el árbitro suspendió el partido

Violencia en el fútbol argentino: tiraron la cisterna de un retrete al campo

La eliminación de la Copa Argentina del Newell’s Old Boys, en su propio estadio y ante un equipo de tercera categoría, provocó la indignación de sus ultras más radicales

Foto: La cisterna de un retrete lanzada por los ultras impactó contra un bombero (Foto: YouTube)
La cisterna de un retrete lanzada por los ultras impactó contra un bombero (Foto: YouTube)

Newell’s Old Boys y Villa Mitre jugaban un partido correspondiente a la primera ronda de la Copa Argentina. Era un partido aparentemente fácil para los locales, que juegan en la máxima categoría del fútbol argentino, la Superliga, ya que recibían a un equipo de tercera división y originario de Bahía Blanca, una pequeña ciudad ubicada 630 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Sin embargo, las cosas no fueron tal y como esperaban los favoritos. El modesto equipo de Villa Mitre iba por delante 1-2 en el marcador cuando se cumplió el tiempo reglamentario y el árbitro concedió 5 minutos de descuento. Pero la barra brava de Newell's, los ultras locales, que llevaban todo el segundo tiempo protestando contra su equipo, radicalizaron sus actos y comenzaron a protagonizar actos violentos, por lo que el árbitro tuvo que detener el encuentro.

La policía y los bomberos intentaron apaciguar los ánimos de los hinchas más radicales lanzando contra ellos agua a través de las mangueras, pero las protestas fueron en aumento. Incluso lanzaron contra los agentes las cisternas de dos retretes que arrancaron de los baños del estadio. Afortunadamente, ambas ‘armas arrojadizas’ eran de plástico, en previsión de los incidentes, ya que una de ellas llegó a impactar sobre un bombero.

El árbitro esperó varios minutos esperando que el lanzamiento de objetos remitiera, pero aún fue a peor, por lo que finalmente decidió suspender el partido a instancias de la policía. El Villa Mitre se clasificaba para la segunda ronda de la Copa Argentina y los aficionados del Newell’s habían arrebatado a su propio equipo los últimos cinco minutos de partido para que buscaran la remontada. Más violencia en el fútbol argentino.

Los aficionados del Newell’s habían arrebatado a su propio equipo los últimos cinco minutos de partido para que buscaran la remontada

En el vídeo se ve cómo muchos aficionados visitantes, entre ellos madres con niños pequeños, abandonaron el estadio por el fondo contrario mientras los incidentes iban en aumento, por miedo a posibles represalias. La derrota de Newell’s provocó, además, la dimisión de su entrenador, Héctor Bidoglio, que llevaba poco más de un año en el cargo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios