tuvo lugar en el domicilio del jugador

Iniesta-Lopetegui, una discreta reunión que reventó la directora de la Selección

No le agradó al jugador manchego ver aparecer en la puerta de su domicilio particular a la ejecutiva cuando había quedado con el seleccionador para tener una reunión de máxima privacidad

Foto: Andrés Iniesta, nada más caer España ante Italia en la pasada Eurocopa de Francia (EFE)
Andrés Iniesta, nada más caer España ante Italia en la pasada Eurocopa de Francia (EFE)

En cuanto fue presentado como nuevo seleccionador nacional, se puso a trabajar de inmediato. En silencio. Julen Lopetegui diseñó en su hoja de ruta una serie de reservados encuentros con los jugadores de mayor calado del equipo nacional para trasladarles cómo quería que funcionara el equipo y también para escuchar ideas y opiniones de los protagonistas. Sólo trascendió su reunión en Oporto con Iker Casillas -con foto incluida- pero hubo más. Una, en concreto, que se encontró con un tercer e improvisado elemento, lo cual molestó al dueño del domicilio en el que se produjo la reunión.

Cuando el técnico guipuzcoano contactó con Iniesta, fiel a su sensato perfil instó el mediocampista al seleccionador a mantener la reunión a solas y en un lugar discreto, alejado de las miradas de los más curiosos. Propuso el manchego su domicilio como perfecto lugar para charlar con tranquilidad. Julen asintió y viajó a la Ciudad Condal para reunirse con Andrés, aprovechando que iba a presenciar el partido de vuelta de la Supercopa de España, que enfrentó en el Camp Nou a Barcelona y Sevilla. La sorpresa de Iniesta fue mayúscula cuando al abrir la puerta de su casa se encontró a María José Claramunt, directora de la Selección.

El futbolista del Barcelona, fundamental en los éxitos cosechados por la Roja, también en el futuro que diseña en su mente Julen Lopetegui, torció el gesto en cuanto vio a la ejecutiva entrando en su domicilio. Iniesta quería un cara a cara con el seleccionador, a solas, sin terceras personas. No le gustó nada la sorpresiva e inesperada asistencia de Claramunt. No se fía de ella, igual que cada día más futbolistas del equipo nacional. El centrocampista pretendía que todo lo que hablara con Lopetegui, se quedara entre las paredes de su domicilio. Con la directora no tenía claro que así sucediera...

Iniesta-Lopetegui, una discreta reunión que reventó la directora de la Selección

Revolución y evolución

Sigue al nuevo seleccionador a todas partes, como una auténtica lapa. No se separa de Julen Lopetegui -a la llegada del equipo a Bruselas se pudo comprobar a la perfección- ni a sol ni a sombra, temiendo que con un nuevo cuerpo técnico, un nuevo método de trabajo, pierda poder como responsable de la selección absoluta. Del Bosque torcía el gesto cada vez que la veía o escuchaba hablar de ella, muy cansado de algunos detalles que no le gustaban de la ejecutiva, demasiado cercana a algunos futbolistas. No quiere la empleada federativa perder ni un ápice de mando en esta nueva etapa que se ha iniciado, aunque será el tiempo el que se encargue de colocar -o descolocar- algunas cosas.

Aunque conoce la casa, a Julen Lopetegui ya le han susurrado -muchos en forma de aviso- ciertos mensajes sobre Claramunt. El técnico va dando pasos cortos y seguros, pero con el firme de propósito de cambiar aquello que no le agrade. Por el momento pide tiempo a todo aquel que se le acerca. Todavía no ha acumulado el necesario como para extraer conclusiones definitivas, aunque su primera lista ha sido reveladora en algunos aspectos. En unos meses ya se podrá comprobar hacia dónde camina el nuevo seleccionador cuando tenga más peso a la hora de tomar decisiones.

La situación en el interior de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no es la mejor en cuanto a iniciar una revolución. Con elecciones a la presidencia a finales de año, no es momento de impulsar una gran catarsis, menos en lo que atañe a la selección absoluta. Eso sí, en su primera convocatoria ya han desaparecido algunos futbolistas muy cercanos a la directora de la Selección desde hace tiempo... Agarrada al cargo gracias a Ángel María Villar y Juan Padrón, Claramunt es ahora la sombra del nuevo estratega del primer equipo nacional. "No vamos a hacer una revolución, se trata de una evolución", explicó Lopetegui el día que fue presentado. El tiempo dirá si lo primero acaba produciéndose y si afecta a más de uno... o una.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios