La primera España sin madridistas rompe las audiencias y tapa la boca a Florentino
  1. Deportes
  2. Fútbol
9,7 MILLONES VIERON LOS PENALTIS CONTRA SUIZA

La primera España sin madridistas rompe las audiencias y tapa la boca a Florentino

Con más emoción que excelencia, la Selección de Luis Enrique amenaza el récord de los cuartos de 2008 contra Italia y deja claro que el fútbol sigue teniendo interés cuando es de todos

placeholder Foto: Unai Simón y Oyarzabal se abrazan tras lograr el pase a semifinales. (Reuters)
Unai Simón y Oyarzabal se abrazan tras lograr el pase a semifinales. (Reuters)

Historial en mano, el propio y el de sus rivales, puede decirse que la Selección española ha llegado en esta Eurocopa donde al menos debía llegar: a unas semifinales en las que se medirá a la mejor Italia en muchos años. A los empates contra Suecia (0-0) y Polonia (1-1) le prosiguieron la balsámica victoria ante Eslovaquia (5-0), la dramática, prórroga incluida, ante Croacia (3-5) y la angustiosa, con gol de rebote, 1-1 contra diez durante 45 minutos y un milagroso 1-3 en la tanda de penaltis, contra Suiza.

Sin embargo, después de ver la lista de Luis Enrique, por primera vez en la historia sin ningún jugador del Real Madrid y a la que no fueron pocos los que faltaron al respeto, estar a dos partidos del cuarto título de campeones de Europa ha ilusionado a los más descreídos. Claro que si para Javier Marías los Casillas, Puyol, Ramos, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Cesc, Silva o Villa que Luis Aragonés se llevó a la Eurocopa 2008 eran "unas medianías", ¿cómo no iban a parecerlo los Unai Simón, Eric García, Pau Torres, Dani Olmo, Gerard Moreno, Ferrán Torres o el vilipendiado Morata? Esta España está muy lejos de la excelencia, pero tiene alma.

Foto: Luis Enrique habla con Unai Simón durante el amistoso contra Portugal. (EFE) Opinión

Es verdad que ha llegado a trancas y barrancas a un partido en el que, por primera vez, no partirá como favorita, lo cual en cierto modo debe servir de ayuda a un equipo en el que Busquets ha demostrado ser imprescindible para jugar como pretende jugar Luis Enrique y Pedri ya es el heredero natural del mejor futbolista de la historia del fútbol español, que por algo marcó también su gol más importante: Andrés Iniesta. Junto a Jordi Alba, estos tres jugadores del FC Barcelona son los encargados de mantener viva la llama de lo que llegó a ser esta Selección que, contra todo pronóstico, se ha ganado a la afición a base de resurgir de sus propios errores.

"El fútbol tiene que evolucionar como evoluciona la vida e irse adaptando a los tiempos a los que vivimos", aseguró Florentino Pérez en la presentación que hizo de la Superliga en un 'show' televisivo, como definió Piqué a 'El Chiringuito'. "El fútbol va perdiendo interés. Las audiencias van bajando y los derechos audiovisuales van disminuyendo", añadió el presidente del Real Madrid, quien incluso ofreció datos como que "entre los 16 a 24 años, el 40% de los jóvenes ya no tienen interés en el fútbol y tienen otras plataformas en las que entretenerse y distraerse".

Pues bien, a pesar de que las 18:00 horas de un viernes de principios de julio era para mucha gente horario laboral y, para los más afortunados, de operación salida para sus vacaciones de verano, el Suiza-España fue seguido por una media de 7,7 millones de personas, el 61.8% de quienes veían la televisión. La incertidumbre del resultado, con un 1-1 que la Selección de Luis Enrique no fue capaz de desnivelar a pesar de jugar contra diez desde el minuto 76 por la rigurosa expulsión del suizo Freuler, incrementó el número de espectadores hasta llegar a los 8,6 millones.

placeholder Unai Simón mantea a Luis Enrique tras la victoria de España ante Suiza. (EFE)
Unai Simón mantea a Luis Enrique tras la victoria de España ante Suiza. (EFE)

El abrazo de Oyarzabal y Unai Simón

Como quiera que tampoco en la prórroga España fue incapaz de mover el marcador, más de 9,2 millones de personas se juntaron para ver la tanda de penaltis, con un 'share' del 69.1%, y pudieron festejar la clasificación de España para las semifinales. Con un Unai Simón subido a los altares tras detener dos penaltis y un Mikel Oyarzabal que demostró su maestría en esta suerte del fútbol para marcar el gol que daba el pase a los de Luis Enrique.

Por cierto, el abrazo entre el delantero y capitán de la Real Sociedad y el portero del Athletic de Bilbao, protagonistas ambos hace justo tres meses del penalti que a la postre dio el título de Copa a los donostiarras, fue sin duda la imagen del partido y de algo que solo el deporte, y más concretamente el fútbol, es capaz de unir. Aunque la mayor parte de la gloria se la llevó Simón, sobre todo después de ser capaz de recuperarse de su grave error ante Croacia, Oyarzabal fue el hombre del minuto de oro, a las 20:41 horas, con 9.739.000 espectadores y un 71.9% de share, viéndole marcar el decisivo penalti con la clase que le caracteriza.

Claro que el fútbol siguió arrasando las audiencias, pues el 'access prime time' del Bélgica-Italia firmó un 45.4% de share, con 5,3 millones de espectadores y el partido 37.9% y 4.748.000. Así, Telecinco fue líder destacado del día con el 31.1% de la cuota de pantalla, seguido de Antena 3 (11.5%), autonómicas (6.4%), La 1 (6.4%), temáticas de pago (6.3%), LaSexta (5.5%), Cuatro (4.2%), La 2 (2.3%) y autonómicas privadas (0.3%). Y el canal de Mediaset también lo ha sido del mes, con el 24.2%, seguido de Antena 3 (14.8%), autonómicas (7%), La 1 (6.8%), temáticas de pago (6.7%), LaSexta (5.9%), Cuatro (4.9%), La 2 (2.4%) y autonómicas privadas (0.3%).

placeholder Unai Simón detiene el penalti lanzado por Akanji. (Reuters)
Unai Simón detiene el penalti lanzado por Akanji. (Reuters)

Los 15,3 millones contra Italia en 2008

Ya en los octavos de final Telecinco arrasó en las audiencias, pues la prórroga del encuentro entre Croacia y España, que terminó con victoria de los de Luis Enrique por 5-3, fue vista por más de 8,1 millones de telespectadores. Según el portal especializado en audiencias FormulaTV, el partido inició con una cuota de pantalla del 57,8% que aumentó hasta un 63,2% durante la prórroga en la que los goles de Morata y Oyarzabal dieron a España el pase a los cuartos de final. Además, el posterior Francia-Suiza, ya en 'prime time' y que se dilucidó por penaltis, comenzó con una cuota de pantalla del 36,1%, que se incrementó a un 40,4% en la prórroga y acabó con un 47% durante los penaltis.

Ni que decir tiene que la semifinal entre Italia y España que se disputará el próximo martes en Wembley, ya en un horario mucho mejor como es el de las 21:00 horas, superará las cifras del Suiza-España y, quién sabe si se acercarán a las de la tanda de penaltis de los cuartos de la Eurocopa de 2008 que estas dos históricas selecciones protagonizaron y tuvieron 15.3 millones de seguidores y un 77.5% de 'share'. Más lejos queda la final de la Eurocopa 2012, donde se estableció un récord de audiencia de un partido de 90 minutos, con 15,6 millones de espectadores de media y 17,9 cuando Torres marcó el tercer gol.

"Escuchando a Florentino Pérez tenía la sensación de que eran Robin Hood", comentó hace unos días Javier Tebas. Claro que en el caso del presidente del Real Madrid parece que se trata de robar el fútbol a los pobres para quedárselo los ricos cuando, tal y como la Eurocopa está demostrando, el fútbol debe ser de todos. ¿Sería Florentino uno de esos 9.739.000 millones de españoles que vieron la tanda de penaltis del España-Suiza? Quién sabe, igual al no haber ningún jugador del Real Madrid en la Selección de Luis Enrique, no le interesa el fútbol, suponiendo que alguna vez le haya interesado de verdad...

Telecinco Antena 3 Luis Enrique Mediaset José Antonio Camacho Florentino Pérez Javier Tebas Cuatro Superliga
El redactor recomienda