COMO asesor TÉCNICO

Carlos Matallanas, con ELA, ficha por el Fuenlabrada como analista

Carlos Matallanas tiene ELA y desde hace dos años está encamado. Este obstáculo no le impide cumplir su sueño de ser entrenador de fútbol: ya es segundo 'virtual' del Fuenlabrada

Foto: Carlos Matallanas delante de su ordenador y con la camiseta del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)
Carlos Matallanas delante de su ordenador y con la camiseta del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)

Carlos Matallanas no está aquí por ser un enfermo de la ELA. Está aquí porque está capacitado para hacerlo. Le he tenido como compañero y sé que ve el fútbol muy bien”. Con rostro firme, el director deportivo del Fuenlabrada, Melgar, quiere aclarar antes de nada que esto no es una obra de caridad. Carlos, periodista y exfutbolista de Tercera, ha fichado esta temporada por el CF Fuenlabrada. Es una especie de segundo entrenador 'virtual' de Mere, el técnico del equipo que marcha cuarto en el Grupo I de Segunda B (primer peldaño de nuestro fútbol profesional). Lleva encamado y conectado a un respirador desde 2016 y desde allí trabaja, su tetraplejia causada por la ELA le impide hacerlo de otro modo.

Cómo se fraguó el fichaje

- Melgar: “Todo empieza en verano. Gonzalo Escudero, analista del club, me pide que podemos traerle un ayudante. Se lo comento a Petón (asesor externo del Fuenlabrada, además de escritor, exfutbolista, columnista...)”.

Carlos cuando era entrenado por Mere en el Racing Portuense. (Erasmo Fenoy)
Carlos cuando era entrenado por Mere en el Racing Portuense. (Erasmo Fenoy)

- Petón: “Cuando me lo preguntó Melgar, se me ocurrió Carlos porque el cabrón tiene un talento impresionante. Es un analista de primer orden y posee una visión que sólo tienen los futbolistas privilegiados. De Bobby Moore (exfutbolista inglés de la mitad del siglo pasado) se decía que tenía la visión de las sombras porque era capaz de saber en qué lugar del campo estaban todos los jugadores, los de su equipo y los del rival. ¡Este tío (Carlos) tiene eso y sin poder ver toda la imagen del campo por la televisión!”.

- Melgar: “Esto, unido a que había sido compañero mío y que trabajó ya con el míster (Mere, en el Cádiz B) hizo más fácil decirle al propio Mere: “Carlos es la persona idónea””.

- Mere: “Me lo dijo Melgar y mi reacción fue: “Hostias, sería una gran ayuda para mí. Vamos para delante”.

La emoción controlada de Carlos

“Cuando me ofrecieron el puesto me emocionó, aunque no me sorprendió mucho porque es un proceso natural, no soy un paracaidista que ha aterrizado aquí de repente (Mere entrenó a Matallanas en el Racing Portuense, Matallanas fue compañero de Melgar…). Si tengo esta oportunidad es por todo lo vivido anteriormente y porque ellos no ven barreras por mi situación. Sé que desde fuera, lo que hago puede resultar muy llamativo. Pero desde dentro lo vivimos con mucha más naturalidad. Son contactos y oportunidades que hubiera aprovechado igualmente de no haber enfermado. Mira, nuestro entrenador de porteros es Manolo Rubio, que era mi portero en el Carabanchel. Y hasta nuestro utillero, Baba Sule, fue compañero mío en el centro del campo del Majadahonda. Son evoluciones naturales”. Fútbol.

Matallanas y el azul del 'Fuenla'. (Cata Zambrano)
Matallanas y el azul del 'Fuenla'. (Cata Zambrano)

Carlos, tras una dilatada carrera en el balompié modesto de Madrid y Andalucía, decidió compaginar su carrera periodística con los estudios de entrenador, hasta que la ELA dinamitó absolutamente todo. Bueno, casi. Una vez que sus músculos le dejaron inmóvil, dependiente y comunicado con el mundo externo sólo a través de un ordenador que maneja con sus pupilas, comenzó a echar cables asesorando a equipos como el Móstoles de su amigo Iván, el Atlético de Madrid de su amigo el Mono Burgos, el juvenil del Villarreal, el Cádiz B de su amigo Mere… Hasta que este verano ha firmado su primer contrato profesional con el Fuenlabrada.

“Mi puesto está ligado estrechamente al entrenador, Mere, he llegado con él y me iré con él cuando toque, que esperemos que sea dentro de mucho y con los deberes hechos. Desempeño un puesto de total confianza, como el que tiene cualquier entrenador con su segundo. Sólo que yo no puedo tener presencia diaria en el vestuario y en el césped, para eso ya hay un segundo entrenador que ya estaba en el club antes de nuestra llegada. Así que yo, en la distancia, hago otro tipo de labor. Se podría llamar asesor técnico del entrenador”, explica Carlos detenidamente a El Confidencial.

Cómo se realiza la comunicación

“Su ayuda consiste en decirme cómo ve al rival, un análisis de competición… Por su condición no puede utilizar herramientas con las que trabajamos, pero sí que con su visión -que es muy buena- saca conclusiones y describe cómo ve los partidos”, explica Mere. Un equipo de 2ª B española cuenta hoy en día con medios muy similares a los que puede tener uno de Segunda e incluso un modesto de Primera. Los recursos son más amplios conforme se avanza de categoría, pero el modo de trabajo, funcionamiento, profesionalidad y exigencia es similar.

Su labor está definida, pero ¿cómo es capaz de realizar dicha tarea desde una cama situada en una habitación del Puerto de Santa María? “El contacto con él es a través de WhatsApp y suelo ser yo el que le ‘orienta’ preguntándole qué opina de un jugador o cómo le podemos meter mano a tal rival... Le voy cambiando los estímulos cada semana y hay veces que es él quien propone “Mere, yo creo que por aquí vamos bien o debemos intentarlo por aquí”. Con su excelente visión saca conclusiones que son muy constructivas. Si uno revisa su trabajo semana a semana uno se da cuenta de su aportación”, añade Mere.

Los jugadores del CF Fuenlabrada (@CFuenlabradaSAD)
Los jugadores del CF Fuenlabrada (@CFuenlabradaSAD)

La influencia de Matallanas al descanso

“Es complicado explicar mi rutina diaria. Una persona sana se ducha y se viste en un cuarto de hora y yo dedico más de dos horas todos los días. Y así con todo. Tengo muy poco tiempo efectivo y tengo que estar muy cómodo para centrarme. Pienso a diario en el Fuenlabrada, dedico un rato a hablar con Mere, reviso los documentos y la información y me creo una opinión que voy transmitiendo. Es algo intermitente, pero continuo. Así todo, también cuando preparo un nuevo artículo periodístico, por ejemplo (escribe en el ‘As’). La cabeza se adapta a esta organización lenta que desde fuera puede parecer desesperante”.

El concepto del tiempo cambió para Carlos desde que la ELA entró en su vida hace un lustro, aunque no cambió para los que le rodean y en el fútbol, cada semana hay examen, con lo que la exigencia de un equipo con aspiraciones de ascender a Segunda explica esa “intermitente, pero continua” actividad. “Es la tecnología, que es capaz de potenciar mi mermada capacidad de comunicación hasta el punto de hacer olvidar al interlocutor que está hablando con un tetrapléjico. WhatsApp permite el intercambio de archivos y Mere me envía también audios cuando lo que me quiere comentar es más exhaustivo o técnico. Por el correo me manda los vídeos de partidos o de análisis del rival o de nosotros”. El sacrificio como rutina vital y las ganas por seguir creciendo profesionalmente se apoyan en la tecnología para que este aparente ‘milagro’ se convierta en un ‘si quieres, puedes’.

Carlos visualizando una alineación del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)
Carlos visualizando una alineación del Fuenlabrada. (Cata Zambrano)

'Mata' está al corriente del planning semanal y se va “informando de como está entrenando el equipo, bajas, estados de forma individuales… Mere me comenta sus inquietudes en la preparación diaria y puntualmente graba algún ejercicio y me lo manda para que lo vea. Estas primeras semanas ha sido ir conociendo a los jugadores, su carácter, sus cualidades... Los partidos los veo en directo y luego en frío le doy mi visión y mis opiniones. Pero ya en la preparación hemos hablado mucho y sé de antemano todo lo que voy a ver”. De hecho, en cuanto a los partidos, Mere puntualiza que “a partir de ahora, en días de partido que él pueda ver en directo (todos los de casa y la gran mayoría de fuera a través del Facebook del Fuenlabrada), se va a poner en contacto conmigo en el descanso y marcar dos-tres pautas para corregir. En directo él va a tener influencia sobre lo que el equipo va a hacer”.

Los jugadores le irán conociendo

Es un 'staff' único en el mundo del fútbol y, como tal, ¿cómo han reaccionado los jugadores? “Es un proceso que necesita de la comprensión del que está en el otro lado y a mí también me gusta pasar desapercibido... Así que esta información (la de la labor de Carlos) ni siquiera lo saben nuestros jugadores porque tampoco me gusta darle mucha trascendencia. Prefería sentarme y explicar todo bien… Se necesita un momento con más tranquilidad de la que hemos tenido en estos días con tanto ajetreo de competición. Ahora les explicaremos a los jugadores, con calma, la participación de Carlos en este proyecto y la situación”. Mere entiende que esta circunstancia especial requiere también un momento especial para comentarlo y que el receptor -los jugadores- lo comprendan bien.

Un proceso parecido ocurrió el año pasado en el Cádiz B, y “acabó viniendo a conocerme media docena de jugadores. Estaban muy pendientes de mí, me escribió alguno y yo preparé alguna charla puntual de motivación (entre otras la de la eliminatoria en la que se jugaban el ascenso a 2ª B). Aquí no hemos llegado a ese punto. Conozco perfectamente un vestuario y sé que estas cosas tienen que surgir con naturalidad. Además, mí labor importante es la que hago con Mere, en la sombra”, recuerda Carlos.

Carlos no hace planes de futuro

Con la ELA a cuestas, es difícil pensar en el mañana, pero también inevitable observar que profesionalmente este el inicio de una carrera. ¿Dónde se ve Matallanas? “Es difícil, pero este es el camino y Mere avanza y crece año a año. Sin enfermedad, la lucha por mejorar y buscar la élite también se parecería mucho a esta. Bien como ayudante de un técnico amigo, bien emancipándome luego e intentándolo como primer entrenador. Es lo habitual y para lograrlo hay que quemar etapas con nota. Lo que sí es cierto es que cuantos más recursos tenga el equipo en el que estemos, más fácil y patente será mi aportación. Ahora, además de la ayuda de Gonzalo (analista), vamos a implementar una aplicación de análisis en directo para tener imágenes en el descanso y todo eso me ayuda a mi a estar mucho más dentro. Tenemos mucho margen de mejora todavía... Aunque en mi delicada situación hace tiempo que dejé de hacer planes a medio y largo plazo por razones obvias. Veremos hasta dónde llegamos. En todos los sentidos”.

Mere viendo cómo calienta el grupo desde el banquillo. (@CFuenlabradaSAD)
Mere viendo cómo calienta el grupo desde el banquillo. (@CFuenlabradaSAD)

Carlos era un líder en su trabajo y dentro del vestuario. En sus últimos años era habitual verle con el brazalete de capitán independientemente de la camiseta que portara. “Echo de menos el vestuario y el césped. Pero esto es lo más cerca que puedo estar. Y es muy dentro y me siento muy valorado en mi modesta función. Así que hay que mirar el lado positivo y disfrutar de tener esta oportunidad a pesar de mis grandes limitaciones físicas”.

Matallanas y 'su' Fernando Torres

En el Fernando Torres colgó las botas en un emotivo partido amistoso cuando la ELA ya era visible en su cuerpo y en el estadio que lleva el nombre de su amigo ha debutado en el fútbol profesional como técnico... ¿Crees en las casualidades o el destino? ¿Y si termina dirigiendo a 'El Niño'? “Nada está escrito. Todo lo que puede pasar puede pasar en cualquier momento. Fernando Torres es un amigo y un referente. Y, por todo lo que has dicho, es también un talismán. Por otra parte, ver habitualmente el último terreno de juego que pisé en mi vida -en un día tan triste pero a la vez tan bonito-, es un elemento de motivación más”.

Petón, autor precisamente del libro basado en esta relación de amistad -'¿Quién dijo rendirse?'- concluye que el fichaje de Mata por el Fuenlabrada es el de “un número uno. No se trata de que Carlitos está malo y vamos a ayudarle, es que lo va a hacer mejor que nadie… Y tanto para los jugadores como para cualquiera es un referente. Está burlando la muerte todos los días y todos los minutos”. Así es su compleja jornada más allá del fútbol y del Fuenlabrada. Lejos del reposo, la actividad de Carlos es permanente y ahora añade un plus de responsabilidad y un punto de presión laboral… ¿Cuál es tu motivación diaria para soportar toda esta carga de procesos? “Esta es la pregunta más fácil: estar vivo”.

PD: “En cuanto a la ELA, sigue el goteo de pequeñas buenas noticias que se inició con el impulso tremendo que supuso el cubo de agua helada de 2014. Pequeños descubrimientos sobre cómo funciona la enfermedad que permiten a los investigadores seguir peleando por vencer a esta enfermedad tan cruel e injusta. Pero son procesos lentos. Mientras, yo simplemente sigo resistiendo e intentando hacer lo que me gusta”.

Carlos Matallanas

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios