuevo presidente de la Confederación Africana de Fútbol, con 54 votos para la FIFA...

placeholder Foto: El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, con Donald Trump. (REUTERS)
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, con Donald Trump. (REUTERS)

Las veladas maniobras de la FIFA en las últimas semanas para tratar de influir en el resultado de las elecciones presidenciales de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) de este viernes en Rabat (Marruecos) han dado el resultado que buscaba su presidente, Gianni Infantino: conservar a toda costa el apoyo a largo plazo de un continente cuya imagen se ha visto dañada por los incontables episodios de corrupción y abuso de poder que se produjeron durante el trienio al mando del fútbol africano del malgache Ahmad Ahmad, depuesto de su cargo en noviembre por el Comité de Ética de la propia FIFA.

La necesidad de encontrar en el nuevo hombre fuerte de la CAF un aliado fiel que logre aglutinar a su alrededor a la mayoría de las 54 asociaciones miembro, con la vista puesta en las elecciones de 2023, es el motivo de que Infantino se haya remangado en el último mes para arropar sobre el terreno a Patrice Motsepe y Ahmed Ould Yahya, sus dos candidatos afines, durante una campaña electoral que ha llevado al suizo a visitar Mauritania, Senegal, Camerún, República Centroafricana, Ruanda, Congo-Brazzaville, RD Congo, Sudán, Marruecos y Sudáfrica.

Foto: Infantino y Florentino Pérez, en la final del Mundial de Clubes 2018. (REUTERS)

No hay que olvidar que ambos candidatos fueron validados por la FIFA pese a las dudas que la propia CAF tenía respecto a la idoneidad de sus portafolios: el multimillonario Motsepe, amigo personal de Donald Trump, invitó a los 54 presidentes de la CAF a Pretoria para asistir al 50 aniversario de su club, el Mamelodi Sundowns, contraviniendo de ese modo el código ético de la FIFA. Por su parte, Ould Yahya fue uno de los presidentes africanos que participó en el viaje de peregrinación a La Meca en 2018, organizado por Ahmad y financiado con fondos de la CAF, pese a ser de ámbito privado.

El último episodio de este siniestro culebrón en que se han convertido las elecciones presidenciales del fútbol africano se produjo días atrás en Rabat. Allí fueron convocados tres de los aspirantes, a saber Yahya, el marfileño Jacques Anouma y el senegalés Augustin Senghor, por el presidente de la federación marroquí, Fouzi Lekjaa, con el pretexto de buscar un acuerdo para presentar una sola candidatura en representación del África Occidental. Para sorpresa de los presentes, en el cónclave hicieron también acto de presencia Veron Mosengo-Omba y Mathias Grafstrom, dos de los pesos pesados del equipo de trabajo de Infantino.

Los emisarios del presidente de la FIFA trataron de persuadir a los asistentes para que retiraran sus candidaturas y brindaran su apoyo al sudafricano Motsepe, quien se ha convertido con el paso de las semanas en el favorito de Infantino para suceder a su viejo aliado Ahmad. Mosengo y Grafstrom ofrecieron a Yahya y Senghor las vicepresidencias primera y segunda de la CAF a cambio de su apoyo, mientras que al marfileño Anouma le propusieron ocupar un cargo de ‘asesor especial’ si se retiraba de los comicios. Tanto el mauritano como el senegalés aceptaron el trato casi al momento, pero no así el dirigente de Costa de Marfil.

placeholder Gianni Infantino, flanqueado por Donald Trump y Patrice Motsepe, durante una cena el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. (REUTERS)
Gianni Infantino, flanqueado por Donald Trump y Patrice Motsepe, durante una cena el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. (REUTERS)

Las presiones al marfileño

Anouma, exmiembro del Ejecutivo de la CAF y del FIFA Council, se perfilaba como el único de los candidatos que no parecía dispuesto a seguir bajo ningún concepto las reglas del juego que Infantino ya impuso durante el caótico mandato de Ahmad Ahmad. El experimentado dirigente marfileño contaba con el apoyo de algunas federaciones francófonas que piensan del mismo modo y, sobre todo, con el respaldo institucional del gobierno de su país. Pero este apoyo fue utilizado como un ariete en su contra, con la clara intención de obligarle a renunciar.

El responsable de la Comisión de Gobernanza de la FIFA, Mukul Mukdal, solicitó a Anouma una declaración oficial desmintiendo haber recibido más de 15 millones de euros de las arcas estatales para financiar su campaña electoral. El propio gobierno de Costa de Marfil salió al paso de tal información, de dudosa procedencia, a través de un comunicado en el que afirmó que “nuestro apoyo a Jacques Anouma se viene realizando únicamente a través de canales diplomáticos y políticos”.

placeholder Gianni Infantino, flanqueado por los candidatos Anouma, Senghor, Motsepe y Ould Yahya, en la cumbre de Nouakchott.
Gianni Infantino, flanqueado por los candidatos Anouma, Senghor, Motsepe y Ould Yahya, en la cumbre de Nouakchott.

Sin embargo, la presión sobre el candidato marfileño ha sido tal en los últimos días que el pasado sábado optó por echarse a un lado y anunciar de manera oficial su renuncia a la carrera presidencial. La diferencia con los otros dos candidatos que se retiraron es que estos sí brindan su apoyo a la candidatura del amigo de Donald Trump y noveno hombre más rico de África según la revista Forbes, que estima su fortuna personal en 2.900 millones de dólares.

La reducción de cinco a dos años del periodo de inhabilitación de Ahmad Ahmad para ocupar cargos vinculados al fútbol, hecha pública este lunes por el TAS, impedirá finalmente al malgache competir en las urnas con un Motsepe que se ha acabado asegurando literalmente el trono del fútbol africano con una semana de antelación a la fecha estipulada.

Mientras tanto, Gianni Infantino rechazaba hace una semana, durante la rueda de prensa virtual posterior a la reunión de la International Board, haber jugado directa o indirectamente un papel activo en el desenlace final de los comicios africanos. "Las elecciones del fútbol africano se rigen por un proceso democrático. No es ningún secreto que la CAF se ha enfrentado a momentos difíciles recientemente, de ahí que mi reciente viaje haya sido una oportunidad para hablar con todos los candidatos, con el único objetivo de intentar ayudar al fútbol de África".

placeholder Infantino, recibido en Mauritania por Ahmed Ould Yahya, a la izquierda
Infantino, recibido en Mauritania por Ahmed Ould Yahya, a la izquierda

Vinculaciones con Arabia y Putin

El ex miembro del comité ejecutivo de la CAF y expresidente de la Federación de Fútbol de Liberia, Musa Bility, advirtió este martes a sus colegas africanos sobre lo que él llama la “capitulación de los candidatos presidenciales de la CAF ante la FIFA”. En un durísimo comunicado, Bility cuestionó la diplomacia que llevó a su retirada y lo que el fútbol africano y su organismo rector podrían haber sacrificado al entregar el liderazgo de su confederación al candidato preferido por la FIFA, un empresario multimillonario que no tiene antecedentes en la administración del fútbol internacional.

"La capitulación siguió a una vertiginosa ronda de diplomacia de Infantino por toda África. Curiosamente una de esas misiones le llevó a Sudáfrica, donde celebró una reunión a puerta cerrada con el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien resulta ser también cuñado del candidato presidencial de la CAF, Motsepe", denunció Bility, quien apuntó a la inclinación de Infantino por "complacer a los políticos más fuertes del mundo, como una polilla a una llama".

El liberiano señaló que el compromiso anterior del presidente de la FIFA con Mohamed bin Salman, de Arabia Saudí, y el presidente ruso, Vladimir Putin, no ha demostrado ser lo mejor para el fútbol. Lamentó Bility que con el depuesto expresidente Ahmad Ahmad fuera de escena, no se celebren unas elecciones reales y se deje escapar así "la oportunidad para que las partes interesadas del fútbol africano muestren al mundo que habían reconocido su error electoral anterior" y que "ahora que estaban dispuestos a rectificarlo por medios democráticos, les ha sido robada". "Motsepe debería sentirse avergonzado de haber obtenido su presidencia de la CAF sobre la base de acuerdos secretos y no de los rigores intelectuales del compromiso político hasta la votación", sentenció Bility.

Foto:  Ahmad Ahmad, presidente de la Confederación Africana de Fútbol

El dedo acusador del dirigente liberiano tiene un nombre y un apellido. "Una y otra vez, Gianni Infantino ha demostrado al fútbol africano que es su mayor enemigo, con una actitud hacia él como la que adoptó el rey belga Leopoldo II, que nuestra historia nos recuerda, fue el dueño absoluto y gobernante del Estado libre del Congo de 1885 a 1908. Hoy, Infantino ha tallado a los 80 miembros africanos y caribeños con derecho a voto de la FIFA y los ha guardado en el bolsillo de su abrigo, donde son supervisados ​​por su prefecto designado, el congoleño Veron Mosengo-Omba. Estos 80 votos le aseguran una ventaja virtual en cualquier contienda política en la FIFA". Pues ahí está la clave, 80 votos para asegurarse la poltrona del fútbol mundial...

Gianni Infantino FIFA Mohamed bin Salman Vladimir Putin Arabia Saudí International Board Forbes