Bin Salman, el príncipe saudí acusado por la CIA de asesinato que llega a la Premier
  1. Deportes
  2. Fútbol
Nuevo equipo rico en Inglaterra

Bin Salman, el príncipe saudí acusado por la CIA de asesinato que llega a la Premier

Mohammad bin Salman, acusado de ordenar, presuntamente, el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, acaba de comprar el Newcastle y anuncia una inversión de mil millones

Foto: Mohammad Bin Salman, en una imagen de archivo. (Reuters)
Mohammad Bin Salman, en una imagen de archivo. (Reuters)

Mohammad bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, conocido como MBS, es el príncipe heredero de Arabia Saudí. Fue nombrado el 21 de junio de 2017, después de que su padre, el rey Salman, aquejado de Alzheimer, destituyese a Muhammad bin Naif bin Abdulaziz Al Saud, en una maniobra calificada de 'oscura'. Hoy MBS, a sus 36 años, es el heredero del trono y cuenta con un patrimonio neto de 368.000 millones de dólares... Y es el nuevo dueño del Newcastle United, un histórico de la Premier League.

Foto: Imagen de la Premier League, la liga de referencia en la actualidad. (Reuters)

Desde su país se publicita su política aperturista que habría aprobado leyes que han generado la eliminación de la prohibición de las mujeres para conducir, los primeros conciertos públicos saudíes hechos por una cantante, o la presencia segregada de aficionadas por primera vez en un estadio de fútbol. Sin embargo, organizaciones tan fiables como Amnistía Internacional o Human Rights Watch critican la violación sistemática de los derechos humanos bajo su mandato y se le culpa directamente de decisiones como el bombardeo de Yemen, la crisis diplomática con Catar o el inicio del conflicto saudí-libanés de 2017.

Una de sus primeras decisiones como ministro de Defensa fue hacer una redada anticorrupción en su país, arrestando a 500 personas en una cárcel de lujo: el Ritz-Carlton de Riad. Entre los detenidos estaba incluido el millonario príncipe Al-Waleed bin Talal bin Abdulaziz Al Saud. MBS dio orden de cerrar 2.000 cuentas nacionales y activos en efectivo por valor de 600.000 millones de euros. Liberó a los prisioneros días después, tras aceptar ceder el control parcial de sus negocios al Estado o pagar millones de dólares para ser puestos en libertad. Economistas internacionales hablan de una operación por la que el gobierno saudí habría recaudado más de 80.000 millones de euros.

placeholder Los fans del Newcastle celebran la venta del club. (Reuters)
Los fans del Newcastle celebran la venta del club. (Reuters)

Pero, sin duda, el hecho más controvertido en el que se ha visto envuelto es el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi en el consulado en Estambul. Estados Unidos ha acusado públicamente a Bin Salman de aprobar el asesinato del periodista en un informe de la CIA, la agencia de inteligencia estadounidense, en el que revela que MBS "autorizó capturar o matar a Khashoggi".

El periodista, que era muy crítico con el reino, se afincó en Estados Unidos tras ser señalado y perseguido por el príncipe heredero. En octubre de 2018 entró al consulado de Arabia Saudí en Estambul a pedir un certificado para casarse con su prometida. Y nunca salió de él. Según las autoridades turcas, fue asesinado en la misma sede diplomática el 2 de octubre a manos de 15 sauditas que lo estrangularon y desmembraron su cuerpo. Sus restos nunca fueron encontrados. El propio Salman asumía la autoría en una entrevista al programa 'Frontline' de la PBS, el Sistema de Medios Públicos estadounidense (PBS). "Sucedió bajo mi supervisión, así que tengo toda la responsabilidad", declaró con una naturalidad inquietante MBS ante la cámara.

Ahora, Salman ha impulsado un programa llamado 'Saudi Vision 2030', que pretende diversificar la economía saudí a través de inversiones en sectores no petroleros, incluyendo la tecnología y el turismo. Y uno de los golpes de efecto de ese programa ha sido la compra del Newcastle United, club de la Premier League inglesa.

Foto: El principe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman. (Reuters)

Antes de eso había realizado varias adquisiciones muy sonadas. En 2015 compró por casi 300 millones de dólares la que se convirtió en la vivienda más costosa del mundo: el Château Louis XIV, castillo construido en 2009 y ubicado en las inmediaciones del Palacio de Versalles en París, Francia. Previamente se había hecho con el 'Serene', un yate de 134 metros y 4.500 metros cuadrados de cubierta, que compró por 500 millones de euros al magnate ruso Yuri Shefler. Evidentemente, también se trató en su momento de la compra del yate más costoso del mundo.

Y entre sus compras más destacadas aparece el cuadro 'Salvator Mundi', subastado por la Casa Christie's de Nueva York el 15 de noviembre de 2017 por 400 millones de euros. Varios especialistas afirman que es un cuadro original de Leonardo da Vinci, mientras otros sostienen que es obra de algún colaborador del genio florentino. También ha pasado a convertirse en el cuadro más costoso de la historia.

Por último, MBS ha comprado el Newcastle a Mike Ansley, su anterior propietario, a través de la financiera Amanda Staveley por un precio que ronda los 300 millones de libras (344 millones de euros) en lugar de los 340 (390 millones de euros) en que se tasó en un primer momento. La bajada se explica por las pérdidas que ha sufrido el club por la crisis de la pandemia. El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí se hace con el 80% del club, dividiendo el 20% restante en dos partes: una para PCP Capital Partners (empresa de Staveley) y otra para los hermanos Reuben, miembros una millonaria familia británica con un patrimonio de 18.000 millones de libras.

placeholder Pancarta de la afición del Newcastle contra Anshley. (Reuters)
Pancarta de la afición del Newcastle contra Anshley. (Reuters)

Las personas designadas para dirigir el club serían la propia Staveley, Jamie y Simon Reuben y Yasir Al-Rumayyan, el director general del Fondo de Inversión Pública, quien ejercería de presidente del club y apoderado de Bin Salman. Se da la circunstancia de que Jamie Reuben es directivo del Queens Park Rangers, otro club inglés, lo que le obligaría a dejar ese cargo para asumir responsabilidades en el Newcastle.

Bin Salman planea convertir al Newscastle en el mejor escaparate del poderío y la opulencia del petróleo saudí. Y a tal efecto ha informado que su idea es invertir "mil millones para reforzar la estructura del club y la plantilla". Una cifra que viene a ser aproximadamente el 80% de todo lo que se ha gastado el Manchester City desde el 1 de septiembre de 2008, momento en que Abu Dhabi United Group for Development and Investment, grupo inversor de los Emiratos Árabes con Mansour bin Zayed Al-Nahyan como máximo accionista, desembarcó en el club 'sky blue'.

El jueves, cientos de aficionados de las 'urracas', como se conoce al equipo, celebraban en las calles la noticia de la venta del club al príncipe heredero de Arabia Saudí. Pasaban de ser un club ascensor a ser el club más rico del mundo. Sin embargo, otra parte de su afición ha mostrado su escepticismo o incluso su repulsa a la llegada de MBS, un tipo con pocos escrúpulos para conseguir las cosas, capaz de poner de acuerdo a la CIA con organizaciones no gubernamentales de derechos humanos sobre su persona. Algo poco habitual.

Derechos humanos Jamal Khashoggi Arabia Saudí CIA Premier League
El redactor recomienda