BUSCAN GANAR TIEMPO PARA ATAR A ANTONIO CONTE

Cómo José Ángel Sánchez calmó a Florentino Pérez para no echar a Lopetegui el martes

El Real Madrid no dejó un buen sabor de boca en la única victoria del equipo de sus últimos seis partidos. Florentino Pérez, cuando todo el mundo se fue del palco, quería echar a Lopetegui

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE)
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE)

En una butaca cercana a la suya, y tras despedir a los últimos asistentes al palco, sacó su teléfono móvil y se quedó unos minutos analizando el amargo 2-1 ante el Viktoria Plzen. Florentino Pérez, entonces, recibió la visita de José Ángel Sánchez y a la charla se unieron otros directivos. En ese momento, en caliente, el presidente blanco quería ejecutar de manera inmediata a Julen Lopetegui, pero el director general del Real Madrid le calmó y pidió tiempo hasta el Clásico en Barcelona, para cuando entonces quizás el tema del sustituto esté más claro.

Florentino Pérez, en estos últimos días, ha sondeado a Jose Mourinho. El técnico portugués, que rompió el vestuario y dividió a la afición (tema Casillas, sobre todo), se marchó bien con la directiva y el presidente. Éste, amante de en determinados momentos de la 'mano dura' para el vestuario, desea un perfil como el del luso para estos momentos. Mourinho, no obstante, no puede salir ahora del Manchester United, club que si le despide le debería soltar un finiquito cercano a los 50 millones de euros… Por su parte, el incendio en el Santiago Bernabéu puede esperar.

Tiempo para un sustituto

José Ángel Sánchez, consciente del deseo del máximo mandatario blanco, apuesta por intentar abordar en estos días el fichaje de Antonio Conte. El italiano está actualmente de vacaciones familiares y no desea cortarlas por motivos laborales, pero a la vuelta estaría disponible si se llega a un acuerdo. De aquí hasta el Clásico hay margen de maniobra -opina JAS-, desde luego más margen que si la noche del martes hubiera sido despedido Julen. Con este argumento, Florentino Pérez bajó de revoluciones y no tomó la decisión de ejecutar a su entrenador.

Mourinho y Conte en el United - Chelsea de mayo. (Reuters)
Mourinho y Conte en el United - Chelsea de mayo. (Reuters)

El Real Madrid vive una crisis de credibilidad, ya no sólo deportiva. El año pasado, con Cristiano Ronaldo (y otros como Kovacic) en la plantilla, a estas alturas también había un bache deportivo y los números no eran muy diferentes a los de ahora. Eso sí, se esperaba que Cristiano cogiera vuelo y existía más confianza en aquella plantilla. Con un año más en el DNI de cada uno y sin el delantero portugués, esta temporada no hay mucha fe en que los futbolistas de ahora repitan éxitos pasados. Desde que se fue el '7' se advierte la necesidad de un refuerzo en la delantera de nivel que no ha llegado. Con ese fichaje, y la vuelta del gol, todo se miraría con otra perspectiva.

Florentino Pérez y el Real Madrid están 'pagando' la decisión de no aceptar las pretensiones económicas de Cristiano Ronaldo, así como la de no fichar este verano a un precio que consideran fuera del mercado (para tirar la casa por la ventana se hace con Neymar). Apostaron por el regreso de Mariano e hicieron cálculos de los 50 goles del portugués con Benzema, Bale y compañía… pero las matemáticas y las estadísticas son difíciles de pronosticar en fútbol. Despedir a Julen Lopetegui a los tres meses de ficharle no estaba en los cálculos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios