Su cargo ya lo desempeñó Zidane

Iker Casillas vuelve al Real Madrid como asesor de Florentino Pérez

El mítico portero regresa cinco años después al club de su vida para ser mano derecha del presidente. El de Móstoles tenía preparado su regreso si no surgía la posibilidad de encabezar la Federación

Foto: Iker Casillas, con Florentino Pérez en la despedida institucional que el club le brindó en 2015. (EFE)
Iker Casillas, con Florentino Pérez en la despedida institucional que el club le brindó en 2015. (EFE)

El plan de Iker Casillas si no salía adelante su candidatura a la Federación Española era volver al Real Madrid. Tal y como contó en su día El Confidencial, el mostoleño llevaba meses tocando a la puerta de Florentino Pérez. Más de un año después de su infarto de miocardio, Iker ya no piensa volver a los terrenos de juego y su futuro pasa por los despachos. El Madrid, su casa aunque ahora represente al Oporto, le hará sitio. Será como asesor de Florentino Pérez y embajador, un cargo que en el pasado ya desempeñó Zinedine Zidane antes de convertirse en uno de los mejores entrenadores de la historia del club. Las conversaciones, que se iniciaron hace tiempo, han llegado a buen puerto y el Madrid lo hará oficial en agosto. Así las cosas, Casillas volverá a Concha Espina cinco años después de su turbulenta salida.

Durante este tiempo, Iker ha encontrado en la ciudad lusa la felicidad que había perdido en Madrid. Fue recibido como un ídolo y así se marchará. Aunque ya no forma parte de la primera plantilla, tras su infarto se ha encargado de ejercer de enlace entre los jugadores y la directiva, el español celebró esta semana como uno más, en el campo, el título de liga (su segundo) tras la victoria ante el Sporting en Do Dragao. Casillas solo tiene palabras de agradecimiento hacia una institución que en todo momento se ha portado de diez con él, especialmente tras el susto que le cambió la vida y le llevó a colgar los guantes. Pese a todo esto, Iker siempre miró hacia Madrid, soñando con volver. Ahora, Florentino le ha encontrado un sitio para que crezca a su lado. Ambos están ilusionados por empezar a trabajar juntos.

Casillas, el día que anunció oficialmente su marcha del Real Madrid. (EFE)
Casillas, el día que anunció oficialmente su marcha del Real Madrid. (EFE)

Atrás quedan ya los roces que llevaron al mostoleño a presentarse un 12 de julio del 2015 ante la prensa para anunciar su marcha solo, sin presencia de ningún representante del club, y roto de dolor, a moco tendido. Casillas no quiso homenaje alguno, fue su manera de exhibir deliberadamente su distanciamiento respecto a las personas que gobernaban (y todavía lo hacen) la entidad. Aquella fatal estampa le costó a Florentino críticas durísimas del madridismo, que le acusó de falta de señorío. Pero el tiempo todo lo cura y lo que parece claro es que ambos han sabido aparcar sus diferencias y aceptar sus errores.

El rol específico de Casillas aún no está del todo concretado, pero que el portero vuelva al club donde se formó hasta convertirse en santo y seña de la afición es bueno para el Madrid, que todavía no ha terminado de saborear la Liga y ya está celebrando esta buena nueva. El fichaje para la temporada que viene es este. Iker, el segundo jugador que más veces ha vestido la elástica blanca en toda la historia de la entidad (725), formará parte del organigrama en 2021. "C'est fini", dijo en su cruel adiós. Sin embargo, las puertas se le vuelven a abrir de nuevo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios