la 'operación soule' desvela un doble sueldo

“Me cago en la ley del deporte”: así se las gasta la directora de la Selección

María José Claramunt, directora de la Selección española, no queda en muy buen lugar en el sumario de la 'Operación Soule', al que ha tenido acceso El Confidencial

Foto: En el centro, María José Claramunt a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz. (EFE)
En el centro, María José Claramunt a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en el marco del caso Soule, pone negro sobre blanco el doble sueldo que ha tenido la directora de la selección española de fútbol, María José Claramunt, durante al menos dos años. Además, transcribe conversaciones comprometedoras para la máxima dirigente del combinado nacional que muestran las formas que tiene de dirigir el organismo y su relación con la red clientelar que coordinaba el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

El magistrado expone que “María José Claramunt es la responsable de marketing y directora de la Selección Española de Fútbol” y recuerda que hace unos años “estuvo vinculada a la sociedad Vos Sportsmarketing & Entertainment SL, mercantil dedicada al marketing deportivo cuyo administrador único es Víctor Oñate Serena”, el representante de jugadores como David Villa, junto al que reside en Estados Unidos desde que el atacante se enroló en las filas del New York City. Según pone de manifiesto el sumario de la causa, al que ha tenido acceso El Confidencial, Claramunt, “en el período comprendido entre los años 2011 y 2012, percibió retribuciones de dos pagadores diferentes: de la RFEF y de la empresa” mencionada anteriormente.

“El promedio de sus retribuciones anuales con origen en la RFEF declaradas a la AEAT en el período 2009/2015 es de 371.224 euros", explica literalmente el instructor del procedimiento. "Al mismo tiempo percibió la cantidad de 227.530 euros, entre los años 2010 y 2012 de la sociedad Vos Sportsmarketing & Entertainment”, añade el juez, quien especifica que “en 2011 percibe de la RFEF 284.542,68 y de VOS 148.662,55, y en 2012 percibe de la RFEF 462.138,94 y de VOS 10.300 euros”.

Pedraz enfatiza que, "desde que Claramunt es contratada por la Federación Española en el año 2011, se produce un aumento muy significativo de los ingresos de Vos Sportsmarketing & Entertainment procedentes de la RFEF (de 86.389,42 euros en 2010 a 644.777,20 euros en 2011, lo que equivale a un incremento del 746% en un año -modelo 347-), si bien no se ha detectado hasta el momento la existencia de una posible 'contraprestación' o 'compensación a su favor procedente de esa mercantil".

En la imagen, Gorka Villar, hijo de Ángel María Villar. (EFE)
En la imagen, Gorka Villar, hijo de Ángel María Villar. (EFE)

Por otra parte, el sumario desvela una conversación interceptada el 21 de abril de 2017 “en la que el investigado Villar llama desde su línea intervenida a la línea de la también investigada en las presentes actuaciones María José Claramunt”. “Ésta le refiere que ha contactado con alguien de un medio de comunicación interesado en entrevistarle y que le ha dejado claro que primero debe hablar con Gorka (en referencia al hijo del expresidente federativo), que es la persona más autorizada para ello y que a partir del día 27 podrá sentarse con el presidente (Villar)”, relata el escrito, que considera que este tipo de conversaciones muestran el poder que tenía el hijo del máximo dirigente de la RFEF en la vida diaria del organismo. “La llamada denota hasta qué nivel se priorizan en la RFEF intereses relacionados con partidos de la Sefútbol, en cuya gestión curiosamente está involucrado Gorka Villar”, incide.

Claramunt, prosigue el escrito basado en un informe de la Guardia Civil, le siguió contando a Villar que había tenido una reunión con un policía, quien le había dicho que otro comisario entendía que en el partido que iba a disputar la selección en Murcia (la roja se enfrentó a Colombia en junio en La Condomina) no se cumplía con la normativa. Según el sumario, Claramunt le explicó a Villar que, tras escuchar al comisario, le respondió que ella se caga en la normativa y en la ley del deporte. "No se ha cumplido en seis meses, ¿se va a cumplir ahora?”, le indicó al comisario, según le explicó a Villar.

La directora de la Selección no queda en buen lugar en la Operación Soule. (EFE)
La directora de la Selección no queda en buen lugar en la Operación Soule. (EFE)

Claramunt -como le admitió ella misma a Villar- trató de chantajear al policía ofreciéndole "el control total" y "las competencias de seguridad" del encuentro. En concreto, “le dijo al policía que le comentara a su jefe confidencialmente que posiblemente fuese en Murcia y que a cambio tendrían el control total y absoluto de la selección (...) y así las competencias de seguridad serán de la Policía y no de la Policía Local ni Guardia Civil". Según el relato de la directora de la selección, "el policía le respondió que le diría algo el lunes y ella se enfadó". Argumentó que "hay que ser duros, que en la casa hay gente blanda y que ella 'se caga en eso'". "Me cago en la normativa y en la ley del deporte", afirmó Claramunt. Después de que el funcionario le anunciara que tenía que hablar con su jefe, ella le contestó que "le tiene que ayudar a que sea Murcia, que el presidente quiere que sea Murcia y va a intentar que sea Murcia”.

La imputada añadió que le había "explicado a la Policía" que lo que el cuerpo quería es "mandar en algo que no es de ellos", que el agente no paraba de decir "la ley, es que la ley, es que la ley" y que respondía "que sí, que la ley está para cumplirla, pero que no se ha cumplido nunca y quieren que se cumpla ahora en período electoral". Añade que luego quedaron "en que el lunes le llamaría el policía, que va a hablar con su jefe para que se haga en Murcia, que 'miren para otro lado', pero que la condición es que la selección se quede en la ciudad de Murcia para que se ocupe del dispositivo la Policía Nacional”.

En la imagen, Ángel María Villar nada más salir de prisión. (EFE)
En la imagen, Ángel María Villar nada más salir de prisión. (EFE)

La 'traducción' de este episodio es demoledor: “Esta conversación deja ver el intento claro de manipulación y de saltarse la normativa vigente de la Sra. CLARAMUNT, no cumpliendo lo que estipula la Ley del Deporte, intentando convencer a las fuerzas policiales (policía llamado Dani) a cambio de un control absoluto de la seguridad y de realizar el alojamiento en Murcia. En contraprestación a no poner trabas en la consecución de la celebración del partido, la Sra. Claramunt ofrece a la policía el control de la seguridad de la selección, y no compartir esta con Policía Local o Guardia Civil”.

La directora de la selección española es una de las dirigentes federativas imputadas en el caso Soule junto a Villar, su hijo Gorka o el vicepresidente económico Juan Padrón, entre otros altos cargos y empresarios vinculados al sector. Claramunt es muy discutida dentro del combinado nacional a pesar de los apoyos que públicamente le ha mostrado algún jugador concreto como Sergio Ramos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios