Casi 34 años, lesión de rodilla, contrato hasta 2024... el Barça tiene un problema con Piqué
  1. Deportes
  2. Fútbol
Podría estar ocho meses de baja si se opera

Casi 34 años, lesión de rodilla, contrato hasta 2024... el Barça tiene un problema con Piqué

La estadísitica señala que muy pocos jugadores han llegado a una edad tan avanzada en los grandes clubes. La lesión lo complica todo

placeholder Foto: Piqué se marchó llorando y cojeando del Wanda. (Reuters)
Piqué se marchó llorando y cojeando del Wanda. (Reuters)

El comienzo de la temporada se ha convertido en un suplicio para el Barcelona. 11 puntos de 24 posibles, derrotas contra Real Madrid y Atlético y viendo como las lesiones se ceban con su plantilla. Todo empezó con Ansu Fati, que estará cuatro meses fuera, y continuó este fin de semana donde cayeron Gerard Piqué y Sergi Roberto. El central catalán, lesionado de gravedad en su rodilla, podría estar fuera de los terrenos de juego de tres meses en el mejor casos y hasta ocho si termina operándose. Un contratiempo para el Barcelona tanto deportivo como económico tras renovarle hasta los 37 años, y para el propio jugador que a su edad una lesión de este nivel puede ser una losa en sus últimos años de carrera, cuando su caída de rendimiento ya ha sido notable estas últimas temporadas.

Gerard Piqué tuvo que ser sustituido en el minuto 56 después de que tuviera un choque con Ángel Correa que le dobló la rodilla derecha y dejó tumbado en el suelo. El jugador fue sustituido por Sergiño Dest y tuvo que ser acompañado a la zona de banquillos por los servicios médicos al no poder poner el pie en el suelo. Luego pudo dirigirse al túnel de vestuarios con lágrimas en los ojos y con una visible cojera. Las imágenes presagiaban lo peor.

El primer diagnóstico por parte del club catalán confirmó que la lesión de Piqué no tenía buena pinta, aunque quizá no tan grave como cabía esperar inicialmente. Según la información del club: "Las pruebas realizadas este domingo a Gerard Piqué han mostrado que tiene un esguince de grado 3 en el ligamento lateral interno y lesión parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Es baja y la evolución marcará disponibilidad". Por el momento se espera que en los próximos días Piqué visite al doctor Ramon Cugat, especialista en rodilla, para conocer su opinión sobre su estado. Cugat es un experto en cirugías de rodilla. De hecho, es quien operó recientemente a Ansu Fati de su rotura de menisco. Por lo que la operación gana enteros y por ello podría alcanzar hasta los ocho meses de baja.

Recién renovado

El problema para el club es que la lesión de Gerard Piqué ha llegado prácticamente después de firmar una renovación express con Bartomeu. Su contrato finalizaba en 2022, cuando el catalán tuviera 35 años, pero se vio prolongado en otros dos años, hasta 2024, momento en el que el central ya habría cumplido los 37. Sin embargo ese contrato podría llegar a su fin antes de tiempo y su lesión aceleraría este proceso.

Un Piqué que lleva tiempo en el punto de mira en el Barça y cuya baja pone sobre la mesa y cuestiona la última renovación que negoció y consiguió el expresidente. Aún así, su nuevo contrato especifica que los dos últimos años, que han sido los dos que se han ampliado, quedan condicionados a que Piqué juegue un determinado número de partidos. "Los contratos están para cumplirlos. Mi intención es llegar hasta el 2022, pero no tengo una bola de cristal y no sé si lo voy a poder hacer. Si veo que pierdo importancia o veo que no estoy al nivel, no tengo ningún problema en irme antes", explicaba Piqué en 2019. Pero la realidad es que el central sacó lo que quería y se aseguró así una jubilación dorada. Lo que no consigue Sergio Ramos con Florentino Pérez. Pero con Bartomeu todo era posible.

Su lesión viene acompañada de un claro bajón de nivel del jugador catalán en las últimas dos temporadas. Ahora habrá que ver como vuelve tras la lesión, pues el bajo estado de forma que ha mostrado, y especialmente este sábado en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid, no deja buenas sensaciones. Y si no recupera el nivel, ¿cumplirá su palabra y no tendrá ningún problema en irse antes?

¿Una retirada antes de tiempo?

Piqué ya tiene 33 años y una lesión que afecta a la rodilla, a estas alturas de carrera puede ser un agujero negro muy grande para cualquier jugador. Y más si cabe para Piqué, que se habia mantenido lejos de percances serios. Pocos jugadores han aguantado al máximo nivel como para defender la camiseta de un equipo como el Barcelona con tanta edad, tuviera o no problemas físicos. Un portento físico como Carles Puyol tuvo que decir adiós con 35 años tras sufrir varios problemas en la rodilla durante su última campaña. Y más de lo mismo ocurría con Tiago en el Atlético de Madrid a los 36 años. En el Real Madrid, por ejemplo, en la actualidad, los más mayores son Luka Modric (35 años) y Sergio Ramos (34 años), pero ambos tienen en común que no han sufrido grandes lesiones en sus últimas temporadas.

Y en toda la competición los más veteranos son Nino (40) Joaquín (39) y Jorge Molina (38). El jugador del Elche sufrió una rotura del cruzado hace ocho años cuando estaba en un gran momento de forma tras brillar con el Tenerife marcando 17 goles en liga, y, a pesar de seguir rindiendo nunca volvió a encontrar su mejor nivel, también mermado por su edad. Aún así todos ellos cumplen en equipos de varios escalones por debajo de lo que es el Barcelona. Por lo que la idea de Piqué de aguantar hasta los 37 años que dicta su contrato en un club de máximo nivel y exigencia parece improbable. En los últimos años en el Real Madrid y en el Barcelona, excluyendo a los porteros, solo Cocu aguantó hasta esa edad, y ya han llovido años... El adiós de Piqué podría estar más cerca de lo previsto.

La búsqueda de un parche

En el aspecto deportivo, el Barcelona también se enfrenta a un grave problema. Tan solo Lenglet está sano y Koeman ya ha tenido que usar en varias ocasiones a De Jong como central, pero no parece que dé la solvencia necesaria. Por otro lado están Ronald Araujo, lesionado en el bíceps femoral de la pierna derecha, y un Samuel Umtiti que parece más un jugador retirado que el central que ilusionaba en sus primeros años en el club catalán.

El técnico holandés tendrá que decidir si apostar por la cantera con el central del filial Óscar Mingueza o recurrir al mercado para buscar un parche bonito y barato que conozca la liga al estilo Jeison Murillo como hace unas temporadas. Una situación alarmante provocada por la horrible planificación deportiva, que permitió las salidas de centrales como Jorge Cuenca, traspasado al Villarreal, o Todibo. Al igual que ser incapaces de cerrar el fichaje de Èric García. Bartomeu ya no está, pero de aquellos polvos estos lodos, y con Piqué presumiblemente fuera toda la temporada, Koeman tendrá que hacer maravillas con una plantilla que está en su peor momento.

FC Barcelona Gerard Piqué Rodilla Sergi Roberto Ansu Fati
El redactor recomienda