El as bajo la manga de Ancelotti para frenar al Barça: ¿se traicionará a sí mismo?
  1. Deportes
  2. Fútbol
DUDA EN LA BANDA DERECHA

El as bajo la manga de Ancelotti para frenar al Barça: ¿se traicionará a sí mismo?

Barcelona y Real Madrid se enfrentan en un partido donde sumar tres puntos se antoja básico para los dos equipos, en el primer Clásico posterior a la era Messi y Ramos

Foto: Dani Carvajal celebra su gol frente al Betis. (Reuters)
Dani Carvajal celebra su gol frente al Betis. (Reuters)

Este domingo (16:15 horas) llega el primer Clásico de la temporada, un partido extraño porque los ojos del espectador se van más hacia lo que falta que hacia lo que hay. Por primera vez en mucho tiempo ni Leo Messi ni Sergio Ramos dirimirán esos cruces en el césped que hacían saltar chispas y los aficionados, huérfanos de ídolos, se afanan en encontrar nuevos mitos a los que asir sus ilusiones, con Ansu Fati y Karim Benzema como principales reclamos. Pero, lo cierto, es que el partido guarda más secretos de lo que, a priori, pueda parecer y es una oportunidad única para Carlo Ancelotti: un banco de pruebas en vivo sobre lo que espera de su equipo.

El Real Madrid sabe que está ante un partido fundamental en el que no se puede permitir un nuevo tropiezo tras su derrota ante el Espanyol (2-1). La Liga está más apretada que nunca y, tras el partido aplazado ante el Athletic, la Real Sociedad ha logrado tomar el liderato del torneo. Cualquier mínimo despiste supone verse superado y los blancos saben que, en caso de ganar, no solo sumaría tres puntos fundamentales en la lucha por el campeonato, sino que darían un golpe de autoridad en casa del 'eterno rival', que supondría distanciarlos a cinco puntos en la tabla y hundir moralmente a un equipo que vive una complicada situación institucional.

Foto: Carlo Ancelotti, en Kiev, antes del partido contra el Shakthar. (Efe)

Pero, además, el Clásico será el primer partido de la temporada en el que Ancelotti podrá contar con su once tipo. Han tenido que pasar algo más de dos meses desde el comienzo de la competición para que el técnico italiano cuente con todas las piezas disponibles... pero podría estar guardándose una sorpresa para tratar de frenar el lado más peligroso del Barça. Desde que comenzará la temporada, 'Carletto' ha confirmado que una de las claves para que su equipo funciones es la zaga. Pero no hablamos solo del plano defensivo, sino que de cómo estén las piezas situadas en el tapete depende el orden del equipo y que se desborde en ataque.

Ancelotti tiene claro que el esquema ideal para este Madrid es el 4-3-3 pero, para que funcione bien, necesita que sus dos laterales defiendan muy bien y que, en ataque, sean profundos y generen superioridades por banda. Después de muchos meses de baja, ante el Shakhtar recuperó a Ferland Mendy, lo que se notó claramente en el rendimiento del equipo: permite que la pareja de centrales sea la formada por Alaba-Militao, evita pruebas que generan dudas en las bandas, mejora el nivel defensivo del equipo y, además, ofrece muchas soluciones en salida del balón y el ataque. Y, ahora, el Madrid recupera a Dani Carvajal por la otra banda.

Antes de caer lesionado ante el Valencia, el lateral derecho solo pudo jugar tres partidos completos, saldándose todos ellos con victoria (Betis, 0-1 con gol suyo; Celta, 5-2 e Inter de Milán, 0-1) no encajando gol en dos de ellos. Ahora, el internacional español está de regreso con el equipo y podría salir de inicio contra al Barça... pero Ancelotti podría tener un plan diferente. A pesar de estar disponible, quizá su falta de ritmo podría hacer que no juegue de inicio al ser, precisamente, la zona más fuerte del conjunto azulgrana, por donde Ansu Fati y Memphis Depay suelen caer, además de ser el lugar por el que Jordi Alba -aún duda- llega por sorpresa.

placeholder Nacho Fernández, en un partido con el Madrid. (Reuters)
Nacho Fernández, en un partido con el Madrid. (Reuters)

Por esa razón, Ancelotti podría optar por sacar de inicio a Nacho, que no jugó en Champions después de un comienzo de temporada con mucha acumulación de partidos por las diferentes bajas en defensa. Fresco y con ritmo, podría ser el elegido de inicio para frenar la banda más poderosa de los culés, el lugar por el que transitan los dos jugadores azulgranas con más gol y el mayor asistente del equipo. Pero aún podría dar un giro más a su once: ¿protegerá esa banda con Fede Valverde en el medio? Eso haría que Rodrygo sea suplente y, por ende, que en realidad el Madrid juegue con 4-4-2, traicionándose a sí mismo y a su propio concepto de fútbol. "En un 4-3-3, juega en el medio. Si le pido que haga de Rodrygo me voy a equivocar; y al revés, también. Claro que me fijo en lo que pasó la temporada pasada. Es información", declaró el italiano en la previa.

Los 'tres tenores' son intocables, con Casemiro, Modric y Kroos en verdadero estado de gracia, al igual que la presencia de Vinicius y Benzema -no ha entrenado en los últimos días por un golpe, pero jugará el Clásico- en el ataque. Las únicas dudas de Ancelotti pasan por esa banda derecha: ¿jugar a lo que el Madrid sabe que le irá bien o condicionar el once por el rival? Será el domingo, poco después de las 15:00 horas cuando se resuelvan todas las dudas y descubramos la idea del técnico blanco para tratar de ganar un partido que le serviría para dar un golpe de autoridad en la Liga y sumar tres puntos con sabor a seis.