después de derrotar al recreativo de huelva

Por qué Carlos Matallanas ahora lo tiene más fácil: el Fuenlabrada sube a Segunda

Carlos Matallanas, asistente del entrenador del Fuenlabrada, Mere, dispondrá de 'mejoras laborales' para ser más eficaz. Como enfermo de ELA, cuenta con limitaciones en su labor

Foto: Carlos Matallanas, delante de su ordenador y con la camiseta del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)
Carlos Matallanas, delante de su ordenador y con la camiseta del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)

Por cuestiones físicas, su trabajo ha sido el más sigiloso de todo el fútbol español. Desde su cama en el Puerto de Santa María, Carlos Matallanas ha analizado rivales y a sus propios jugadores del Fuenlabrada. Ha indicado a su entrenador, Mere Hermoso, qué opinaba durante la semana de tal y cual jugador, del sistema... También ha hecho lo propio en el descanso de los partidos que ha podido seguir en directo, que no han sido todos, algo que no sucederá la próxima temporada, ya en Segunda División, tras empatar este domingo con el Recreativo de Huelva 1-1 (4-1 ha ganado en total de la eliminatoria).

El Fuenlabrada es uno de esos maravillosos milagros del deporte y del fútbol. El romanticismo deportivo permite 'alcorconazos', que en la poderosa Premier gane el Leicester o que equipos de pequeñas poblaciones como el Leganés, Eibar o Villarreal se hayan asentado (más o menos) en la segunda liga con mayor poder económico del mundo. También ha permitido que el Fuenla, un humilde club que ha estado gran parte de su vida entre Tercera y Segunda B, haya ascendido de manera contundente a la categoría de plata tras superar al decano del fútbol español (con permiso del Rio Tinto Foot-Ball Club). Este domingo, por cierto, también ascendió el Racing de Santander tras apear al Atlético Baleares.

Por nombre e historia, el Fuenlabrada debía ser una perita en dulce para el ascenso del Recre, pero el baño que recibió en el Fernando Torres —los andaluces cayeron por 3 a 0— lo dejó con las mismas posibilidades que el Liverpool ante el Barcelona en Champions... Aunque, en esta ocasión, el oficio del equipo madrileño y el precedente tan cercano culé sirvieron para que el Fuenla saliera en Huelva con una mentalidad ganadora y de partido de Primera División. El exitoso Mere, Carlos Matallanas y los suyos sabían que no lo tenían hecho y esta fue la 'receta' durante la semana que pasó entre la ida y la vuelta.

El caso especial de Matallanas

Como explicamos en El Confidencial cuando se hizo oficial su fichaje por el Fuenlabrada, Carlos Matallanas es un asesor especial dentro del fútbol. Con una dilatada carrera como jugador de Tercera madrileña y andaluza, y un primer grado del curso de entrenador, a 'Mata' le atrapó la ELA hace ya cinco años y le envió al banquillo. Desde su cama, donde lleva dos temporadas, su motivación e ilusión por vivir le han permitido no solo seguir cerca de su pasión, sino ascender a un peldaño que nunca había pisado con las botas puestas: la Segunda.

Cuando hace unos meses charlamos con el técnico del Fuenlabrada, Mere, durante la entrevista quería dejar muy claro que tenía a Carlos en su cuerpo técnico por su conocimiento y sabiduría, nada de un puesto caritativo o similar. Su insistencia en este punto hacía pensar que había gente que así lo pensaba. Nada más lejos de la realidad, cuando Mere está pendiente de su teléfono móvil en el descanso de un partido para ver qué visión ha tenido Carlos durante la primera mitad y hacer los retoques necesarios en el equipo. Mata opina y Mere decide.

El corte a Carlos Matallanas

Lo más complicado para Matallanas en Segunda B ha sido poder ver los partidos en directo. En Fuenlabrada no había problema, porque se los pasaban todos 'online', pero algunos choques de fuera no los ha podido seguir, como tampoco ha podido analizar como él hubiera querido a diferentes rivales por la falta de medios tecnológicos en determinados partidos.

Carlos depende de la tecnología, y no solo para trabajar. En la semana del Fuenlabrada 3-0 Recreativo, el madrileño sufrió un corte de luz que Endesa, la compañía eléctrica que suministra energía a su casa, no fue capaz de avisar, prevenir o solventar con la brevedad que necesita una persona cuya vida depende de la energía para respirar (respiración artificial), pese a que su vivienda está declarada (tras un infierno de burocracia) como protegida, de "suministro eléctrico no cortable, esencial por tratamiento médico". Carlos sigue vivo gracias a sus baterías y con la incertidumbre de si la próxima vez el corte será más largo... A Endesa parece fallarle en este caso la última parte de su eslogan: 'Luz, gas, personas'.

Más allá de seguir vivo gracias a la mencionada tecnología, Carlos también depende de ella para comunicarse con familiares y gente cercana, para continuar escribiendo artículos en el diario 'As', realizar entrevistas y llevar a cabo su labor como asistente de entrenador. Cuantos más medios, más fácil desarrollará su trabajo. Así que ahora, en Segunda División, podrá ver todos los partidos de todos los equipos y seguirá en directo también todos los del Fuenlabrada, ya sea en casa o fuera. Luz mediante, su trabajo será más 'fácil' el próximo curso.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios