marca un gol y da una asistencia

Marco Asensio revitaliza al Real Madrid contra el Valencia (3-0)

Zidane se la jugó sacando a Marco Asensio en un partido de mucho sufrimiento. Salió a pedir de boca. El balear marcó al minuto de estar en el césped y dio una asistencia a Benzema

Foto: Marco Asensio celebra el gol marcado al Valencia. (Efe)
Marco Asensio celebra el gol marcado al Valencia. (Efe)

El partido estaba para darle palos al Real Madrid y poner en cuestión sus opciones para competir por la Liga. Pero permítanme que se lleve el protagonismo Marco Asensio. Regresó a un partido diez meses después de una grave lesión (24 de julio en pretemporada) y en la primera pelota que tocó hizo gol. El segundo de su equipo, cuando llevaba apenas un minuto en el césped, y que sirvió para dar tranquilidad al juego y hundir a un buen Valencia. "El fútbol recompensa a Asensio. Tenemos muchas esperanzas puestas en él. Ha pasado meses difíciles, pero tuvo fortaleza mental y finalmente ha vuelto para sentirse jugador", dijo Butragueño al final del partido.

De Zidane se suele decir que tiene flor y le acompaña la suerte en momentos decisivos de los partidos. Hay quien puede rebatir este argumento y contrarrestarlo con la valentía del entrenador de sacar a Marco Asensio, como primer cambio, en un partido que ni mucho menos estaba cerrado. Tenía mucho peligro. Estaba el Valencia compitiendo con seriedad y esperando sus opciones para hacer daño. Zidane se la jugó y metió a un chico con una larguísima inactividad y con la incertidumbre que produce saber si era el momento adecuado. Tenía más opciones en el banquillo. Como Bale, Vinicius, Rodrygo… Pero no. Fue Asensio el elegido para darle un plus de inspiración a un equipo que alternó más momentos de juego plano que de brillantez.

Benzema celebra un gol con Mendy. (Efe)
Benzema celebra un gol con Mendy. (Efe)

Es una excelente noticia comprobar cómo la vida te puede recompensar los esfuerzos por muy duro que sea el golpe. Lo de Marco Asensio resultó cruel. La temporada pasada estaba señalado por su bajo rendimiento, falta de comprimiso y sacrificó la Eurocopa Sub 21, que ganó España, para prepararse a fondo en la pretemporada y resarcirse en esta. Llegó la lesión en el partido con el Arsenal y sus sueños se truncaron. ¿Quién le iba a decir que tendría opciones de volver a jugar en esta Liga? El parón por el coronavirus le ha beneficiado y la confianza de Zidane es determinante. Cree en un jugador que tiene claridad en el juego y, por supuesto, gol. Lo extraño fue ver que no celebró el gol con la euforia que se merece el momento tan esperado. La reacción fue de un suspiro. La de quitarse un peso de encima o no ser consciente de lo que le estaba sucediendo. Sea lo que sea, Marco Asensio está de vuelta y hay que interpretarlo como una de esas historias humanas de superación de un profesional del fútbol.

Doblete de Benzema

Marco Asensio marcó un gol y dio la asistencia del tercer gol a Benzema (doblete del francés). La victoria contra el Valencia supone una inyección de confianza para el Real Madrid y sus aspiraciones de ganar esta Liga. Zidane se quejó de la relajación del equipo en el partido contra el Eibar y en un día de apuros puede celebrar la reacción de los jugadores en la segunda parte. Salieron enchufados y con más agresividad después de una lamentable primera parte.

Ganar a este Valencia, perfectamente ordenado en bloque defensivo y peligroso cuando sale a la contra, se puede considerar como un refuerzo moral. El Real Madrid padeció en una mala primera parte en la que se atascó en ataque. Nada de claridad ni de inspiración de la sociedad Benzema-Hazard, que son intocables para el entrenador. Los de Celades desactivaron al Madrid con orden y salidas a la contra de Maxi Gómez y Rodrigo Moreno. Acumuló más disparos el equipo blanco, pero todos desde lejos e inofensivos a las manos de Cillessen. Tan solo una acción, en un mano a mano, de Hazard que evitó el portero holandés. Por contra, el Valencia llegaba a cuentagotas y amenazante. Rodrigo Moreno avisó en una acción vertical. Ganó la espalda a Varane, con espacios, y envió un balón al poste. La jugada de la polémica, la que dará que hablar, es el gol anulado a Rodrigo. Una acción que tuvo que ser revisada por el VAR y en la que el árbitro, que acudió al monitor, señaló que Maxi Gómez (partiendo de fuera de juego) obstaculiza a Varane.

El partido se fue con empate a cero al descanso y el Madrid tocado por el mal juego. Zidane suspirando y Celades quejándose de la decisión arbitral. El descanso fue el punto de inflexión. El Real Madrid pasó de un primer tiempo vulgar a un arranque de la segunda parte en el que le puso corazón y encontró ese resquicio que necesitaba para desequilibrar el partido. Aprovechó el equipo blanco un instante de desorden del Valencia para que se conectaran los tres más talentosos. Modric con Hazard y definición de Benzema. El partido se acabó de romper con la entrada de Marco Asensio, su gol al minuto de estar en el campo, y la asistencia a Benzema para que hiciera un doblete. El segundo gol del francés es un escándalo. Una maravilla el control, con la derecha, para superar al marcador y el remate, con la zurda, a la escuadra. El '9' del Madrid suma 16 goles en la Liga y un total de 21 en la temporada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios