El escándalo de Football Index, la bolsa de jugadores que ha quebrado en Reino Unido
  1. Deportes
  2. Fútbol
Pérdidas millonarias

El escándalo de Football Index, la bolsa de jugadores que ha quebrado en Reino Unido

Con un mercado bursátil propio, la web ofrecía la posibilidad de adquirir participaciones de jugadores reales, cuyo rendimiento marcaba las ganancias. Vendido como inversiones, había azar

placeholder Foto: Imagen de la Premier League, la liga de referencia en la actualidad. (Reuters)
Imagen de la Premier League, la liga de referencia en la actualidad. (Reuters)

“Por favor, sepa que Reino Unido y la Comisión de Apuestas de Jersey ha suspendido nuestras licencias operativas”. Este es el mensaje que uno se encuentra cuando trata de acceder a Football Index, una de las aplicaciones deportivas más populares en las islas británicas. Desde el 2015, la popularidad de la página web ha ido creciendo como un método alternativo a las clásicas apuestas futbolísticas, centrándose en el análisis y presentando su producto como una inversión. Con sede en la Bailía de Jersey, dependencia de la Corona británica ubicada en el canal de la Mancha, solo los clientes de Reino Unido han podido disfrutar de sus servicios estos seis años. Todo se torció este mes de marzo, cuando Football Index se declaró insolvente, dejando pérdidas millonarias y a miles de usuarios afectados por el camino. Era patrocinadora oficial de clubes como el Queens Park Rangers y el Nottingham Forest, que ya han quitado su publicidad de las camisetas.

placeholder La equipación del Nottingham Forest, con la publicidad de Football Index. (Reuters)
La equipación del Nottingham Forest, con la publicidad de Football Index. (Reuters)

El funcionamiento de Football Index es relativamente sencillo. Esta bolsa de jugadores ofrecía a los usuarios comprar “acciones” de futbolistas. Es decir, invertir en un jugador a la espera de que su estado de forma y rendimiento aumentase su valor y, por lo tanto, hubiera mayor beneficio en una futura venta o a la hora de cobrar los “dividendos” de cada uno. La fluctuación de estas “acciones” dependía de estadísticas habituales para aficionados a las ligas ‘Fantasy’, como goles, asistencias o porterías a cero que revalorizaban al futbolista, creando un mercado de valores propio. ¿Qué ganaba la plataforma?, una comisión sobre cada una de las operaciones en concepto de intermediario.

El viernes negro de Football Index

El pasado 5 de marzo todo cambió para los usuarios de Football Index, que se encontraron con un comunicado de la compañía que contenía una importante actualización de sus servicios. Se reducía en un 82% el valor de los jugadores apelando a la “viabilidad a largo plazo de la plataforma”. Además, a partir del 4 de abril se cortaban drásticamente los dividendos que los usuarios podían recibir a diario por cada acción, pasando de los 33 a los seis peniques. Súper estrellas de la aplicación, como Haaland, cuyo precio superaba las siete libras a inicios de mes, se puede comprar ahora por 99 peniques y venderse por 73.

Las redes sociales lo resumieron de manera brillante con la siguiente comparativa: “Imagínate que apostaste 10 libras a que el Leicester iba a ganar la liga en el 2015 con una apuesta de 5000/1, luego a la mitad de la temporada, la compañía se dio cuenta de que no te iban a poder ganar si ganabas y te cambian la apuesta manualmente a 5/1 de ganancias”. Como es lógico, los usuarios trataron de sacar todo lo invertido antes de que llegara el recorte, provocando que el mercado de Football Index se hundiera para ya no levantarse.

placeholder Imagen de la web actual de Football Index.
Imagen de la web actual de Football Index.

“Football Index operaba esencialmente un sistema de banca de reserva fraccionaria en el que solo una parte del dinero de los usuarios y su capitalización bursátil estaban disponibles para ser retirado en un momento dado”, explica a este periódico Matt Zarb-Cousin, director de la plataforma Clean Up Gambling y exportavoz de Jeremy Corbyn. Menos de una semana después, el 11 de marzo, la compañía entró en concurso de acreedores y la Comisión de Apuestas británica, ente estatal que regulaba su servicio, suspendía de manera indefinida sus operaciones.

La Comisión de Apuestas, advertida un año atrás

Un artículo de The Guardian a raíz del escándalo de Football Index desveló que la Comisión de Apuestas había recibido en enero del 2020 un informe que ponía sobre aviso el peligro real de liquidez que tenía la compañía. Según la información que publicó la propia plataforma, en la temporada 2019/2020 pagaron más de 11 millones de libras a sus usuarios. “Debería haber estado sujeta a controles de liquidez y ratios de capital que la regulación de la Comisión de Apuestas no exigía. Como resultado, Football Index dependía financieramente del crecimiento de los usuarios no solo para evitar su insolvencia, sino también para evitar que sus clientes perdieran lo que se ha estimado en 90 millones de libras de su propio dinero”, argumenta Zarb-Cousin cuando se le pregunta qué falló en los controles.

placeholder Aunque no se podía utilizar Football Index fuera de Reino Unido, los jugadores internacionales sí estaban en su servicio. (Efe)
Aunque no se podía utilizar Football Index fuera de Reino Unido, los jugadores internacionales sí estaban en su servicio. (Efe)

Los documentos presentados a la Comisión de Juego advirtieron sobre la estructura piramidal y los riesgos de un probable pánico bancario. El informe aseguró que la empresa no podría pagar los dividendos a sus usuarios a largo plazo. Zarb-Cousin no logra explicarse cómo, a pesar de esto, la entidad “tardó cuatro meses en iniciar una investigación sobre la viabilidad y sostenibilidad del producto al que habían otorgado una licencia”.

¿Inversión o apuesta?

“Football Index es un producto que trató de difuminar las líneas entre invertir y apostar. Desde una perspectiva reglamentaria, no quería estar sujeto a ninguno de los controles de las plataformas de inversión y estaba regulado como un producto de juego de azar. Pero se comercializó como una alternativa a la inversión… Y es uno de los motivos por los que tanta gente ha perdido tanto”, explica Zarb-Cousin, uno de los rostros más conocidos en Reino Unido frente al lobby de las apuestas.

“Me gusta mucho el fútbol, lo sigo desde hace años y utilizaba distintas casas de apuestas para disfrutar de otra manera los partidos. Cuando vi Football Index, pensé que era una forma mejor de ganar algo de dinero. Con un poco de análisis futbolístico eras capaz de lograrlo”. Quien habla es Liam, un británico de 27 años afincado en Liverpool que relata su experiencia en la aplicación a este periódico. Numerosos testimonios -según la propia web, existen más de medio millón de usuarios registrados, pero se estima que cerca de 30.000 serían los consumidores habituales- han sido recogidos por los medios británicos en las últimas semanas. La mayoría de ellos, como es el caso de Liam, prefiere mantener su apellido en anonimato por una mezcla de vergüenza e inquietud.

Foto: El base Luca Vildoza posa con la nueva camiseta del equipo vitoriano. (BASKONIA)

Mientras algunos usuarios aseguran haber perdido cifras superiores a las 6.000 libras en apenas días, Liam agradece a su suerte no haber dispuesto de más dinero para invertirlo: “Tenía cerca de 800 libras en mi portfolio y pasó a valer 50 libras en tres días (apartado de cada cuenta de Football Index donde se puede ver cómo avanzan sus inversiones), pero en mi mente se encontraba ir a por todas, si hubiera tenido más, habría invertido más”.

Zarb-Cousin vuelve a poner en foco en la nula actuación de la Comisión de Apuestas. Esta fue advertida, según el informe, de que Football Index había creado una falsa sensación de seguridad sobre el dinero que los usuarios poniendo en juego en la plataforma. Sí, la compañía avisaba en sus reglas que los consumidores podían perder dinero, pero el marketing y la propia publicidad de la web cautivaba a sus potenciales clientes haciéndoles sentir como auténticos inversores, cuando realmente era un juego de azar: “Parece que la Comisión autorizó lo que se convirtió en una estafa piramidal, luego se les advirtió en qué se había convertido, pero por negligencia o por sistema permitió que Football Index exagerara su posición financiera, tranquilizando así a sus usuarios para atraer más inversión y más dinero".

placeholder Salah, antes de un partido con el Liverpool. (Reuters)
Salah, antes de un partido con el Liverpool. (Reuters)

Ese es otro de los puntos preocupantes del sistema de Football Index, que crecía cada año en una falsa sensación de seguridad. Taylor Williams, cliente, aseguró en una entrevista con el periódico The Sun que había introducido a cuatro amigos para invertir. Él perdió 6.000 libras. “¿Cómo no lo vas a recomendar si ganas dinero fácil?”, responde Liam a este medio.

¿Recuperarán su dinero los usuarios?

Se espera un largo prólogo como colofón al escándalo de Football Index. Matt Zarb-Cousin confirma que 8.000 usuarios se han registrado en un grupo de acción conjunto creado por Clean Up Gambling junto al bufete de abogados Leigh Day. “Es muy probable que esto afecte la revisión de la Ley del Juego en curso. Además de ayudar a obtener compensación para los consumidores estamos presionando para que se realice una investigación pública independiente sobre lo que sucedió y cómo evitar que vuelva a suceder”, informa su portavoz, que responde con optimismo a la posibilidad de que los usuarios recuperen su inversión “esperamos que la investigación arroje resultados positivos”. Sin embargo, la visión de los usuarios es bien distinta. Liam nos asegura que no alberga "pocas" esperanzas de recuperar ese dinero que invirtió y, de momento, parece que no tendrá respuesta.

Apuestas Reino Unido Juegos de azar Premier League Ahorro e inversión
El redactor recomienda