La federación vetó el acuerdo del Madrid CFF con el Fuenlabrada del hijo de Tebas
  1. Deportes
  2. Fútbol
OTRA ZANCADILLA AL FÚTBOL FEMENINO

La federación vetó el acuerdo del Madrid CFF con el Fuenlabrada del hijo de Tebas

Mientras la fusión del CD Tacón por el Real Madrid fue auspiciada y facilitada desde Las Rozas, la presencia del hijo del presidente de LaLiga en el 'Fuenla' dio al traste con esta operación

Foto: Partido del Madrid CFF contra el FC Barcelona de la temporada pasada. (EFE)
Partido del Madrid CFF contra el FC Barcelona de la temporada pasada. (EFE)

De los 16 equipos que participan esta temporada en la Liga Iberdrola, Primera Iberdrola o Liga Ellas, pues cualquiera sabe ya cómo se llama la Primera División del fútbol femenino español, 13 pertenecen a clubes profesionales, 12 de Primera, a saber FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Athletic, Real Sociedad, Alavés, Valencia, Sevilla, Betis, Levante, Villarreal y Rayo Vallecano, y 1 de Segunda, la SD Eibar. Es decir, que tan solo tres, la UD Granadilla, de Tenerife, el Sporting de Huelva y el Madrid CFF, para quien aún no esté familiarizado, Club de Fútbol Femenino, no forman parte de LaLiga, la asociación deportiva de carácter privado, responsable de la organización de las competiciones futbolísticas de carácter profesional y ámbito nacional en España.

Foto: Albert Soler toma posesión de su cargo de director general del CSD. (EFE) Opinión

Efectivamente, el fútbol profesional al que aspiran las futbolistas lo organiza LaLiga, de ahí que resulte incomprensible que la Federación Española de Fútbol (RFEF) en primera instancia y el Consejo Superior de Deportes (CSD), en tanto en cuanto se lo permita, se empeñen en querer crear una liga profesional para el fútbol femenino cuando ya existe una para el fútbol masculino e integrada con la gran mayoría de los clubes que formarían la competición de mujeres. ¿Acaso no es esto discriminación?

A diferencia del resto de deportes en España, el fútbol femenino tiene la suerte de ser fútbol, el deporte más popular, en cuanto a practicantes y aficionados, y a una gran distancia del resto, de ahí que su profesionalización sí sea viable, aunque siempre y cuando la RFEF no la entorpezca. Subvencionar el fútbol femenino, que es lo único que pueden ofrecer RFEF y CSD, es pan para hoy y hambre para mañana, además de un agravio con respecto al resto de deportes practicados por mujeres.

El último ejemplo de que la profesionalización del fútbol femenino español no importa lo encontramos en lo que sucedió este mismo verano con el Madrid CFF. Este club, que fue fundado en 2010 por el empresario óptico Alfredo Ulloa para que su hija pudiera jugar al fútbol sin tener que irse de la capital, tenía cerrado un acuerdo con el CF Fuenlabrada para ser absorbido por éste en tres años. Sin embargo, desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se lo tumbaron. ¿El motivo? El oficial no consta por escrito pues se produjo en una llamada de teléfono, pero el oficioso es que el secretario del Consejo de Administración del Fuenlabrada es el hijo de Javier Tebas. Fuentes del Madrid CFF aseguran que la causa fue que a última hora no se llegó a un acuerdo

A grandes rasgos, este consistía en que desde esta temporada el Madrid CFF utilizaba para entrenar y disputar sus partidos en sus instalaciones deportivas y el Estadio Fernando Torres, respectivamente, así como otras infraestructuras del club profesional. El CF Fuenlabrada le cobraba esos servicios, pero a un precio por debajo del mercado, y en tres años compraba el club de fútbol femenino por una cantidad a la que se le descontaba el dinero acumulado. En caso de no producirse la venta, para la que el 'Fuenla' se guardaba un derecho de tanteo, el Madrid CFF tenía que pagarle la diferencia de lo que se había ahorrado durante estos tres años.

placeholder Luis Rubiales y Javier Tebas, en la sede del Consejo Superior de Deporte. (EFE)
Luis Rubiales y Javier Tebas, en la sede del Consejo Superior de Deporte. (EFE)

El Real Madrid se decantó por el Tacón

Es decir, una absorción muy distinta a la del CD Tacón por el Real Madrid, pensando en el crecimiento del fútbol femenino y no en la guerra que la RFEF mantiene contra LaLiga en el masculino. De hecho, cuando hace dos años Florentino Pérez dio el visto bueno a que el Real Madrid tuviera equipo de mujeres, el primer club que se planteó fusionar fue el Madrid CFF. Sin embargo, el hecho de que este tuviera cedidos sus derechos audiovisuales a Mediapro, un acuerdo, por cierto, que está en los tribunales, lo impidió. Sobra recordar que la creación del Real Madrid femenino fue orquestada con la RFEF para unir fuerzas con FC Barcelona y Athletic de Bilbao en el frente contra LaLiga.

Descartado el Madrid CFF, entró en escena el CD Tacón que presidía Ana Rossell. La ahora directora deportiva del Real Madrid llevaba tiempo detrás de Florentino para que tuviera equipo femenino y esta fue sin duda la ocasión para salirse con la suya. Como las prisas nunca son buenas consejeras, la fusión se hizo de manera precipitada, sin consultarlo con la Asamblea de Socios, cogiendo algunos atajos que en su día aquí fueron denunciados y que, quién sabe, si todavía pueden tener consecuencias para el club blanco.

Pero volviendo al Madrid CFF, el veto federativo a su acuerdo con el Fuenlabrada ha provocado que este equipo madrileño, el único que está en el programa Élite Fútbol Femenino de la RFEF, se haya quedado en tierra de nadie. Al margen de los tres clubes que sistemáticamente se oponen a todo lo que venga desde LaLiga, el último ejemplo, los estatutos para la constitución de la nueva liga profesional femenina, y tampoco con los otros 12, que siguen unidos, por más que alguno haya aceptado la propuesta de que sus partidos ve vean por Teledeporte, eso sí, a cambio de nada.

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

Lo cierto es que poco a poco el Madrid CFF ha ido creciendo y sus objetivos han cambiado. "Queremos ser un referente femenino en la Comunidad de Madrid", ha dicho en más de una ocasión Ulloa. Aunque para ello evidentemente necesita vincularse al profesionalismo y no estar sujeto a las posibles subvenciones que le lleguen a través de la RFEF o el CSD, aunque el dinero lo genere LaLiga. ¿Recuerdan el Real Decreto de 2015 sobre la venta centralizada de los derechos del fútbol? Pues ahí estará el quid de la cuestión. La unanimidad que se pretende es imposible y, lo peor de todo, es que lo saben. ¿Hasta cuándo aguantarán y callarán las futbolistas? Esa es la pregunta...

Liga Iberdrola LaLiga Ciudad del Fútbol de las Rozas Mediapro Javier Tebas Florentino Pérez Real Federación Española de Fútbol Fuenlabrada Luis Rubiales