'Infantino Pérez', la simbiosis que enreda el fútbol europeo y maneja el africano
  1. Deportes
EL PRESIDENTE DE LA FIFA, BAJO SOSPECHA

'Infantino Pérez', la simbiosis que enreda el fútbol europeo y maneja el africano

Según Tebas, Gianni Infantino apoya en la sombra y junto a Florentino Pérez la Superliga europea, del mismo modo que quita y pone candidatos a la presidencia de la CAF

placeholder Foto: Infantino y Florentino Pérez, en la final del Mundial de Clubes 2018. (REUTERS)
Infantino y Florentino Pérez, en la final del Mundial de Clubes 2018. (REUTERS)

La filósofa estadounidense de origen ruso Ayn Rand lo escribió en su novela 'La rebelión de Atlas' en 1950, aunque al leerlo parece estar retratando la sociedad actual. "Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensa y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, si temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada".

Foto: Florentino Pérez, durante una imagen de archivo en un acto del Real Madrid. (EFE) Opinión

Desgraciadamente, el fútbol, la cosa más importante de las cosas menos importantes, ha ido poco a poco dando cabida a lo anunciado por Ayn Rand, de ahí que algunos de sus dirigentes sean también los mejores exponentes. Hace unos días, varios medios internacionales se hacían eco de unas declaraciones de Javier Tebas en las que aseguraba que "la Superliga sigue siendo una propuesta muy clandestina. Son todo noticias de prensa, salvo cuando el expresidente del FC Barcelona —Josep Maria Bartomeu— se expresó sobre ella y el presidente del Real Madrid insinuó algo en la asamblea de socios del club".

Pero esta vez el máximo dirigente de LaLiga no se quedó ahí, sino que, como quiera que la entrevista era para 'AFP' y 'The Sun', añadió que "el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, debe aclarar su posición" sobre este proyecto que, según la información que manejan en la patronal del fútbol español, tiene detrás a "Florentino Pérez, no, no me gusta decir que es el Real Madrid, los dueños del Manchester United y el Liverpool, y en Italia, el Milan". Es decir, apenas cuatro o cinco clubes y más concretamente sus dueños, en el caso del Madrid, puede decirse que de hecho, aunque no de derecho, y en contra de la UEFA que preside Aleksander Ceferin y todas las federaciones que la componen, a la espera, eso sí, de conocer la opinión de la española, en la que Florentino tiene al frente a su 'amigo' Rubiales.

La FIFA, al igual que hizo la mencionada UEFA, mostró su oposición a la Superliga en un comunicado en el que aseguraba que "esta competición no sería reconocida". Sin embargo, Tebas desveló que "en la documentación que tenemos aparece una mención con unas letras 'w01' que se refieren al señor Infantino, quien debe aclarar urgentemente cuál es su posición y explicar por qué acudió a algunas reuniones y animó el proyecto". "Si él públicamente dice que descarta esta posibilidad para siempre, pues empezaremos a creerlo. Yo al menos, pero ahora tengo mis dudas", añadió el presidente de LaLiga, quien considera que "la Superliga busca matar la Champions League actual y es un proyecto que interesa a aquellos clubes con propietarios o modelos americanos, de ligas cerradas".

placeholder Gianni Infantino, con Ahmed Yahya a su llegada a Nouakchott, Mauritania, el 18 de febrero de 2018.
Gianni Infantino, con Ahmed Yahya a su llegada a Nouakchott, Mauritania, el 18 de febrero de 2018.

Los 54 votos de los africanos

Al igual que Florentino Pérez, todo un experto en mover los hilos con maniobras orquestadas en la oscuridad, Infantino está enredando el fútbol europeo mientras intenta seguir controlando el africano. El suizo vuelve a estar bajo sospecha después de que la FIFA descartara al actual presidente interino de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), el congoleño Constant Omari, como candidato al Consejo de la FIFA en las próximas elecciones, que se celebrarán el 12 de marzo en Rabat, mientras que dio luz verde al sudafricano Patrice Motsepe y al mauritano Ahmed Yahya, casualmente dos figuras cercanas a Infantino, para opositar a la presidencia.

Omari se puso al frente de la CAF de forma transitoria después de que el malgache Ahmad Ahmad fuera suspendido por la FIFA y posteriormente sancionado con cinco años de inhabilitación para desempeñar cargos vinculados al fútbol. Su sustituto fue designado desde Zúrich a pesar de estar acusado, por ejemplo, de pagar con fondos de la CAF el funeral de su difunta esposa o los gastos de viaje y alojamiento de numerosos invitados VIP en Kinshasa para asistir a la boda de su hija. Tan triste como real.

Aunque no es el primer caso en el que la FIFA utiliza sus procesos éticos con fines políticos durante la era Infantino, ahora es Omari quien parece haber caído en desgracia. Curiosamente, lo contrario de lo que sucedió cuando fue colocado al frente de la CAF pese a estar siendo investigado por una presunta corrupción financiera. Ahora la FIFA ha aparcado su máxima de que los investigados son inocentes hasta que la Justicia les encuentra culpables. Justo lo que no aconteció con el expresidente Ahmad durante los más de dos años que fue objeto de investigación.

placeholder  Listado de billetes de la agencia 'Astra Travel' para el viaje de peregrinación a La Meca (Umrah) en 2018, donde figura, entre otros invitados, el mauritano Ahmed Yahya.
Listado de billetes de la agencia 'Astra Travel' para el viaje de peregrinación a La Meca (Umrah) en 2018, donde figura, entre otros invitados, el mauritano Ahmed Yahya.

Se busca un presidente obediente

No hay que ser un lince para pensar que Omari no estaba por la labor de seguir ‘obedeciendo’ las consignas llegadas desde Suiza y así mantener alineadas a las 54 federaciones que componen la asociación más numerosa del planeta fútbol y determinante a la hora de elegir al presidente de la FIFA. Con Ahmad fuera, Infantino necesita encontrar un nuevo aliado que le garantice el apoyo de nada menos el 25% de los votos que llegan de África de cara a las elecciones de 2023.

Poco importa que los dos candidatos a la presidencia de la CAF avalados por el Comité de Revisión de la FIFA, Ahmed Yahya y Patrice Motsepe, hayan suscitado previamente dudas respecto a su integridad. El primero fue uno de los presidentes que participó en un viaje de placer de peregrinación a La Meca en 2018, pagado con fondos de la CAF, un delito clave en la sentencia que acabó inhabilitando a Ahmad Ahmad. Y el segundo es un empresario multimillonario que asistió a la toma de posesión de Donald Trump y ha cursado una invitación a los 54 presidentes de las asociaciones miembro de la CAF para asistir en Pretoria a la celebración del 50 aniversario de su club. Sin duda, una clara violación de un código ético que parece tener un doble rasero, según quién lo vulnere.

Foto: File photo: africa cup of nations 2019 - final - senegal v algeria Opinión

Con este panorama, cada día parece más evidente que la peculiar interpretación de la democracia que se hace en la FIFA de Infantino se antepone a la integridad deportiva de su función ética. Algo muy parecido a lo que podría suceder en el fútbol europeo, donde el suizo cuenta con Florentino Pérez como gran aliado para enredar en la UEFA, de ahí esa siniestra simbiosis a la que muy bien podemos llamar 'Infantino Pérez'.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gianni Infantino Florentino Pérez Javier Tebas FIFA LaLiga UEFA