LA MAYORÍA DE LOS TALENTOS SALEN VENDIDOS

La Masía se desangra por la catastrófica gestión económica de Bartomeu

El Barcelona necesita recurrir una vez más a su cantera, pero cada vez le es más difícil reternerlos en el equipo

Foto: Una de las puertas de entrada a La Masía (Reuters)
Una de las puertas de entrada a La Masía (Reuters)

En los días previos a la destitución de Ernesto Valverde, el pasado 13 de enero, el Barcelona decidió dar luz verde a la cesión de Jean Clair Todibo. Un día no apareció por el entrenamiento, el técnico preguntó y alguien le dijo que se había marchado a Alemania para firmar con el Schalke porque el club había decidido cederlo. Ocurrió sin más, nadie consultó al entrenador.

Cierto es que Valverde no había dado oportunidades al francés, pero la decisión de que la plantilla se quedase media temporada con tres centrales se tomó en un despacho sin preguntar al entrenador del primer equipo. A Txingurri no le sorprendió porque ya estaba de vuelta en Can Barça. Meses antes, un central internacional que llegó a pagar la entrada de su nueva casa en Barcelona tuvo que volverse a su club de origen porque un peso pesado del vestuario decidió que no se marchaba. Finalmente se fue en enero, pero ya era tarde porque el central ‘fichado’ terminó jugando en otro equipo.

El problema de los centrales no es nuevo en el Barcelona. Hace años que no sale un jugador de La Masia con ese perfil. Mejor dicho, hace años que no sube al primer equipo. Salir, salen, pero para marcharse fuera. Como ocurrió con Eric García. El canterano azulgrana se marchó al Manchester City en 2017, con 16 años, buscando un futuro que no vislumbraba en Can Barça. Meses después Guardiola le hizo debutar en la Carabao Cup con 17 años.

Eric García, canterano del FC Barcelona (Reuters)
Eric García, canterano del FC Barcelona (Reuters)

En estos días la prensa se hace eco del interés del Barça por recuperar a Eric y convertirlo en el futuro Piqué, pero la realidad es diferente: al teléfono del director deportivo del City, Txiki Begiristáin, no ha llamado nadie del Barcelona interesándose por la situación del central de Martorell, que acaba contrato el próximo año. De hecho, el jugador se ha convertido en un fijo en las alineaciones de Pep y se espera que cierre en breve su renovación en Manchester. Además, su agente, Iván De la Peña, mantiene una gran relación con Txiki, Soriano, Pep y el clan azulgrana del City. Pep lleva meses integrando en el equipo a jóvenes como García, Tommy Doyle (hijo de un histórico del club), o Phil Foden (también hijo y nieto de socios del City).

Beguiristain sostiene que nadie del Barça se ha puesto en contacto con el City por Eric García

Mientras eso ocurre, en el Barcelona la deriva en la gestión de la cantera es cada vez más preocupante. No hay proyecto y las salidas y entradas en el organigrama son continuas. La tendencia en la etapa de Rosell se ha convertido en costumbre en la era Bartomeu. La Masia se desangra viendo cómo salen jugadores que luego brillan en clubes de media Europa y llegan a ser internacionales como Thiago Alcántara, Adama Traoré, Cristián Tello, Rafinha, Dani Olmo, Bellerín, Onana, Keita Baldé, Bartra… Jugadores que se marcharon en busca de minutos y oportunidades y que en muchos casos mejoran a su competencia en la primera plantilla culé.

El éxito del Barça descansaba en priorizar la formación de la cantera con iniciativas como el Área de Metodología de entrenamiento creada por Guardiola y Zubizarreta en 2011 con la supervisión de Joan Vilà, Paco Seirulo y Emili Ricart, entre otros. Era la manera de perpetuar el sello Barça, blindar el estilo de La Masia que había llevado a España a ganar un Mundial. Sin embargo, en 2015 llegó Bartomeu y con él Pep Segura, que revisó el método de trabajo y cambió la prioridad por el toque por entrenamientos específicos de ¡centros al área y remates de los delanteros! Vilà y Seirulo salieron del organigrama y Segura se centró en fichar delanteros que supieran rematar esos centros, como Luis Suárez o el estrambótico Prince Boateng.

Boateng, Murillo, Messi y Luis Suárez, durante un entrenamiento. (Efe)
Boateng, Murillo, Messi y Luis Suárez, durante un entrenamiento. (Efe)

Kluivert, el desaparecido

El 26 de julio de 2019 el Barça hacía pública la rescisión del contrato de Segura, que molesto por ver cómo el club le retiraba la autoridad sobre la cantera, terminaba marchándose. Hoy la persona encargada de la cantera es Patrick Kluivert, a quien se ha visto poco por La Masia desde que arrancó el confinamiento por el coronavirus. Otra cara nueva es la de Ramón Planes, ‘fichado’ del Getafe por Abidal para ser su mano derecha en la secretaría técnica del club. Con todos ‘fichajes’, el gasto en la cantera ha pasado de 7,7 millones en la temporada 2003-04 a los 47,7 que aparecían en los presupuestos de la 2019-20.

Sin embargo, la cantera azulgrana se sigue desangrando con la salida de talentos de La Masia como Xavi Simmons, Marc Cucurella, Eric García, Mateu Morey, Jordi Mboula, Joel Sánchez, Alejandro Marqués, Robert Navarro, Adriá Bernabé, Abel Ruiz, Pablo Moreno... En este Barcelona de Bartomeu se priorizan las decisiones económicas sobre las deportivas algo que va en detrimento de la cantera, del equipo y… de los resultados. Desde que Xavi, icono de La Masia, se marchó del club, Messi no gana una Champions.

Y la actualidad no invita al optimismo. Recientemente se ha renovado un año en el cargo a Francisco Javier García Pimienta, el técnico del filial. Sin embargo, no hay una justificación concreta que explique por qué un año solo. Muchos creen que era el comodín de Bartomeu en caso de un eventual despido de Quique Setién, al que el vestuario ha sentenciado. Precisamente Pimienta afronta la disputa del playoff de ascenso a 2ª con el Barça B y lo hace tras perder el 30 de junio a jugadores importantes en el filial como Guillem Jaime, Chumi, Sergi Puig o Kike Saveiro, que se negó a renovar al no ver futuro en el club, pese a ser convocado con el primer equipo para forzar su renovación. Cosa que no ha ocurrido. El club no tiene dinero para fichar, los despachos se multiplican y el talento huye. Ese es el escenario del Barcelona con elecciones en 2021.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios