dos expulsados en la primera jornada

Salvar al tendón de Aquiles: el último criterio arbitral que descoloca a la Liga

Las expulsiones de Luka Modric y Jorge Molina han abierto un debate, pero el criterio de los árbitros es claro: si hay pisotón, voluntario o no, en esa zona, hay expulsión

Foto: Luka Modric fue expulsado en la segunda parte del Celta-Real Madrid. (EFE)
Luka Modric fue expulsado en la segunda parte del Celta-Real Madrid. (EFE)

Como si de una especie protegida se tratara, el fútbol ha decidido esmerarse en la protección del tendón de Aquiles de los jugadores. Desde esta temporada, toda entrada que termine en un pisotón en esa zona debe ser castigada con la tarjeta roja. En la primera jornada de Liga, dos futbolistas, Luka Modric y Jorge Molina, fueron expulsados por acciones de ese tipo, que hace solo tres meses habrían sido sancionadas con una amarilla. Ahora no, y no todos lo han recibido de la misma manera. Como sucedió hace un año con el VAR, hay confusión sobre el criterio exacto que se debe aplicar.

"No lo entiendo, el viernes estuvo un árbitro profesional y nos dejó claro que esta norma era cuando había intencionalidad. No lo puedo entender por Modric ayer o por Molina hoy, dos jugadores incapaces de hacer daño intencionadamente y por lo tanto no debe ser sancionado así. Si hacemos esto nos cargamos el espectáculo", se quejó José Bordalás tras la derrota del Getafe ante el Atlético de Madrid. Jorge Molina, delantero azulón, fue expulsado por una entrada por detrás a Thomas, a quien pisó en el tendón de Aquiles.

"Hay que reflexionar, primero los colegiados. Cuando la hay lo entiendo y cuando no la hay, te lo cargas. Jorge me dijo que no había intencionalidad, le pisa porque son acciones muy rápidas en carrera. Cuando la he visto repetida es que no hay intencionalidad", añadió el entrenador del Getafe.

Jorge Molina se queja de su expulsión durente el Atlético de Madrid-Getafe jugado este domingo. (Reuters)
Jorge Molina se queja de su expulsión durente el Atlético de Madrid-Getafe jugado este domingo. (Reuters)

La versión que dio el Cholo Simeone fue muy distinta. "A nosotros nos informaron el otro día que no se valora la intencionalidad cuando un jugador pisa a un compañero o un rival de espaldas, debido a que si estás tres meses afuera estás tres meses afuera", dijo el entrenador del Atlético. "Desgraciadamente para los jugadores, es muy difícil detenerse entonces, porque la intención no está, pero el pisotón y la lesión posterior de un compañero sí puede estar. Los árbitros han decidido esta situación. Cuando es por delante es amarilla y cuando es por detrás es roja".

Uno de los dos miente o recibió una formación incorrecta. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) publicó este lunes una circular con las conclusiones de los seminarios de formación impartidos a los árbitros de Primera, Segunda y Segunda B durante la pretemporada. El punto 4, 'Entradas y disputas (tackles)', trata las entradas por detrás como las que realizaron Modric y Molina. Esto es lo que dice:

"Se visualizaron, al igual que en los otros apartados, numerosas jugadas de la temporada pasada y se puso especial énfasis en las entradas realizadas por detrás o sobre zonas de alto riesgo de lesión (tendón de aquiles, gemelo, tibia,…) ya que ponen claramente en peligro la integridad física del jugador que las recibe.

Los árbitros deben proteger la integridad física de los jugadores y sancionar este tipo de acciones con la correspondiente tarjeta roja. Del mismo modo, se insiste que en caso de que el árbitro en el terreno de juego cometa un error claro y manifiesto en la identificación de estas acciones, el VAR debe intervenir para recomendar al árbitro la revisión en el monitor.

Se consideran de menor riesgo las acciones donde un jugador “pisa” en el pie a otro jugador en la disputa del balón. En estas ocasiones, se considera que las acciones son temerarias y que la amonestación es la decisión disciplinaria correcta".

Ninguna referencia a la posibilidad de jugar el balón ni a la intencionalidad. Sí al VAR, que actuó tanto en Balaídos como en el Wanda Metropolitano: en ambos casos, los árbitros no habían decidido expulsar a los futbolistas, pero tras revisar las acciones en el monitor y ver que pisaban el tendón de Aquiles de los rivales, decidieron mostrarles la tarjeta roja.

Las acciones de Modric y Molina son similares, pero la redacción de las actas del Celta-Real Madrid y el Atlético de Madrid-Getafe demuestra una diferencia. Así describió Xavier Estada Fernández la entrada de Luka Modric a Denis Suárez:

"En el minuto 56 el jugador (10) Modric , Luka fue expulsado por el siguiente motivo: Por impactar con los tacos en la zona del tendón de aquiles adversario sin posibilidad de disputar el balón".

Y así describió Guillermo Cuadra Fernández la entrada de Jorge Molina a Thomas:

"En el minuto 36 el jugador (19) Molina Vidal, Jorge fue expulsado por el siguiente motivo: Por impactar con los tacos en la zona del tendón de aquiles de un adversario en la disputa del balón".

Un árbitro hace referencia a la imposibilidad de disputar el balón y el otro no, de lo que se deduce que esa circunstancia es irrelevante para sancionar con tarjeta roja la acción. Tampoco hay mención alguna a la intencionalidad, la principal queja de Bordalás.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios