presenta su libro 'Fútbol: El juego infinito'

Valdano: "Hay que querer muy poco a Guardiola para decir que ha fracasado"

El hispanoargentino presenta un libro en que da su visión de los elementos que conforman el fútbol moderno, desde los futbolistas al negocio, pasando por los entrenadores

Foto: Jorge Valdano, exjugador y exentrenador del Real Madrid, entre otros equipos (Ángel Díaz/EFE)
Jorge Valdano, exjugador y exentrenador del Real Madrid, entre otros equipos (Ángel Díaz/EFE)

El día que el Real Madrid presentó a James Rodríguez, Jorge Valdano estaba en Colombia. "Daba la sensación de que un colombiano había llegado a Marte", recuerda. En el aeropuerto de Bogotá entabló conversación con una chica aficionada al fútbol y entusiasmada con el fichaje de su compatriota por el equipo blanco. "¿De qué equipo eres?", le preguntó. "Hasta ayer, del Barça", contestó. "Ella también había fichado por el Real Madrid", reflexiona Valdano sobre el poder de los nuevos héroes en el fútbol, jugadores cuya contratación traspasa los límites del campo de juego.

En 'Fútbol: el juego infinito', libro que ha salido este jueves a la venta, el exjugador y exentrenador hispanoargentino hace un repaso subjetivo al panorama futbolístico a través de esa y otras reflexiones. Es un resumen sobre qué piensa del momento actual del fútbol: de los jugadores, de los entrenadores, de los estilos de juego, del negocio, de los aficionados, etc. El fútbol contemporáneo según Valdano, podría titularse. "Cada vez que publico un libro es como librarme de las obsesiones que me han perseguido en los últimos tiempos. La manera de transmitirlas es heterogénea. Hay alguna parte que se parece a un ensayo y hay otras que juegan más con los personajes para explicar el momento del fútbol", comenta en una amena charla con El Confidencial.

[Madrid vuelve a ganar a toda Europa]

Portada del nuevo libro de Jorge Valdano.
Portada del nuevo libro de Jorge Valdano.

Entre esas obesiones hay dos de mucha actualidad, a las que dedica un par de capítulos: los entrenadores y el juego. En el libro se habla, entre otros, de Pep Guardiola y el Cholo Simeone, los dos protagonistas de la semana. Valdano no esconde su complicidad con el primero, con el que tiene una "afinidad indiscutible" y al que considera "el gran revolucionario de estos tiempos". De su compatriota Simeone pone en valor su condición de líder. "Lo llamo prócer porque me parece que su liderazgo influye mucho más allá de los jugadores", afirma. "La influencia de Simeone en el Atlético es equiparable a la que tuvo Pep en su momento en el Barcelona, aunque quizás haya sido más espectacular porque rescató al Atlético de una decadencia galopante y lo instaló en la élite del fútbol. Y sin cometer prácticamente ningún error. Y no hablo solo en términos futbolísticos, sino también del relato. Cada conferencia de prensa es una proclama".

El duelo entre ambos acabó con victoria de Simeone, algo que no empuja al entrenador del Bayern hacia el fracaso después de caer tres años consecutivos en semifinales de la Champions. "Hay que querer muy poco a Guardiola para llamarle fracaso a eso. Ya me gustaría a mí fracasar con todo lo que a Guardiola le ha tocado ganar. Después de un partido como el que jugó el Bayern contra el Atlético, hay muy poca cosa que reprochar. Y cuando hay poca cosa que reprochar, la palabra fracaso no tiene encaje", afirma Valdano.

La influencia de Simeone es equiparable a la de Pep en el Barça, aunque quizás haya sido más espectacular porque rescató al Atlético de una decadencia galopante y lo instaló en la élite

Está bastante claro, leyendo el libro y escuchando sus palabras, de qué lado está el que fuera director general del Real Madrid. "Di Stéfano decía que para destruir basta un tipo con un martillo y para construir hacen falta planos y una cierta sofisticación", expone. "El enfrentamiento entre Simeone y Guardiola es algo para lo que yo estoy entrenado hace 40 años. Esta es la reedición 3.0 de la vieja batalla entre 'menottistas' y 'bilardistas'. Pero no lo quiero llevar a ese punto porque el menottismo era algo más que fútbol y el bilardismo también era algo más que fútbol. Y en esa lucha, ¿quién va ganando? Digamos que el 'menottismo' llegó para romper el 'establishment', que era en ese momento el 'catenaccio'. Era el Estudiantes de La Plata, el Inter y una tendencia preocupante del fútbol. Ahora, según 'La Gazzetta dello Sport', el Che Guevara es Simeone, señal de que el 'establishment' lo define el tiki taka. Y eso me parece que es una gran conquista del buen fútbol", dice.

[Guardiola y Simeone, dos antagonistas y un soliloquio al estilo Hamlet]

El fútbol, cree Valdano, es inabarcable. "No lo es la táctica, ni lo físico, porque todo eso tiene un límite científico. Son inabarcables los jugadores, que transforman el fútbol porque no hay dos iguales. Eso nos pone siempre ante la incertidumbre del resultado. Estamos siempre ante una gran incógnita. Somos todos profetas de las cosas que ya ocurrieron. Pregúntame lo que quieras de fútbol menos el resultado del próximo partido porque no tengo ni la más remota idea", asegura. 

El duelo entre Simeone y Guardiola es algo para lo que estoy entrenado hace 40 años. Es la reedición 3.0 de la batalla entre 'menottistas' y 'bilardistas'

Durante esta temporada, Valdano ha ejercido de comentarista de la Champions para el canal beIN SPORTS, y en esa labor ha detectado algunos de los vicios del propio juego. Sobra intensidad (palabra de moda, dice) y falta pausa. "Se juega, se vive y se cuenta el fútbol con un exceso de velocidad. Pero si tengo que elegir aspectos que condicionan al comentarista, diría que no hay nada que infecte más que el resultado. Nadie se anima a opinar en contra del resultado. Juega el Real Madrid contra el Manchester City, gana el Real Madrid y parece que está prohibido decir que fue un mal partido. Estás arruinando la fiesta de la emoción".

Al fútbol lo empuja la emoción, la pasión, pero lo gobierna el negocio. "El dinero dicta tu ley, por eso admiramos tanto al Leicester, al Atlético de Madrid o al Eibar. precisamente porque son capaces de desafiar al negocio y de alguna manera alteran la regla", explica Valdano. "Pero hay una buena noticia implícita, que es que el dinero ha entendido que con solo ganar no alcanza, que para ganar clientes primero hay que fascinarlos. Y para fascinarlos hacen falta buenos jugadores y buen juego".

Juega el Madrid contra el City, gana y parece que está prohibido decir que fue un mal partido. Estás arruinando la fiesta de la emoción

"En el Real Madrid, si lo tomamos como ejemplo, el fútbol ha sido muy solidario con la economía cuando el club estaba en una crisis realmente grave, que Florentino Pérez supo resolver", dice Valdano del club en el que fue jugador, entrenador y director general. "Pero este es un momento en el que la economía debiera ser más solidaria con el fútbol. Los especialistas, los técnicos, tendrían que tener más autoridad en el diseño de la plantilla. Es muy difícil en un club como el Real Madrid que el entrenador, es decir, una sola persona, sea el dueño de todas las decisiones, pero habría que estar más atentos a algunos principios del fútbol, porque de lo contrario este juego es muy vengativo".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios