un linkedin, pero en el que se puede contratar

Lead & Play, la web que quiere terminar con los intermediarios en el fútbol

Una idea española pone en contacto a jugador y club de manera directa, sin intermediarios. Cuatrecasas da cobertura legal para que puedan cerrars contratos con un solo clic

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

La Ley Bosman lo cambió todo. Los jugadores y los clubes, en un principio temerosos de las consecuencias de una decisión judicial histórica, vieron cómo el abanico de posibilidades se ampliaba súbitamente. Lo que siguió a aquello fue la creación de un mercado mundial donde antes no existía. Sí, siempre hubo foráneos en el fútbol, pero se limitaba el fenómeno a las principales divisiones y a un cupo reducido de plazas en las que solo podían entrar jugadores de cierta fama. Bosman permitió que cualquier futbolista pudiese realmente jugar en cualquier equipo sin importar la nacionalidad. El entorno era nuevo, y nadie se encargó de regularlo. Terminó siendo una especie de bazar difícil de descifrar.

En más de 20 años la cosa ha ido evolucionando, pero no necesariamente a mejor. Si se repasan las plantillas de la liga chipriota, por ejemplo, aparecen 25 jugadores españoles. Ellos han encontrado un nuevo lugar en el que optimizar su fútbol, que no deja de ser una profesión de muy corto periodo de productividad real, pero es probable que todos ellos, hasta llegar a Chipre, hayan tenido que perder por el camino un buen dinero a golpe de intermediario. Porque el mercado chipriota —y el griego, y el turco, y el ruso, y el mexicano...— está abierto y deseoso de encontrar jugadores que suban el nivel, pero el contacto entre el jugador que quiere prosperar y el equipo que busca un jugador que lo haga más competitivo es cualquier cosa menos fácil.

Existe un mercado, también una necesidad de clarificarlo. El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha declarado recientemente que hay demasiados intermediarios en el fútbol, se están perdiendo cantidades ingentes de dinero en gente que podía no ser necesaria para que los fichajes salgan adelante. Con esa idea en mente, nace Lead & Play, la más revolucionaria plataforma de contratación del fútbol mundial. Es española y tiene como objetivo —ambicioso, no cabe duda— cambiar el modo en que se relacionan los jugadores de fútbol y los equipos. Hay mucha gente llevándose porcentajes.

El concepto es, en suma, una enorme bolsa de trabajo, pero dejarlo ahí, en un LinkedIn específico, es minusvalorarlo. Los muñidores del proyecto, para darle efectividad y sentido a todo, estimaron que no tenía lógica llevar a cabo un proyecto así sin ofrecer algo diferente a los futbolistas y los equipos. Y lo encontraron en un rompedor método de contratación que permite firmar contratos legales en la propia plataforma, sin necesidad de encontrarse posteriormente y sin otros actores de por medio. Esto ha sido posible por el trabajo conjunto de los emprendedores, liderados por el ex agente FIFA Javier González, y el conocido bufete Cuatrecasas. Ellos se han encargado de la parte legal de los contratos, de darles cobertura legal y permitir que, realmente, tengan plena validez legal.

Imagen de la web Lead & Play.
Imagen de la web Lead & Play.

Transparencia contractual

La transparencia y la seguridad jurídica eran políticas clave en este proyecto, aunque solo sea porque son dos de las ausencias más notables en el mercado futbolístico, pleno de intermediarios, abogados y correveidiles a la caza de cualquier porcentaje. El programa utiliza sellos de tiempo para cotejar los contratos en ambas partes y la existencia de una certificación de un tercero. La transparencia contractual, en un mundo como este, es tan importante como la confidencialidad. Los jugadores que intenten prosperar por este medio no se verán expuestos en listas públicas sino que serán ellos mismos los que, por medio de criterios de búsqueda, se dirijan solo a los equipos o ligas en las que anhelen jugar.

Y no solo de jugadores vive el fútbol. La plataforma de contratación Lead & Play también ofrece la posibilidad de inscribirse a técnicos, médicos, fisioterapeutas... Y en esos campos, especialmente en los últimos, las posibilidades son enormes. Porque hay un mercado de futbolistas, pero no uno de médicos deportivos o fisioterapeutas. Y no es porque no haya necesidad, al contrario. Hasta el momento, han sido campos menos profesionalizados, los médicos o los fisioterapeutas eran los de toda la vida, pero los clubes empiezan a ver en estos campos áreas de crecimiento. Y en eso puede ayudar la plataforma, pues los profesionales podrán tener un contacto directo con los clubes. También se espera en próximas fechas que se establezcan los mismos patrones para el fútbol femenino y, en una siguiente fase, el fútbol sala.

Los jugadores y los técnicos pagarán 175 euros al año por tener acceso al sistema, los otros profesionales accederán por 150. Es una herramienta en desarrollo y quedan muchas conversaciones abiertas por hacer. Los que han ideado el proyecto esperan hablar en las próximas semanas con FIFA, UEFA, federaciones, sindicatos... Lo que ofrecen, además de revolucionario, es algo que el fútbol está exigiendo. La importancia de desbrozar el mercado está ahí, porque hay mucho dinero, y es lógico pensar que el futuro no puede pasar por los mismos enjuagues del pasado.

Neymar, el fichaje más caro de la historia. (EFE)
Neymar, el fichaje más caro de la historia. (EFE)

¿El fin de los intermediarios?

El proyecto, en realidad, no hace más que mimetizar lo que ya está ocurriendo en muchos otros campos de la sociedad. Internet, la mejora de las comunicaciones, ha hecho posible que el consumidor y el productor se acerquen, las agencias de viajes vieron reducido su espacio de negocio cuando los viajeros empezaron a poder buscar en internet los mejores vuelos y los mejores hoteles; los taxis se vieron puestos en solfa en el momento en que se pudo acceder a conductores privados a golpe de aplicación de móvil, y los 'retailers' encontraron que surgían mastodontes como Amazon capaces de modificar los hábitos de consumo de una parte de la sociedad.

El fútbol suele llegar tarde a la modernidad. De hecho, la propia sentencia Bosman fue un revolcón de la Justicia: no podéis vivir de espaldas a la ley ni considerar que no sois parte del resto de la sociedad. El libre mercado llegó para todos, aunque lo intentasen detener por el camino, del mismo modo que las posibilidades de interacción que da ahora la sociedad propiciarán cambios en la fisionomía del fútbol mundial.

Esto no es, obligatoriamente, un ataque a los intermediarios del fútbol, que no a los agentes o representantes, pues siguen existiendo unas cuantas funciones en las que los jugadores pueden agradecer la asesoría de alguien experto. El buen agente es el que es capaz de aconsejar, pues los jugadores no dejan de ser, en una abrumadora mayoría, jóvenes inexpertos que no serían capaces de gestionar cuestiones tan complejas como los derechos de imagen o la fiscalidad de sus distintos contratos. El problema está en dar un valor añadido, no se aporta lo mismo al deportista si se le revisan las relaciones laborales que si simplemente se tiene un teléfono al que llamar y gracias a eso aparece una comisión de miles de euros.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios