sin acuerdo para el convenio colectivo

Una huelga para ser mileuristas: por qué paran las futbolistas

Tras no funcionar la mediación de la Dirección General de Trabajo y no llegar a un acuerdo, las futbolistas comienzan este fin de semana una histórica huelga indefinida

Foto: Imagen del FC Barcelona-CD Tacón de la primera jornada de la Primera Iberdrola. (EFE)
Imagen del FC Barcelona-CD Tacón de la primera jornada de la Primera Iberdrola. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La novena jornada de la Primera Iberdrola prevista para este fin de semana no se disputará. Será la primera afectada por la huelga indefinida convocada por las futbolistas en protesta por la falta de acuerdo para el primer convenio colectivo de su historia. Hace un mes, las jugadoras dijeron basta y se plantaron. Ni los esfuerzos mediadores del Gobierno han conseguido poner de acuerdo a sindicatos y patronal.

Las primeras reuniones entre las partes comenzaron en octubre de 2018. A un lado de la mesa, la patronal: la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). que agrupa a todos los clubes de primera división salvo el FC Barcelona, el Athletic Club y el CD Tacón. Al otro, los sindicatos que representan a las jugadoras: el mayoritario, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), FutbolistasON y UGT. Entre aquella fecha y este sábado, unas 20 reuniones sin acuerdo que dejan en muy mal lugar al fútbol español.

Qué piden las futbolistas

Las jugadoras piden un salario mínimo, un protocolo para los casos de acoso, 30 días de vacaciones pagadas, coberturas sanitarias en caso de lesiones de larga duración y ayudas a la maternidad.

El gran escollo ha estado en el salario. Las jugadoras empezaron reclamando un sueldo bruto de 20.000 euros anuales que luego bajaron a 16.000 tras la primera contraoferta de la ACFF, que no pasaba de los 13.000. Los sindicatos defienden una parcialidad mínima del 75%, lo que dejaría el salario mínimo en 12.000 euros. Sin embargo, los clubes no pasaban del 50%, unos 8.000 euros. Esa es todavía una diferencia insalvable.

El Gobierno, a través de la Dirección General de Trabajo, ha intentado mediar en las últimas semanas. Esta semana, el organismo público, tras escuchar a las dos partes, lanzó su propuesta, muy similar a la postura de las jugadoras: un salario mínimo de 16.000 euros con un 75% de parcialidad. Los clubes la rechazaron, lo que convirtió la huelga en inevitable.

En medio de todo están los intereses cruzados de la Real Federación Española de Fútbol (Luis Rubiales) y Mediapro (Jaume Roures), que han trasladado su guerra a la negociación de este convenio con ofrecimientos de dinero que darían a los clubes la capacidad económica que ahora dicen no tener para justificar no cumplir con las demandas de sus jugadoras.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios