Setién sabe que está fuera

Piqué apunta a Bartomeu: "El Barça necesita cambios, yo me ofrezco el primero"

El defensa culé fue el primero en dar la cara y pidió una transformación interna del Barça: “Vergüenza es la palabra, no se puede competir así, no se puede ir por Europa así". El presidente Bartomeu anuncia decisiones

Foto: Piqué acabó destrozado tras el encuentro. (EFE)
Piqué acabó destrozado tras el encuentro. (EFE)

Tras el desastre, el cataclismo, Gerard Piqué fue el primero en dar la cara, desencajada, ante los micrófonos de Movistar. Y el análisis fue durísimo: “Vergüenza es la palabra, no se puede competir así, no se puede ir por Europa así. Es muy duro, muy duro, espero que sirva de algo. Creo que el club necesita cambios, no hablo del entrenador ni de los jugadores, no quiero señalar a nadie. No es la primera, ni la segunda, ni la tercera. Yo me ofrezco el primero, si tiene que venir sangre nueva me ofrezco el primero para dejarlo porque ahora sí que hemos tocado el fondo. Tenemos que reflexionar y pensar que es lo mejor para el club, para el Barça”.

La reflexión de Bartomeu, en cambio, fue entre balbuceos, con un discurso entrecortado y anunciando cambios para la próxima semana: "Una noche muy dura, durísima, lo lamento por los aficionados por todos, no hemos sido el equipo ni el club que somos. Lo lamento muchísimo y… bueno…", comentaba.

"El resultado es abultadísimo. Felicito al Bayern que ha hecho un gran partido. Nosotros no, no hemos estado a la altura. Ha sido un desastre y a partir de ahora a tomar decisiones, algunas de ellas ya las teníamos pensadas y ahora las ejecutaremos", anunció. ¿Cuáles? "No es la noche para hablar de ello. No voy a decir las que son, en las próximas días. Hay que reflexionar, estamos con mucha pena. A partir de la próxima semana ya iremos explicando". Si tenía claro las decisiones que tenía que tomar en la plantilla y en el cuerpo técnico, huía cuando era preguntado por unas posibles elecciones. "No hay que tomar decisiones en caliente, es un día para reflexionar y disculparnos delante de todos los aficionados", cerró.

Adiós a Setién

La primera medida será, obviamente, destituir a Quique Setién. El técnico era consciente de haber dirigido su último partido en el Barça y daba cierto apuro escucharle porque, como él mismo reconoció, no es la persona adecuada para hacer análisis profundos sobre la debacle, ya no solo del equipo, sino también del club, tras el 2-8: “Es una derrota tremendamente dolorosa. Creo que son demasiados goles aunque muchos de ellos los han merecido. El equipo se ha visto desbordado, empezamos bien pero su contundencia nos ha superado. Llevo solo ocho meses aquí y Piqué toda la vida. Hay una frustración enorme y solo queda sacar conclusiones y tomar decisiones", explicó.

"El Barça es un club tan grande que esto le hace mucho daño y algo habrá que cambiar. Su reflexión tiene cierto sentido, pero yo no soy el indicado para hablar de esto. Duele mucho y es necesario que el barcelonismo recupere su identidad. ¿Si seguiré? Soy consciente de lo que supone una derrota de este calibre. Lo que ha pasado hoy hay que analizarlo desde una perspectiva más amplia, la credibilidad de un entrenador queda tocada, está claro, pero no es lo que me importa”, finalizó de tal forma que sonaba más a su despido que a otra cosa.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios