lanzado a primera división con 'su' almería

Adiós a Guti o por qué José María Gutiérrez renuncia a su apodo

José María Gutiérrez, 'Guti', desea aparcar su apodo futbolístico y con el que destacó en el Real Madrid para esculpir una nueva imagen como entrenador alejada de aquel genio irregular

Foto: José María Gutiérrez, Guti, entrenador del Almería. (@LaLiga)
José María Gutiérrez, Guti, entrenador del Almería. (@LaLiga)

Lo peor que ha hecho José María Gutiérrez desde que es entrenador del Almería es renunciar al apodo futbolístico. No quiere que le llamen ‘Guti’. Corta de raíz con la imagen del chico de la cantera que hizo una larga carrera en el Real Madrid para reivindicar su madurez. A partir de ahora le gustaría que se le mirara con los ojos de un entrenador que tiene nombre de señor respetable. Con las siglas JMG. Lo que para muchos puede ser una chorrada para JMG es una necesidad. No es lo mismo ser Guti que José María Gutiérrez. Igual que no es lo mismo ser futbolista que tener la responsabilidad de ser el jefe, en lo deportivo, del Almería. Guti queda para los colegas y su nombre entero con el primer apellido tiene un tono más serio.

Lo mejor que ha hecho JMG desde que se ha hecho cargo del Almería es enganchar una racha de tres victorias consecutivas y tener al equipo segundo y a cinco puntos del Cádiz. La última jornada se ha ganado que le llamen José María Gutiérrez con la remontada ante el Mirandés en casa y ante el delirio de los aficionados y los elogios del jeque y dueño saudí del club. Con un jugador menos y un gol en contra se fue al descanso y cambió el chip de sus jugadores. Guti (perdón José María Gutiérrez) hizo su primer curso de entrenador bueno: colocó tres centrales y cambió el sistema. Enchufó al equipo y dio la vuelta al marcador. Una victoria (3-1) contundente y convincente que le vale para justificar que Guti era un jugador genial y rebelde y JMG es el entrenador.

Guti en un entrenamiento del Almería. (@U_D_Almeria)
Guti en un entrenamiento del Almería. (@U_D_Almeria)

Con 43 años hay otra persona y otro tipo de profesional en la figura de José María Gutiérrez. El reto que aceptó tiene un alto riesgo porque el jeque da por hecho que el Almería estará en Primera división la próxima temporada y fichó a Guti como estrella mediática. Sí, a Guti. Al chico que hizo una larga carrera en el Real Madrid y ahora se quiere comer el mundo en los banquillos. Para el jeque es Guti. Igual que Mourinho es ‘Mou’ y Guardiola es ‘Pep’, Zidane es ‘Zizou’ y Simeone es el ‘Cholo’ en la jerga popular del fútbol. Pero JMG prefiere que no se le recuerde como el Guti que era un genio irregular como jugador y su personaje estaba entre los futbolistas más solicitados de la prensa del corazón. Lo frívolo queda atrás.

Es una pena que no quiera que le llamen Guti porque realmente se le identifica, para los futboleros y madridistas, como uno de los mejores canteranos que ha dado la fábrica de la casa blanca en los últimos años. Guti, ‘Rulo’ (Raúl González Blanco) e ‘Iker’ (Casillas) pueden ser las tres últimas perlas de la cantera del Real Madrid antes de que llegara la política de los ‘Galácticos’ y los ‘Zidanes y Pavones’ de Florentino Pérez o ahora se fiche a brasileños (Vinícius y Rodrygo) por 45 millones de euros. Costará encontrar otro Guti en la cantera del Madrid. Y no es precisamente Fede Valverde, un acierto de fichaje por 4 millones de euros que tiene músculo y es muy válido, pero no tiene la fantasía de Guti. A JMG le llamaban ‘nene’ sus compañeros en el campo. Los Hierro, Sanchís, Raúl... son fans del rebelde Guti que ahora quiere ser José María Gutiérrez. El señor de los banquillos. Costará quedarse con JMG. Siempre será Guti.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios