el barça vuelve a estar en pie de guerra

Laporta amenaza con una moción de censura: "Solo quieren salvar su culo”

El expresidente estalla ante la decisión de la Junta de aceptar el pacto con la Fiscalía por el caso Neymar por el cual el club tendrá antecedentes penales como persona jurídica

Foto: Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona. (EFE)
Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona. (EFE)

Ya es oficial: La paz social en el FC Barcelona ha saltado por los aires. La decisión de la Junta directiva de aceptar el pacto con la Fiscalía por los delitos tributarios del fichaje de Neymar y por el cual el club tendrá antecedentes penales como persona jurídica, mientras que exonera a Josep María Bartomeu y Sandro Rosell ha tenido un efecto fulminante y devastador en la débil tregua entre ‘ismos’ que existía desde que hace un año Bartomeu ganó por mayoría en las elecciones. Joan Laporta ha vuelto a salir al escenario con la escopeta cargada y amenaza incluso con una moción de censura, mientras la primera respuesta medible de los seguidores azulgrana en las redes sociales ha sido la de gran indignación.

[Acuerdo entre el Barça y fiscal por los delitos tributarios del fichaje de Neymar]

Bartomeu compareció ante la prensa este lunes pasadas las nueve y media de la noche -no lo hacía desde que ganó las elecciones- y anunció que la Junta había decidido ratificar el pacto con la Fiscalía por 14 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones. Y acto seguido pronunció un puñado de frases intentando argumentar la conveniencia del acuerdo que, no solo no ha aplacado los ánimos, sino que han dejado boquiabierto al barcelonismo. Hay una en especial que lo resume todo: “Ni el presidente Rosell ni yo hicimos nada mal. Ahora nos exoneran de la responsabilidad, pero porque no la tenemos. El club, sin embargo, sí que la tiene”. Aseguró además el presidente catalán que volverían a fichar a Neymar y de la misma manera, haciendo solamente una concesión a la galería: “Quizás cambiaríamos a algunos asesores”. No precisó a quién se refería exactamente ya que “en el fichaje de Neymar participaron muchas personas”. 

Hay otro hecho que ha soliviantado los ánimos. El domingo por la noche el club filtró a los medios antes de que se reuniera la Junta que se celebraría una Asamblea Extraordinaria para que los socios compromisarios a principios de julio decidieran si se debía seguir adelante con el pacto. Este lunes, ni rastro. Bartomeu anunció que la decisión ya estaba tomada, que no habría Asamblea Extraordinaria y que solo en la próxima Asamblea con los socios, la regular, la anual a comienzo de temporada y coincidiendo con día de partido, darán la oportunidad a los compromisarios mediante una moción de confianza. “Si el socio considera que la gestión no está bien hecha, nos iremos”.

GRA335. BARCELONA, 13/07/2015.- El expresidente del FC Barcelona, Joan Laporta, uno de los cuatro aspirantes a la presidencia del club azulgrana, durante la presentación del proyecto futbolístico de su condidatura en la que ha destacado que su candidatura tiene 'una tendencia alcista' en las encuestas con vistas a las elecciones del próximo sábado. EFE/Toni Garriga
GRA335. BARCELONA, 13/07/2015.- El expresidente del FC Barcelona, Joan Laporta, uno de los cuatro aspirantes a la presidencia del club azulgrana, durante la presentación del proyecto futbolístico de su condidatura en la que ha destacado que su candidatura tiene 'una tendencia alcista' en las encuestas con vistas a las elecciones del próximo sábado. EFE/Toni Garriga

Laporta, al ataque

Joan Laporta es la persona, la figura que aglutina el descontento de parte de la masa social hacia la actual Junta, el deseo de cambio y la melancolía también por tiempos pasados gloriosos en los que él mandaba con su particular estilo desinhibido que tanto se ha echado de menos en cuestiones como la sanción de la UEFA por el caso de las esteladas o la parálisis del club cuando la Delegada del Gobierno prohibió las banderas independentistas en la final de Copa. ‘Jan’, sin duda, no se habría comportado igual que Bartomeu. El ex presidente azulgrana no ha tardado ahora en salir a la palestra para mostrar su indignación. “No sabemos el contenido de este pacto siniestro. Aceptar una responsabilidad por unos hechos que no ha cometido el Barça, sino determinadas personas, es un desastre. Me lo decía un amigo, que esta gente hace lo que les sale de los huevos y eso no puede ser. Les importa un rábano el club y solo quieren salvar su culo”, soltó en Rac1. Laporta ya se ha puestos manos a la obra: "Estudiaremos todas las acciones que hagan falta. Buscaremos soluciones eficientes y eficaces, pero hay que reaccionar de manera inmediata, hay que presionar para evitar que el Barça quede marcado para siempre como un club que comete delitos. La moción de censura es una opción.

[Neymar sigue la 'persecución de la Justicia española'... junto a Justin Bieber]

Toni Freixa, que fue portavoz de la Junta con Sandro Rosell -que se sentó a su lado en la rueda de Prensa en la que Rosell retó con la ya célebre “Le pido al juez que me llame, que me llame a declarar”, antes de dimitir cuatro días después- y que se presentó a las pasadas elecciones como candidato, también está que trina, pero advierte que el éxito de una moción de censura es prácticamente imposible: “Si hay una causa que justifique una moción de censura es haber tirado el Barça por la alcantarilla y hacerlo autor de un delito, pero el procedimiento de moción de censura no es fácil y debemos ser conscientes”. Hay que recordar que para llevar a cabo una moción de censura según los Estatutos del club se necesita un 15% de firmas que se deben recoger en 14 días hábiles. Es decir, entre 15.000 y 20.000. La guerra social ha empezado. Las consecuencias son imprevisibles y sólo el tiempo dirá si la indignación de los seguidores, de Laporta y de Freixa, es también la de los socios.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios