Es noticia
Menú
"Gracias por traerme aquí, presi": la emoción de Ancelotti tras hacer historia con el Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL GRAN LÍDER DEL EQUIPO

"Gracias por traerme aquí, presi": la emoción de Ancelotti tras hacer historia con el Madrid

Una nueva remontada del Real Madrid le permitió meterse en la gran final de la Champions, después de un espectacular curso donde Ancelotti tiene mucha 'culpa' del éxito

Foto: Ancelotti y su hijo Davide celebran la clasificación. (EFE/Ballesteros)
Ancelotti y su hijo Davide celebran la clasificación. (EFE/Ballesteros)

Se acaban los calificativos para describir lo que el Real Madrid logró este miércoles ante el Manchester City. Una vez más, el conjunto blanco firmó una remontada 'in extremis' en la Champions League para dar la vuelta a un marcador adverso que le dejaba fuera de competición y, así, demostrar a propios y extraños que rendirse no forma parte del ADN blanco. Y uno de los grandes artífices de esta situación es Carlo Ancelotti, un entrenador muy criticado a lo largo del curso, pero que ha sabido sacar lo mejor de su equipo para llevarlo a lo más alto.

Ancelotti comenzó su segunda etapa como entrenador del Real Madrid el pasado verano, en una fecha más que complicada para el equipo del Santiago Bernabéu: se había quedado a un paso de ganar la Liga, a dos goles de meterse en la final de Champions, Zinedine Zidane anunciaba que no continuaba en el club y el deseado Kylian Mbappé no había podido ser fichado. Con Eduardo Camavinga como único refuerzo y una plantilla cada vez más envejecida, las dudas sobre lo que el técnico italiano podría hacer con el equipo eran máximas.

Foto: Rodrygo celebra un gol del Real Madrid contra el City. (Reuters/Carl Recine)

En su primera etapa como entrenador del Real Madrid, en la temporada 2013-14, vivió uno de los momentos cumbre de la historia del club: tras ganar la Copa del Rey al Barcelona, el histórico gol de Sergio Ramos en la final de la Champions de Lisboa llevaba el Madrid a una prórroga en la que levantaría su 10º entorchado europeo. Pero, un año más tarde, a pesar de ganar Supercopa de Europa y Mundial de Clubes, la plantilla se le vino abajo en la segunda parte de la temporada, quedándose a las puertas de ganar la Liga y la Champions.

Por aquel entonces, mucho se le criticó a 'Carletto' la falta de rotaciones con su plantilla, provocando la extenuación del once inicial que, muy cargado de minutos, fue incapaz de sostenerse a lo largo del curso para hundirse en el tramo en el que se lo jugaba todo. Así, tras su vuelta al banquillo blanco, su gran asignatura pendiente no era otra más que lograr que esta situación no se volviera dar… misión para la que Antonio Pintus regresó a la entidad blanca. Pero, a pesar de ello, las sombras de la duda flotaban sobre su cabeza.

Foto: Los jugadores festejaron la victoria con la hinchada. (Reuters/Isabel Infantes)

Este el Madrid realizó varios partidos brillantes, mostró su capacidad goleadora y su mejora defensiva, pero lo mezclaba con alguna derrota en la que se señaló directamente al italiano, como aquel partido en el Bernabéu ante el Sheriff en el que perdió por 1-2. Una lluvia de críticas cayó sobre Ancelotti, que ha tenido que seguir asumiéndolas al largo del curso, especialmente porque, de nuevo, las rotaciones no fueron su punto fuerte., con una plantilla cada vez más veterana. Pero el italiano ha conseguido callar bocas dando lecciones tácticas en silencio desde su banquillo.

placeholder FOTO: EFE/Sergio Pérez.
FOTO: EFE/Sergio Pérez.

Una 2022 impresionante

Salvo el tropiezo en el Bernabéu contra el Barcelona, la manera en la que Ancelotti ha sabido enfocar la temporada es de sobresaliente, especialmente en los partidos en los que el Real Madrid se ha jugado los cuartos. Ante Sevilla u Osasuna en Liga, pero especialmente en la Champions, ha movido las piezas de equipo de manera magistral para conseguir victorias cuando nadie creía en el equipo. Así, las impresionantes remontadas ante el PSG, el Chelsea y el Manchester City no son más que la culminación de la obra de un entrenador agradecido por el escudo que representa.

Foto: El técnico catalán se lamenta tras caer eliminado. (Reuters/Carl Racine)

De todas las remontadas blancas de esta Champions, sin duda la más espectacular fue la conseguida este miércoles: con poco menos de 15 minutos para jugar, un equipo muy castigado en lo físico y que no habían inquietado demasiado a Ederson hasta el momento, consiguió tirar de casta, coraje y calidad para meter dos goles en menos de dos minutos que llevaba el partido a la prórroga, donde Benzema puso la puntilla para lograr el increíble pase a la final de la Champions. ¿Y saben qué es lo primero que hizo Ancelotti? Dar las gracias.

Acababa de suceder el milagro, lo increíble, lo inesperado… una vez más. El equipo daba la vuelta de honor al Bernabéu, saltaba, reía, gritaba de emoción y disfrutaba de una de las mayores remontadas de la historia de la entidad blanca, algo que ya es mucho decir. Mientras todos se dirigían al vestuario para seguir con la fiesta, Ancelotti sabía dónde tenía que estar: esperó a que Florentino Pérez apareciera por las inmediaciones del vestuario y se fundió en un sentido abrazo con el presidente madridista: "Gracias por traerme aquí, presi", fueron sus sentidas palabras.

El emotivo momento entre Ancelotti y Florentino Pérez.

Ancelotti ha recibido muchos palos a lo largo de la temporada pero, a base de trabajar en silencio, ha conseguido demostrar que su capacidad para liderar el Real Madrid está más que probada y que es un entrenador que encaja como anillo al dedo en la filosofía blanca. Será en las próximas semanas cuando el Madrid tenga la posibilidad de conseguir su 14º Champions y buena parte de la responsabilidad es de un Ancelotti que sigue haciendo lo que mejor se le da: trabajar en silencio en busca del éxito deportivo.

Se acaban los calificativos para describir lo que el Real Madrid logró este miércoles ante el Manchester City. Una vez más, el conjunto blanco firmó una remontada 'in extremis' en la Champions League para dar la vuelta a un marcador adverso que le dejaba fuera de competición y, así, demostrar a propios y extraños que rendirse no forma parte del ADN blanco. Y uno de los grandes artífices de esta situación es Carlo Ancelotti, un entrenador muy criticado a lo largo del curso, pero que ha sabido sacar lo mejor de su equipo para llevarlo a lo más alto.

Ancelotti comenzó su segunda etapa como entrenador del Real Madrid el pasado verano, en una fecha más que complicada para el equipo del Santiago Bernabéu: se había quedado a un paso de ganar la Liga, a dos goles de meterse en la final de Champions, Zinedine Zidane anunciaba que no continuaba en el club y el deseado Kylian Mbappé no había podido ser fichado. Con Eduardo Camavinga como único refuerzo y una plantilla cada vez más envejecida, las dudas sobre lo que el técnico italiano podría hacer con el equipo eran máximas.

Real Madrid Champions League Santiago Bernabéu
El redactor recomienda