crítico con la renuncia de asensio y rodri

El ataque de Del Bosque contra la hipocresía con Marco Asensio y Rodri en la Selección

Apunta a la falta de responsabilidad, los intereses y el egoísmo de los jugadores y los clubes. El Real Madrid y en este caso el City de Pep Guardiola, y afecta a la falta de autoridad de la Federación

Foto: Marco Asensio celebra un gol con la Selección absoluta en el partido contra Croacia. (Efe)
Marco Asensio celebra un gol con la Selección absoluta en el partido contra Croacia. (Efe)

La polémica por la renuncia de Marco Asensio y Rodrigo Hernández a la Selección española Sub-21 en el Europeo de Italia estaba enterrada. Luis de la Fuente, el seleccionador, desde el primer momento evitó culpar a los jugadores de falta de compromiso. En la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) miraron para otro lado y el presidente, Luis Rubiales, se fue emocionando con la trayectoria del equipo hasta ganar el campeonato. Rubiales bastante tenía con el relevo de Robert Moreno como para gastar energías en la ausencia de dos jugadores que antepusieron sus intereses personales a los de la Sub-21. Cuando España ganó todo este jaleo pareció quedar en nada. Pese a que Asensio, uno de los afectados, no tenía el don de la oportunidad y mientras sus compañeros eliminaban rivales, él presumía de estar relajado en las paradisíacas islas Maldivas.

El veterano Vicente del Bosque reaviva la polémica con unas palabras críticas en las que parece repartir culpas por una mala decisión o lo que puede ser la complicidad de los clubes, jugadores y Federación para decidir cuándo y cómo hay que ir a la Selección. En este caso es la Sub-21, pero no por ello tiene que ser menos importante. España debería estar por encima de los clubes, como los clubes dicen estar por encima de los jugadores. La Sub-21 afrontaba un Europeo y Asensio y Rodri se sintieron con la fuerza moral de no ir a la convocatoria de Luis de la Fuente. Se pasó de puntillas con Asensio y Rodri desde la Federación, el Real Madrid y en el caso del Atlético queda libre de toda sospecha. Rodri estaba negociando su fichaje por el Manchester City. Guardiola, como le podía interesar a Zidane, quería a su jugador desde el primer día en la pretemporada.

[El malestar de Zidane con el frenazo de Pogba]

Prevalecieron todos los intereses por delante de los de la Selección Sub-21 y algunos los justifican como la necesidad de los futbolistas de recargar pilas después de la temporada. Tenían que estar frescos para empezar fuerte la pretemporada. Este es el dolor al que se refiere Del Bosque cuando comprueba que nadie hizo nada por defender los intereses de España. Mete el dedo en la llaga, a conciencia, y sus palabras escuecen, todavía más, cuando plantea la hipocresía con la que se ha minimizado este asunto y el revuelo que su hubiera formado si la renuncia es de dos jugadores catalanes.

Rodri en una acción con Jordi Alba en un entrenamiento de la Selección absoluta. (Efe)
Rodri en una acción con Jordi Alba en un entrenamiento de la Selección absoluta. (Efe)

El falso fanatismo

Del Bosque, en el día del aniversario en el que España ganó el Mundial de Sudáfrica lanza un mensaje -en 'Radio Marca'- que tiene mucho fondo. Del que no solo deben darse por aludidos Asensio y Rodri. Apunta a la falta de responsabilidad, los intereses y el egoísmo de los jugadores y los clubes. El Real Madrid y en este caso el Manchester City de Pep Guardiola. Afecta a la falta de autoridad de la Federación Española de Fútbol. “Lo digo con dolor. Que no hayan ido Asensio y Rodri me parece un poco feo. Me ha sentado muy mal. No sé si tienen la culpa ellos, los clubes… No me ha gustado. Representar a la Selección española en cualquier categoría debe de ser algo que no se puede olvidar. Hay que ir de una manera correcta. Con ganas y entusiasmo. Si hubieran sido catalanes, ¿os imagináis lo que hubiera pasado?”.

La crítica es para que se den por aludidos también los aficionados y periodistas que fanatizan la Selección española con debates sobre el compromiso de los jugadores catalanes. La falsedad que rodea a polémicas que sufrió Del Bosque cuando era seleccionador. No hay que ser muy listo para entender que Del Bosque tiene en la cabeza el nombre de Piqué (felicitó a la Sub-21 en las redes sociales) y lo que padeció en sus carnes para defender a este jugador y tratar de separar lo político de lo deportivo. El que sale más perjudicado de las palabras del ex seleccionador puede ser Marco Asensio. Rodri ha cambiado de aires y entrará con facilidad en el once de Guardiola. La lupa va a estar en el madridista que ha tenido una malísima temporada. Está señalado por su falta de compromiso y liderazgo en el Real Madrid y ahora con la Selección española. Para Del Bosque faltó responsabilidad.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios