Maksimovic ya es seguido por los grandes

El Astana se pone en manos del 'Xavi serbio' para llegar a la Champions League

Centrocampista de imponente físico (mide casi metro noventa) forjado en las inferiores del Estrella Roja, infatigable en el trabajo defensivo y mucha calidad, es el faro del Astana

Foto: Maksimovic, en el momento de marcar el gol que dio el Mundial sub 20 a Serbia en la final ante Brasil (FOTO: http://es.fifa.com)
Maksimovic, en el momento de marcar el gol que dio el Mundial sub 20 a Serbia en la final ante Brasil (FOTO: http://es.fifa.com)

Tener el coeficiente UEFA más bajo de todos los aspirantes a disputar la fase de grupos de la nueva edición de la Liga de Campeones (310) no ha amilanado lo más mínimo al Football Club Astana. Después de tumbar al Maribor esloveno y al HJK Helsinki, el campeón kazajo se ha propuesto festejar a lo grande su primera incursión en la máxima competición continental. El APOEL chipriota, al que ya batió la semana pasada en su coqueto feudo (1-0), tendrá esta noche 90 minutos por delante en el siempre intimidatorio GSP Stadium de Nicosia para impedir que la escuadra dirigida por el búlgaro Stanimir Stoilov se convierta en la primera de su país que asome la cabeza entre las 32 mejores del fútbol europeo.

Gozar de la protección del mismísimo presidente de Kazakhstán, Nursultan Nazarbayev, quien en 2012 lo fagocitó, le cambió el nombre de Lokomotiv por el actual y lo integró al Club Deportivo Presidencial Astana (del que forman parte también el equipo ciclista del Astana, uno de baloncesto y el que toma parte en el Dakar), tiene mucho que ver con que los 'Blue and Yellows' (azules y amarillos) hayan quemado rápidamente etapas camino de la gloria pese a ser una entidad deportiva de muy nuevo cuño (nació en 2009). Con todo y con eso, seguramente el detalle más llamativo del Astana hay que buscarlo en la figura del líder de la escuadra. Un aspecto, este, al que el 'patrón' concede una importancia superlativa. Pero a diferencia de lo que sucede en el Astana Pro Team, donde no dudó en tirar de talonario para atraer a figuras del calibre de Contador, Lance Armstrong o Nibali, la brújula de su sección de balompié la lleva un jugón serbio de apenas 20 primaveras: Nemanja Maksimovic. 

Medio millón de euros

Centrocampista mixto de imponente físico (mide casi metro noventa) forjado en las inferiores del Estrella Roja, infatigable en el trabajo defensivo y muchísima calidad en su pierna derecha, el 'mariscal de campo' del Astana se ha ganado los galones en un tiempo récord, puesto que aterrizó en Kazakhstán el pasado mes de febrero procedente del Domzale esloveno. Medio millón de euros, un auténtico maná para los balcánicos, no les dejó otro remedio que desprenderse de su mejor activo. "Estoy satisfecho de haber llegado al Astana. Es un buen club, que ha ganado la Liga en su país y tiene grandes ambiciones. Acepté su oferta porque me impresionó su proyecto de futuro y el deseo de apostar por jóvenes futbolistas como yo. Estoy seguro que las cosas me van a ir bien aquí". Las primeras palabras de Maksimovic como nuevo jugador del Astana no pudieron ser más premonitorias, puesto que su nombre no ha parado de sonar desde aquel instante en la inmensa mayoría de las secretarías técnicas europeas. 

Si a nivel de clubes sus números en el último año han sorprendido por la facilidad que tiene para ver portería pese a ser uno de los dos volantes que guardan las espaldas a los tres media puntas (9 tantos en 35 partidos), fue su extraordinaria actuación en el pasado Mundial sub 20 de Nueva Zelanda lo que le ha catapultado a ser considerado en este momento como uno de los diez talentos con mayor proyección del fútbol planetario. El seleccionador serbio, Veljko Paunovic, le dio el mando de las operaciones en la medular plavi y Maksimovic respondió a su confianza sacando a relucir las muchas virtudes que el chaval nacido en Banja Koviljača (muy cerquita de Bosnia Oriental) exhibe cada vez que su corpachón aterriza sobre un terreno de juego. Sabedor de la importancia del pivote defensivo en su esquema para dar equilibrio y continuidad a su fútbol de rompe y rasga, el ex atacante del Atlético no le concedió un segundo de respiro a lo largo del torneo que los balcánicos acabarían conquistando contra todo pronóstico. 

'Maksi' jugó cada minuto de los siete encuentros del combinado serbio (incluyendo cuatro prórrogas) y encima se dio el lujo de ser el jugador decisivo de la finalísima, disputada ante la poderosa Brasil en el North Harbour Stadium de Auckland. La estrella del Astana asistió a Mandic para abrir el marcador del choque y, ya en la recta final de la prórroga (118'), hizo bueno un pase magistral de Andrija Zivkovic para superar al meta Jean con un disparo raso que coronó a los 'Icici' como el mejor equipo juvenil del planeta.

Maksimovic, a la izquierda, es la gran estrella del Astana (FOTO: http://es.uefa.com)
Maksimovic, a la izquierda, es la gran estrella del Astana (FOTO: http://es.uefa.com)

Un astro en ciernes

Designado MVP de la final e integrante del once ideal del campeonato, este admirador confeso de Xavi Hernández (por el de Terrassa luce el 6 con su club y el 8 con la selección) confirmó en Las Antípodas su condición de astro en ciernes. Fue precisamente su brillante puesta en escena mundialista lo que ha reforzado su papel preponderante en el once de Stoilov. Tres semanas después de campeonar con sus compañeros de selección en Nueva Zelanda, saltaba al césped en Maribor para ayudar al Astana a superar el primer escollo en su lento y arduo camino rumbo al preciado tesoro de la Champions. Ser el faro indiscutible del mejor club kazajo del momento le ha obligado, como en la sub 20, a hacer horas extras pese a no haber disfrutado casi de asueto veraniego. De hecho, el preparador búlgaro sólo le ha dispensado de jugar el segundo tiempo del partido de vuelta ante los eslovenos y porque el cuerpo no le daba más de sí.

Quien a buen seguro se está tirando de los pelos viendo su creciente protagonismo sobre el manto verde es el Hellas Verona. Un error burocrático cometido por su director deportivo, Sean Sogliano, al poner hace algo más de un año sobre papel el acuerdo de compra del internacional juvenil serbio con el Domzale, ha privado a los italianos de disfrutar en el presente ejercicio del que consideraban recambio natural del brasileño Jorginho, ahora en las filas del Nápoles. Los del Bentegodi cerraron en mayo de 2014 la operación por 100.000 euros, pero al tener cubiertas las plazas de extracomunitarios, decidieron dejarlo cedido en la escuadra eslovena una temporada. Seis meses más tarde, el Domzale, aprovechando un defecto de forma en el contrato firmado con los italianos, aceptaron la oferta superior del Astana para traspasarlo al campeón kazajo. La jugada no le ha podido salir más redonda al sorprendente candidato a meterse en la fase de grupos, aunque sean conscientes de que el nivelazo que está dando su jugador franquicia difícilmente les permitirá disfrutarle hasta junio de 2017, fecha en la que expira su compromiso con el juguete preferido de Nazarbayev. Por lo pronto, su valor en el mercado se ha cuadruplicado en apenas medio año.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios