Vietto y el difícil reto de asumir que es delantero de equipo grande
  1. Deportes
  2. Fútbol
aterriza brillando en el valencia

Vietto y el difícil reto de asumir que es delantero de equipo grande

Su paso por el Atlético de Madrid ha sido muy pobre, igual que le pasó en el Sevilla. El argentino lo tiene todo para triunfar y parece dispuesto a hacerlo en el Valencia

Foto: Vietto celebra uno de los goles marcados a Las Palmas. (Cordon Press)
Vietto celebra uno de los goles marcados a Las Palmas. (Cordon Press)

Hace más de un año, en diciembre de 2016, firmó un 'hat trick' en un partido de Copa. Jugaba a préstamo Luciano Vietto en el Sevilla y aquel día trituró al modesto Formentera. Hasta ahora, absoluta oscuridad. Ni un solo gol en más de un año. Ha sido llegar a Valencia y a las primeras de cambio sellar un triple que ha vuelto a alumbrar su carrera deportiva. El tiempo marcará su destino, si lo hecho ante Las Palmas es sólo un simple espejismo o el inicio de una etapa de esplendor. Su periplo en el Atlético sepultó su proyección, meteórica hasta que aterrizó en Madrid. Ahora tiene la oportunidad de demostrar que es futbolista de equipo grande.

Condiciones las tiene todas y lo prueba el hecho de que muchos técnicos se pelean por él. Primero fue Simeone el que avaló su contratación, pagando el Atlético de Madrid unos 20 millones de euros al Villarreal. Un año después, cuando Jorge Sampaoli aterriza en el Sevilla, apuesta por su compatriota; insiste a la directiva y él mismo se encarga de convencer personalmente al atacante; y ahora ha sido Marcelino el que ha actuado de la misma manera. Le tuvo en el club amarillo y ahora ha tenido claro que es un elemento perfecto para darle un plus a un equipo que quiere volver a la élite nacional y europea.

El buen ojo del Villarreal

El Villarreal tiene buen ojo a la hora de fichar. Vestidos de amarillo se han revalorizado unos cuantos futbolistas, como sucedió con Vietto. Cuando empezaba a tocar el fútbol profesional, la dirección deportiva del club castellonense ya le echó el ojo e hizo un primer y serio intento. Simeone le había hecho debutar con apenas 17 años en el primer equipo de Racing y más tarde, el día que estrenó titularidad firmó un triple. Pero el club español se encontró con una petición que considero excesiva por parte de la dirigencia argentina. Demasiados millones por el entonces imberbe, aunque pujante atacante. Pero no, la institución azulejera no se olvidó de él.

Fernando Roig, presidente del Villarreal, se negó a pagar tal dineral por un proyecto de jugador en aquella época, pero se mantuvo al acecho, muy atento a la evolución del joven delantero. Ya le habían tomado la matrícula. Tiempo después hubo cambio en el banquillo de Racing y la carrera de Vietto pareció estancarse. El estilo impuesto por el nuevo inquilino del banquillo frenó la carrera del Luciano. Fue entonces cuando el Villlarreal apareció de nuevo escena, sabiendo que el precio había bajado. Por unos 5.5 millones de euros adquirió el 80 por ciento del pase.

El Atlético "no espera"

Los 20 goles que selló con la camiseta del Villarreal le llevaron al Atlético de Madrid de cabeza. Pero aquella temporada 2015/2016 fue nefasta en la capital. Llegó con el poderoso aval del que más manda, pero durante toda la campaña estuvo despistado. En ningún momento demostró que es un futbolista hecho para ocupar con asiduidad un puesto en el once titular, lo que también ha sucedido en estos recientes meses. Da la impresión de que no asume que tiene la necesaría categoría para liderar la vanguardia de un equipo grande; es lo que estima más de uno en el interior del club.

El Atlético de Madrid es un equipo que "no espera", como subraya Simeone. Y en ambas etapas ha pasado por encima de Vietto. En el Sevilla, la pasada campaña, le sucedió algo parecido. Tras un buen primer tramo de temporada, la luz del argentino se apagó por completo y Sampaoli dejó de contar con él. Otro entrenador argentino que en un momento dado no vio preparado al futbolista para capitanear la vanguardia de un grande que entonces se jugaba clasificarse para la Champions League. Su paso por el club nervionense acabó siendo intrascendente, sin dejar poso.

Zaza y Rodrigo

Marcelino es el único técnico que hasta el momento más partido ha sacado partido a Vietto en España. El asturiano exprime todo lo que cae entre sus manos y a sus órdenes brilló con intensidad en el Villarreal. El Valencia navega con buena velocidad, pero para alcanzar la línea de meta con éxito, entiende el entrenador que hay que fomentar más la competencia interna. Que Zaza y Rodrigo no se duerman, que Santi Mina continúe con las orejas tiesas, siempre alerta y listo para rendir. A Luciano le toca demostrar a orillas del Mediterráneo que sí es jugador para ejercer de líder en el ataque, lo que en los últimos tiempos no ha hecho.

Los que han trabajado y jugado cerca de él sólo le dedican palabras de elogio. Ensalzan sus excelentes condiciones para conquistar todo lo que se proponga, pero posiblemente sea en su cabeza de donde parta el problema que por el momento no le ha permitido dar el gran y definitivo salto. "Es inteligente, es hábil, entiende el juego, tiene una técnica depurada, es muy bueno a la hora de decidir y driblar...", sentenció en su día Pablo Podestá, exvicepresidente de Racing de Avellaneda. "Pero Vietto tiene problemas en términos de carácter y personalidad", sentenció. En el Valencia tiene la oportunidad de demostrar por fin que un grande no le viene grande...

Luciano Vietto Valencia CF Atlético de Madrid
El redactor recomienda