el argentino sigue sin firmar

La renovación de Iniesta recalca la foto que Bartomeu no se ha hecho con Messi

De los dos frentes abiertos que tenía Bartomeu, ya ha solucionado uno, pero la firma, la foto y posterior rueda de Prensa con Iniesta recalcaron aún más el que todavía le queda: Leo Messi

Foto: Josep María Bartomeu y Andrés Iniesta, durante el acto de renovación del manchego. (EFE)
Josep María Bartomeu y Andrés Iniesta, durante el acto de renovación del manchego. (EFE)

El presidente Josep María Bartomeu y Andrés Iniesta posaron este viernes ante los medios con una sonrisa de oreja o oreja. Tenían los dos razones para ello; Bartomeu, porque se asegura la continuidad de un futbolista que es un emblema para el club y una pieza clave para el equipo; y el jugador, porque su deseo de terminar su carrera en la que considera como su casa tras llegar con tan solo 12 años se ha hecho realidad. “Me dan escalofríos de pensarlo”, admitió Andrés cuando le recordaron los años que han transcurrido desde que aterrizó en La Masía y todo lo logrado y vivido desde entonces. De los dos frentes abiertos que tenía Bartomeu ya ha solucionado uno, el de Iniesta, pero la firma protocolaria, la foto y posterior rueda de Prensa con el manchego recalcaron aún más el que todavía le queda: Leo Messi.

Estamos en el mes de octubre y, según Bartomeu, “problemas de agenda” han impedido que el jugador estampe su firma en el contrato con el club azulgrana y se haga la foto correspondiente. Ante la alarma que suscitó el propio vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, el pasado mes de agosto, cuando en la presentación de Paulinho declaró textualmente: “Messi no ha firmado todavía, pero la renovación está bien encaminada” y la posterior marcha de Neymar al PSG, Bartomeu decidió en pleno barullo conceder diversas entrevistas individuales a medios de comunicación. En todas ellas calmó a los socios respecto a lo que más les inquietaba: “Con Messi todo está acordado y firmado desde el pasado 30 de junio. Son tres contratos. Uno con la Fundación de Messi, que está todo firmado con el presidente de la Fundación y con el hermano del jugador; hay un contrato de imagen de Leo Messi, que lo ha firmado su padre, que es el administrador de su empresa; y el contrato laboral lo ha firmado el padre de Leo, que tiene poderes”.

Los poderes legales de Jorge Messi hacen que, efectivamente, el contrato sea legal. Además, los de imagen también tienen su firma, lo que es clave, ya que si al argentino se le ocurriera marcharse a otro equipo sus derechos de imagen seguirían siendo controlados por el Barcelona. Por otra parte, el rendimiento del jugador sobre el terreno de juego en este inicio de campeonato no deja ninguna duda sobre su compromiso con el equipo. En su decimocuarta temporada como azulgrana es su mejor arranque goleador en Liga con 11 tantos en los siete partidos que ha disputado, además de dos goles más ante la Juventus en la Champions. Se siente cómodo, se le nota y ha abandonado incluso el gesto huraño que tenía en los primeros partidos. Se le ve feliz donde le conviene al Barça que lo sea: sobre el terreno de juego. Así que por ese motivo chirría aún más la tardanza en firmar y hacerse una foto con Bartomeu.

Josep Maria Bartomeu saluda a Leo Messi. (EFE)
Josep Maria Bartomeu saluda a Leo Messi. (EFE)

Leo maneja los tiempos

Hay diversas teorías sobre por qué Messi demora el acto protocolario. La más extendida es que no tiene ninguna sintonía con Bartomeu ni su junta y que con la moción de censura impulsada por Benedito no quería que el presidente le utilizara como trofeo. Además, en los problemas que ha tenido con el fisco español, la estrella y su entorno se han sentido perseguidos y no son pocas las ocasiones en las que han deslizado en círculos semiprivados —con periodistas— que se habían sentido poco arropados por el club.

Sea cual sea la razón, o razones, lo que es evidente es que el jugador quiere que se note que el papel no está firmado. Messi maneja perfectamente los tiempos y es consciente de la notoriedad que tiene todo lo que hace o deja de hacer, y la ausencia del acto en el que estampe su firma hasta el 2021 con la foto del apretón de manos correspondiente con Bartomeu es un azote para el presidente y su junta, incapaces de convencerle por el momento. A estas alturas no cuela de ninguna de las maneras que desde junio hasta ahora no hayan encontrado un momento para hacerlo.

[Más noticias de fútbol]

El crack está ahora concentrado con su selección, con la que no pasó del empate ante Perú y con el peligro de quedarse fuera del Mundial de Rusia si no consiguen vencer a Ecuador el próximo miércoles, así que lo último que le preocupa ahora es la firma con el Barça. A Bartomeu, en cambio, una vez que ha atado a Iniesta, es lo único que le inquieta, pero deberá esperar hasta que a Leo le dé la gana de sentarse y posar. No le queda otro remedio.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios