sólo siguen en el equipo cuatro jugadores

Van Gaal aprovecha el mercado invernal para deshacerse del once que le ridiculizó

Corría un 26 de agosto del año 2014, cuando el United caía por 4 a 0 por un Segunda B. Varios meses después, sólo cuatro jugadores de ese once sigue en Old Trafford

Foto: Louis Van Gaal, en un partido de la Premier League con el Manchester United.
Louis Van Gaal, en un partido de la Premier League con el Manchester United.

Corría el 26 de agosto del año 2014. Louis van Gaal, reciente fichaje en el banquillo del Manchester United, disputaba su tercer partido como técnico de los 'red devils' después de un comienzo de temporada nada positivo. Tras sumar sólo un punto en los dos primeros partidos de la Premier, llegaba el debut del conjunto de Old Trafford en la Capital One. Pero el resultado fue terrible, pues el United no sólo fue ridiculizado por el Milton Keynes de la League One (4-0) -un Segunda B en España-, sino que provocó grandes críticas para el holandés. Cinco messe después, Van Gaal se ha vengado de aquello.

El técnico del United continúa sin olvidar aquel encuentro y, aprovechando el mercado de invierno, ha decidido terminar de meter tijera en aquel equipo que le hizo vivir uno de los grandes ridículos de su carrera deportiva. Así, medio año después de la disputa de aquel partido, el United ya sólo cuenta en su plantilla con cuatro jugadores del once inicial de aquel día: es decir, ha dado salida a siete jugadores entre el mercado estival y el invernal, además de haberse deshecho de otros dos suplentes de aquel partido. O, lo que es lo mismo, 9 jugadores que vivieron aquella tragedia ya no son del United.

El desastroso comienzo de temporada del United obligó a Van Gaal a tirar de talonario antes de que se cerrara el mercado estival: así, el conjunto inglés desembolsó 196 millones de euros para reforzarse con jugadores como Ángel di María, Radamel Falcao, Luke Shaw, Marcos Rojo, Daley BlindAnder Herrera, pero los comienzos no fueron nada sencillos. Después de un inicio de curso lamentable, y la vergonzosa derrota ante el Milton Keynes de por medio, Van Gaal era claro: "La reestructuración de este equipo puede durar hasta tres años". Y, sin dudarlo, ha decidido empezarlo desde el primer momento.

Antes de que acabara el pasado verano, Van Gaal consiguió deshacerse de varios de aquellos jugadores: así, se desprendió de hombres que otrora fueron claves como Danny Welbeck (Arsenal), Shinji Kagawa (Borussia Dortmund) o Chicharito Hernández (Real Madrid), además de un joven prometedor como Michael Keane (Burnley). Una vez llegada la ventana del mercado de invierno, el técnico holandés ha seguido con sus recortes: Marnick Vermijl (Sheffield Wednesday), Saidy Janko (Bolton), Anderson (Internacional), Ben Amos (Bolton) y Wilfried Zaha (Crystal Palace) ya no siguen en Old Trafford.

Anderson se queja ante Chichartio y Welbeck en la derrota ante el Milton Keynes
Anderson se queja ante Chichartio y Welbeck en la derrota ante el Milton Keynes

De Gea y Evans, únicos que siguen en el primer equipo

Nueve jugadores que formaron parte de aquel equipo ya no pertenecen al United, en una decisión sin reparos de Van Gaal. El holandés no puede olvidar aquel partido, por el que fue duramente criticado por la afición y la prensa, y no ha tenido ningún problema en tomar represalias. Así, de aquel once inicial sólo siguen en el United David de Gea y Jonny Evans, además de los jóvenes Reece James y Nick Powell. El holandés no olvida aquel ridículo ante el Milton Keynes y no ha dudado en echar a buena parte de los integrantes del equipo que le hizo vivir uno de los grandes ridículos de su carrera.

Así, ha preferido tocar el equipo por encima de cambiar su forma de ver el fútbol. El holandés sigue insistiendo en colocar sobre el césped su 3-5-2, por encima del 4-4-2 que reclama buena parte de la afición y tiene claro que no se casa con nadie: por ejemplo, Ander Herrera se ha convertido en uno de los grandes señalados del técnico, un jugador que comenzó siendo básico en su esquema y que, de un tiempo a esta parte, se ha acostumbrado a ser carne de banquillo. Tras su importante limpia, Van Gaal manda un aviso a navegantes: su objetivo es entrar en Champions, los ridículos no están permitidos.

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios