Khedira se retira con solo 34 años: el pivote que devoró a Brasil en el Mundial 2014
  1. Deportes
  2. Fútbol
Abandonó la Juve el pasado invierno

Khedira se retira con solo 34 años: el pivote que devoró a Brasil en el Mundial 2014

Después de media temporada en el Hertha, el centrocampista anuncia su retirada del fútbol por culpa de sus continuos problemas físicos. Jugó en el Real Madrid durante cinco años

placeholder Foto: Khedira, en la histórica semifinal entre Brasil y Alemania del Mundial 2014. (Efe)
Khedira, en la histórica semifinal entre Brasil y Alemania del Mundial 2014. (Efe)

El 8 de julio del 2014, el fútbol vivió una noche histórica. Estadio Mineirão, Brasil disputaba las semifinales de ‘su Mundial’. Como si de un guion de cine se tratase, todo parecía destinado a una final entre los anfitriones y su eterno rival, la Argentina esa vez comandada por Leo Messi. Pero la película acabó siendo un drama. El país todavía no olvida las lágrimas de la afición brasileña ante el tremendo castigo que impuso una Alemania a la postre campeona del mundo. Un 1-7 que quedaría grabado en la memoria colectiva. Muller, Klose, Kroos, Ozil… Muchos fueron los nombres propios del correctivo. Pero uno destacó por encima del resto. “Pero, ¿ese tío es Sami Khedira?”, era la coletilla que se repetía en los palcos destinados a la prensa internacional de la ciudad Belo Horinzote. Cuando falta poco más de mes y medio para el séptimo aniversario de ese partido, Khedira sorprendió anunciando su retiro del fútbol.

“Hoy es un día difícil, es muy difícil para mí, me gustaría anunciar que mi carrera en el Hertha BSC y mi carrera como futbolista terminará el sábado a las 17:15. Es un paso duro, pero correcto. 15 años en el fútbol que dejan huella en mí. Pero he de ser honesto con mi situación y sobre qué más puedo hacer. Doy gracias por lo que pude vivir en todos los clubes en los que he estado. Para mí, el fútbol fue y es todo", afirmó Khedira, a través de una rueda de prensa virtual junto al último club de su trayectoria deportiva. A sus 34 años, el centrocampista alemán se ve obligado a retirarse por culpa de los continuos problemas físicos que le han acompañado durante las últimas temporadas.

El dato es abrumador: Khedira acumula casi 600 días de baja desde la temporada 2015/16, según el portal estadístico Transfermarkt. Lesiones en el abductor, roturas fibrilares, desgarros musculares, rodillas con demasiados kilómetros a cuesta… El cóctel perfecto para la retirada prematura de un futbolista que hace apenas cinco meses expuso su deseo de abandonar la Juventus de Turín para volver a ser protagonista en el césped. “Estoy abierto a un nuevo desafío deportivo. Es lo que anhelo. Lo he pasado mal y quiero volver a jugar al fútbol, luchando por los tres puntos semana tras semana. Todavía tengo mucha fuerza y energía”, aseguró en Bild, pidiendo al club italiano -Pirlo nunca contó con él e intentó su marcha ese mismo verano- la carta de libertad.

placeholder Khedira, en su última etapa en el Hertha de Berlín. (Reuters)
Khedira, en su última etapa en el Hertha de Berlín. (Reuters)

El Hertha de Berlín cogería el guante, después de rumores de un posible fichaje por el Everton, firmando un contrato que les vinculaba hasta el 2023. En el club alemán ha disputado ocho partidos, ninguno de ellos al completo y con más lesiones de por medio. Khedira ni siquiera ha esperado a la tranquilidad del verano para despedirse del fútbol y romper antes de tiempo si vinculación con el club de la capital alemana.

Avalado por Mourinho y apuesta de Ancelotti en La Décima

Año 2010, José Mourinho llega al Real Madrid prometiendo una revolución por bandera. Se marcharon emblemáticos jugadores como Raúl González o Guti, llegaron prometedores jóvenes como Mesut Ozil o Ángel Di María. También se firmó a un mediocentro de corte destructor llamado Sami Khedira, que había mostrado sus cualidades en el Mundial de Sudáfrica. "Me escribió y me dijo que había jugado un gran torneo, que me llevaba viendo un tiempo y que si me veía jugando para él. ¿Qué clase de pregunta era esa? ¿José Mourinho, el mejor del mundo, está interesado en mí, Sami Khedira, centrocampista del Stuttgart?”, narraría años más tarde en una entrevista con The Athletic. El alemán viajó a Madrid, mantuvo una corta reunión con el técnico y cerró su traspaso. 14 millones de euros pagó el conjunto de Chamartín.

placeholder Khedira y Mourinho, en una rueda de prensa. (Efe)
Khedira y Mourinho, en una rueda de prensa. (Efe)

Khedira fue un jugador importante en los planes de Mourinho, pieza clave de aquel trivote formado por Lass Diarra, Xabi Alonso y el alemán, bautizado por el entonces entrenador del Real Madrid como “triángulo de presión alta”. A veces, incluso el central Pepe adelantó su posición para sustituir al francés en la medular. La afición del Madrid recuerda todavía su gran partido en la final de la Copa del Rey frente al Barcelona, el primer triunfo de Mou contra el Barcelona de Guardiola.

La marcha de Mourinho no cerró su etapa en el Madrid. Carlo Ancelotti le otorgó una confianza que, otra vez, las lesiones se la arrebataron. Una doble rotura de ligamentos en su rodilla derecha en el mes de noviembre del 2013 parecía acabar con su temporada. El técnico italiano, sin embargo, sorprendió eligiendo a Khedira como parte del once titular para la final de la Champions League frente al Atlético de Madrid en Lisboa. Illarramendi partía como favorito para la titularidad, pero fue el alemán -aún lejos de su mejor forma física- quien le ganase la partida.

placeholder Khedira, con la Juventus de Turín. (Reuters)
Khedira, con la Juventus de Turín. (Reuters)

Khedira falló, junto a Iker Casillas, en el gol de Diego Godín que a punto estuvo de dar la primera Champions a las vitrinas rojiblancas. Pero llegó un saque de esquina en el minuto 93 y el resto es historia. Ese mismo verano, el alemán levantó la copa del mundo, dos meses de ensueño para su carrera. Un mes después, su compatriota Toni Kroos llegaría al Madrid y su protagonismo se fue diluyendo. No hubo renovación y, tras 161 partidos defendiendo la camiseta blanca, se marchó a la Juventus de Turín. Aunque ganó cinco scudettos durante su estancia italiana, los problemas físicos le impidieron rendir a su mejor nivel. Adiós al jugador que destrozó a Brasil con 45 minutos de fútbol inolvidables.

Sami Khedira Toni Kroos Leo Messi Iker Casillas Pep Guardiola Pepe Raúl González Blanco Fútbol José Mourinho Brasil Diego Godín
El redactor recomienda