tras responderle en instagram

El entrenamiento en que Leo Messi explotó contra Éric Abidal y le tuvieron que frenar

Al día siguiente de responder en público a unas declaraciones que realizó Éric Abidal en una entrevista, Leo Messi se encaró con el francés en el entrenamiento

Foto: Leo Messi marcó el gol de la victoria del FC Barcelona ante la Real Sociedad el pasado fin de semana. (Reuters)
Leo Messi marcó el gol de la victoria del FC Barcelona ante la Real Sociedad el pasado fin de semana. (Reuters)

La crisis institucional del FC Barcelona es un hecho. La ruptura del vestuario con la directiva es evidente. Hace un mes, Éric Abidal, director deportivo de la entidad, concedió una entrevista a los compañeros de 'Sport' tras el despido de Ernesto Valverde en la que aseguró que había jugadores que "no trabajaban mucho con Ernesto". Esas palabras tuvieron una respuesta inmediata del capitán. Leo Messi hizo público, a través de sus redes sociales, su descontento torpedeando a Abidal y pidiendo que, si señalaba, lo hiciera con nombres. El argentino pidió que asumiera sus errores sin manchar la imagen del vestuario.

"Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que tomar", aseguró Messi en dicha publicación. Pero la disputa pública, por llamarla de alguna forma, no quedó ahí. Hubo más, pero esta vez cara a cara según ha podido saber El Confidencial.

Al día siguiente, el Barcelona entrenó con normalidad, aunque con la presencia de Éric Abidal. El francés quiso estar allí y dar la cara después de reunirse con Bartomeu y firmar una tregua. Estaba apoyado en las vallas que dividen las gradas del césped del campo Tito Vilanova, habitual lugar de entrenamiento del primer equipo, cuando todo se precipitó.

Éric Abidal (d) ha pasado a un segundo plano mediático desde su enfrentamiento con Leo Messi. (EFE)
Éric Abidal (d) ha pasado a un segundo plano mediático desde su enfrentamiento con Leo Messi. (EFE)

El 'papelón' de Setién en sus primeros días

Leo Messi, aún mosqueado con la situación, vio al director deportivo a lo lejos. En ese instante dejó de entrenar, ante el asombro de sus compañeros, y se fue directo a él a mostrarle personalmente el enfado que tenía tras escuchar sus palabras. Varios compañeros trataron de calmar al '10' para evitar que la situación fuese a mayores. Hubo mucha tensión. El entrenamiento se paró de inmediato ante el 'papelón' para el recién llegado Quique Setién... Por suerte para el FC Barcelona no fue a más y todo se quedó en una chispa que no incendio. Fue un episodio que evidenciaba la brecha existente entre el vestuario y los despachos.

Desde entonces, Éric Abidal ha pasado a un segundo plano mediático. La intención es olvidar cuanto antes aquel suceso y centrar todo el esfuerzo en los resultados del equipo, sin que nada salpique a la directiva. Pero lo cierto es que la crisis interna es difícil de esconder. Con capítulos como el de Eder Sarabia, que tiene a la afición y vestuario de su parte, pero que tuvo que disculparse con el club.

Desde dentro son pocos los que quieren hablar de la situación y nadie quiere meterse en esos mares difíciles. Son arenas movedizas para los jugadores. La directiva está tocada (pese al liderato) y el futbolista lo único que quiere es jugar. Abidal y Bartomeu decidieron continuar con la misma estructura en la dirección deportiva para que no hubiese ni ganadores ni perdedores. Otra cosa será en verano. Ahí quizás los caminos de Abidal y el Barça se separen... Fuentes cercanas a la secretaría técnica abren la posibilidad a una salida del club por parte del francés.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios