La 'carta bomba' que hace estallar el fútbol español y amenaza con penas de cárcel
  1. Deportes
  2. Fútbol
UN MIEMBRO DE AFE CONFIESA GRAVES DELITOS

La 'carta bomba' que hace estallar el fútbol español y amenaza con penas de cárcel

Un miembro de AFE confiesa y acusa a su presidente, David Aganzo, de unos delitos que ya están en el juzgado, donde fueron denunciados por Futbolistas ON, el sindicato 'hackeado'

Foto: Luis Rubiales y David Aganzo. (EFE)
Luis Rubiales y David Aganzo. (EFE)

'El nuevo escándalo en el fútbol español'. Este fue el titular de la información que el 10 de junio del año pasado publicamos en El Confidencial y que es la génesis del 'grave escándalo en AFE' que Marca llevó este martes a su portada. En ella, el diario deportivo adjuntó la carta-confesión de Antonio Saiz, un veterano empleado de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que se ha 'inmolado' al denunciar, además de unos gravísimos delitos, el nivel de corrupción y técnicas mafiosas que se gastan en las cloacas del fútbol español. Aunque, claro, la pregunta que surge es: ¿por qué esta confesión ahora cuando el pasado 18 de octubre el propio Saiz negó estos hechos delante de un juez en Alcobendas?

Cómo no, las miradas se dirigen a la guerra de Luis Rubiales contra Javier Tebas como punto de partida. Con la citada AFE dividida entre los que se mantienen fieles a su ex presidente y ahora presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y los que tras la escisión encontraron refugio en el máximo dirigente de LaLiga, quien midió mal al pensar que les servirían. Que nadie olvide que, como apuntó el propio Tebas, "más del 70% del presupuesto de AFE lo cubre LaLiga y tienen salarios de 3,5 millones de euros", aunque estas cantidades en la mayoría de los casos son indirectamente proporcionales a la formación y capacidad de sus directivos. Y, por último, con la víctima de todo este entramado mafioso: Futbolistas ON, un eslabón, más que perdido, permanentemente ninguneado, cuya independencia le ha convertido en enemigo de todos, aunque por ello cada vez más conocido y reconocido entre los y las futbolistas para quienes trabaja. ¿Acaso un sindicato no es esto?

[LaLiga, "con los inútiles de Aganzo and company" de aliados]

Al ser un tema tan farragoso en las formas como turbio en el fondo, no vale andarse con tapujos. Futbolistas ON nació hace más de dos años bajo el pesado yugo del 'conmigo o contra mí'. No es fácil romper un monopolio de 40 años. Denostado desde el primer día por Rubiales al estar liderado por Juanjo Martínez, ex compañero y ex amigo, y Tamara Ramos, ex trabajadora de AFE que tanto sabe de él. Señalado como sindicato vertical de LaLiga. Una falacia que el tiempo se ha encargado no solo de desmentir sino, incluso, de contradecir, pues ha sido AFE quien ha terminado en brazos de Tebas hasta que ¿Rubiales? la ha hecho estallar a través de la 'carta-bomba' de Antonio Saiz, quien solo confiesa lo que Futbolistas ON denunció en un juzgado, de ahí que será un juez quien se encargará de dictar cómo acaba esta trama.

Tenemos que remontarnos a junio del año pasado, cuando Futbolistas ON se querelló contra su ex tesorera, Ana Vila, por sustraer información confidencial solo un día antes de dimitir. Aunque lo más grave era que lo hubiera hecho con la intención de pasársela a los únicos que realmente podían estar interesados en tener acceso a unos archivos con datos de alrededor de 2.700 futbolistas. Un delito previsto en el artículo 278 del Código Penal por el que están tipificadas penas de cárcel que podrían agravarse si, como denuncia también el querellante, esos datos hubieran sido entregados a AFE, es de suponer que con vistas a sacar provecho en las primeras elecciones sindicales celebradas en el fútbol español y que, con razón, fueron impugnadas por Futbolistas ON.

Pues bien, once meses y un día después, el diario Marca ha publicado una carta de Antonio Saiz dirigida a la Junta Directiva de AFE en la que acusa a su presidente, el 'masterizado' David Aganzo, de obtener fondos para conseguir de forma ilícita documentación fiscal del sindicato rival. Una información procedente de la Agencia Tributaria que se habría obtenido "mediante pago a un funcionario público" y que el propio Saiz entregó posteriormente a su presidente en presencia de Diego Rivas, secretario general de AFE. Se trataría de los Modelos 037 y TF2 de la AEAT, además de nóminas, datos personales... con los que Aganzo querría demostrar y acreditar que Futbolistas ON era un sindicato amarillo, algo que, por cierto, no pudo hacer pues no encontró nada irregular ni con lo que acusar a su rival.

El ordenador de la ex tesorera

Según un informe pericial informático encargado por Futbolistas ON del ordenador que Ana Vila, a pesar de tener firmada una cláusula de confidencialidad, entregó unas horas antes de dimitir, la ex tesorera copió información privilegiada, como contratos, nóminas, datos de facturación y fiscales, que, según la confesión de Antonio Saiz, posteriormente habría compartido. La sospecha de que los hubiera sustraído para hacérselos llegar a AFE se basa en que varios miembros de este sindicato, como Diego Rivas y el propio Saiz, revelaron que conocían datos privados de su competencia que iban a salir a la luz, tal y como se asegura en la querella que fue admitida a trámite. De hecho, y en concordancia con lo que ahora confiesa Saiz, desde AFE podrían haber intimidado a jugadores con derecho a voto, de ahí que su rival en las elecciones pidiera al juez que llamara a declarar como testigos a Rivas y Saiz.

Lógicamente el foco está puesto en Aganzo y en otros miembros de AFE como Diego Rivas y el propio Antonio Saiz, pero que nadie se olvide de la ex tesorera de Futbolista ON, Ana Vila, quien, según el Código Penal, se arriesga a penas de cárcel de dos a cuatro años de prisión por apoderarse de datos secretos de la empresa, y de tres a cinco años por difundirlos, revelarlos o cederlos a terceros. Ni tampoco de ese misterioso "funcionario público" que, según la confesión de Saiz "cobró 3.000 euros (...) cantidad que aportaron algunos miembros de la Junta directiva y trabajadores de AFE (...) dinero que fue recaudado por el codirector de la Asesoría Jurídica de AFE, Gonzalo de Medinilla". Por cierto, en este asunto quedarse en el cohecho a un funcionario público es como lo de mirar el dedo y no la luna...

David Aganzo, presidente de AFE, tras una reunión en la sede de LaLiga. (EFE)
David Aganzo, presidente de AFE, tras una reunión en la sede de LaLiga. (EFE)

Jesule ya levantó la liebre...

Tal y como informamos El Confidencial en agosto del año pasado, desde la RFEF se fraguó un motín para desbancar a David Aganzo de la presidencia de AFE a través de una moción de censura organizada por diferentes miembros de su Junta Directiva, además de empleados y ex empleados afines a Rubiales. "Nosotros pusimos a dedo a David Aganzo; no está capacitado", afirmó en el diario AS el vicepresidente y director deportivo de AFE, Jesule.

Jesule también reconoció que "hemos querido que esto no salga a la luz porque no es bueno para AFE, pero… Están mintiendo (...) Teníamos unas elecciones sindicales con Futbolistas ON en las que había que mantener la unidad y por responsabilidad había que estar todos unidos, pero cuando ha llegado el momento en el que se ha acabado esta batalla, nuestra obligación de Junta nos hace decir basta con las actuaciones de Aganzo y la forma de llevar el sindicato (...) Le dijimos 'David, tienes que dimitir. Tienes que dimitir porque no queremos que esto salga a la luz pública, queremos que se quede aquí". Evidentemente, Jesule se refería a todo lo confesado ahora por Antonio Saiz.

Tanto Diego Rivas en declaraciones a la Cadena Cope como el propio Aganzo en un breve comunicado se apresuraron a desmentir las acusaciones, algo que tampoco es de sorprender, pues el primero ya mintió delante de un juez cuando fue llamado a declarar como testigo y veremos lo que hace el segundo cuando sea llamado por el juez como imputado, algo que después de la confesión de Saiz —a saber animado por quién y con qué fin— no tardará en suceder.

Una actitud muy distinta a la de Juanjo Martínez, a quien en los micrófonos de Radio Marca le quebró la voz al recordar lo mal que lo están pasando en Futbolistas ON, un sindicato al que LaLiga, la RFEF y el propio Consejo Superior de Deportes (CSD) no pueden seguir ninguneando. Aunque solo sea por su posicionamiento en el fútbol más modesto, el de Segunda B y Tercera, además del femenino, en el que también está siendo decisivo, y con una implantación cada vez mayor en el profesional, donde muchos ahora por fin abrirán los ojos. Es decir, la dirección contraria a la que lleva AFE, donde, con razón, un ex miembro de este sindicato que ahora trabaja en LaLiga dijo que estaban "los inútiles de Aganzo and company".

Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) LaLiga Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales Javier Tebas
El redactor recomienda