Bale vuelve a sonar para el Madrid: solo ha jugado 45 minutos en los últimos 10 partidos
  1. Deportes
  2. Fútbol
En Premier League

Bale vuelve a sonar para el Madrid: solo ha jugado 45 minutos en los últimos 10 partidos

El galés volvió a no disputar ni un solo minuto por segundo partido consecutivo. Mourinho le defiende en público, pero le reta en privado. Su cesión terminará el próximo junio

placeholder Foto:  Bale, en una imagen de archivo. (EFE)
Bale, en una imagen de archivo. (EFE)

Nada cambia para Gareth Bale. Después de un largo tira y afloja con Zidane para salir del Madrid, que incluyo episodios como su intento de marcha a China hasta las palabras de su representante amenazando con cumplir a rajatabla todo su contrato, el galés regresó a Inglaterra para reencontrarse con sus orígenes. Los Spurs, con el presidente del club, Dani Levy, como principal valedor, apostaron por su hijo pródigo. Casi cuatro meses después de la cesión la vida sigue igual para él, viendo los partidos desde el banquillo, como si viviera en el día de la marmota.

Tras regresar a las convocatorias de un problema en la pantorrilla, el extremo galés vuelve a asentarse en la suplencia del Tottenham. Ni siquiera la mala racha del equipo le permitió acariciar la titularidad. De los últimos diez partidos de la Premier League, entre decisiones técnicas y bajas, Bale ha jugado un total de 45 minutos. En la pasada victoria de los Spurs frente al Sheffield Utd (1-3), José Mourinho prefirió reservar al jugador, dejándole en el banquillo durante todo el encuentro. Es la segunda fecha consecutiva que, a pesar de estar en la expedición, Bale no disputa ni un solo minuto.

Un suplente de oro para el banquillo de los Spurs

El Tottenham se ha caracterizado en las últimas temporadas por el ser el club del Big Six que más austeridad marca en sus cuentas. Su estrategia económica les llevó en el año 2018 a ser el único club de toda la Premier League que ni fichó ni vendió a jugadores en el mercado de verano, algo insólito en las islas. Pese a la rebaja salarial que supone el pago de la mitad de la ficha por parte del Real Madrid, Gareth Bale es el jugador que más alto se sitúa en la escala del club de Londres. Los Spurs le pagan al galés cerca de 100.000 libras más a la semana que a Harry Kane, la gran estrella del equipo.

placeholder Bale celebra uno de sus tantos en la Copa Carabao. (Reuters)
Bale celebra uno de sus tantos en la Copa Carabao. (Reuters)

Con el recorte de ingresos que ha supuesto la pandemia del coronavirus en el fútbol inglés debido a la ausencia de público en los estadios -medida que se ha tratado de paliar en los últimos meses, a pesar de la situación de alto contagio que vive el país- los Spurs estimaron que sus pérdidas en el 2020 ascendían a los 70 millones de euros. El rol de suplente que, a día de hoy, tiene Gareth Bale en el equipo de José Mourinho parece difícilmente justificable ateniendo a las cuentas del club de Londres.

La opinión de Zinédine Zidane respecto a Bale fue categórica desde el inicio del pasado año: no contaba con él, en su proyecto deportivo no hay espacio para el galés. La salida en dirección a Inglaterra, aunque el Madrid asumió esa mitad de la ficha, se celebró en el club blanco como la opción menos mala en una situación enquistada y sin margen de maniobra. Pero el contrato del extremo se extiende hasta el 2022 y el acuerdo para la cesión se marcó hasta junio del 2021. Aunque existía confianza entre ambas partes para poder extender la relación más allá, el rendimiento del futbolista genera dudas.

Foto: Bale, tras el pitido final. (Reuters)

En público, José Mourinho defendió el papel de su futbolista, recordando los problemas de lesiones que asolan al galés desde hace varias temporadas. “Gareth es un jugador cedido hasta final de temporada. No ha habido ni un minuto de discusión”, sentenció en rueda de prensa, contestando a los rumores de una confrontación entre el jugador y el club británico. Horas después, un micrófono abierto le jugó una mala pasada al técnico portugués. En un video publicado en las redes sociales de los Spurs, el entrenador criticó la actitud del galés y tiró de su conocida personalidad para retar al futbolista: "¿Quieres quedarte aquí o irte al Madrid y no jugar?".

Los continuos problemas musculares de Gareth Bale se unen a una veteranía (31 años), que, a diferencia de otros jugadores como Cristiano Ronaldo o Luis Suárez, el galés no ha aprovechado para adaptarse a sus nuevas condiciones físicas. Muy lejos queda la potencia y la arrancada que mostró en sus mejores años del Tottenham o del Madrid. Todavía cuenta con cualidades que lo hacen un jugador apetecible si se encuentra en buen estado de salud, pero el sobre coste de su contrato es una losa demasiado grande para cualquier destino.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gareth Bale José Mourinho Zinédine Zidane Fútbol Harry Kane
El redactor recomienda