Era el único del tridente sin lesiones

Más difícil para el Barça: Griezmann se pierde lo que resta de Liga por lesión

El francés no saltó en la segunda parte del partido ante el Valladolid y el club informa este domingo que sufre una lesión muscular en el cuádriceps. Preocupa que no pueda volver contra el Nápoles

Foto: Antoine Griezmann estará varias semanas en el dique seco por una lesión ante el Valladolid. (EFE)
Antoine Griezmann estará varias semanas en el dique seco por una lesión ante el Valladolid. (EFE)

A perro flaco todo son pulgas y al Barcelona se le complica la Liga cada día que pasa. Antoine Griezmann se perderá la semana final de competición por una "lesión muscular en el cuádriceps de la pierna derecha". Tras someterse a diversas pruebas médicas, este es la información publicada por el club en su página web y redes sociales. El francés abandonaba cabizbajo el estadio de Zorrilla no solo por la clárisima ocasión desperdiciada en la primera parte, sino también por unas molestias musculares que definitivamente lo apartan de los planes de Setién hasta la Champions. Ese el objetivo de los médicos ahora, que el jugador pueda estar ante el Nápoles en el Camp Nou.

Porque en el escueto comunicado la entidad no precisa el tiempo que estará de baja ya que "la evolución marcará su disponibilidad", pero el reto es que esté a punto para el 8 de agosto en el retorno de la competición de las estrellas (1-1 en Italia). Griezmann llegó al vestuario visitante en el descanso, habló con su entrenador ("Ha sido él quien nos ha pedido el cambio", reconoció posteriormente Setién en rueda de prensa) y, junto al cuerpo técnico, decidió que la segunda mitad la vería en la grada. La baja de Griezmann cargará aún más de minutos para este tramo final a Luis Suárez, que acaba de salir de una operación delicada. Braithwaite cuenta más bien poco en los planes.

Griezmann se marchó al descanso muy frustrado. Nada más comenzar el encuentro ante el Valladolid desperdició un peligroso contragolpe. Tampoco conectó bien con Messi, que le pedía el balón desde lejos. Ahí ya empezó a tocarse la pierna derecha. Luego llegó el error tras el pase de Semedo, las molestias y el cambio. Al equipo de Setién le quedan solo dos partidos para intentar sacar del primer puesto de la tabla al Real Madrid de Zidane: el jueves contra Osasuna en casa y luego la última jornada en Mendizorroza ante el Alavés, al que le quema el descenso. En ambos casos dependerá de lo que haga su rival, que camina firme, sin alardes, hacia el título liguero.

En el horizonte culé aguarda ya el Nápoles, sexto en su liga, antes de llegar a la exigente Champions de Lisboa donde el primer rival sería, en caso de derrotar a los italianos, el Bayern, salvo que el Chelsea le dé sorprendentemente la vuelta a la eliminatoria (0-3 en contra). Con ese plan trabajará ahora Griezmann, el único jugador del tridente que forma con Messi y Suárez, que no había sufrido lesión alguna este año.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios