Casillas: "¿Topo? No me importa. Nunca hablaré mal del Madrid ni de su presidente"
  1. Deportes
  2. Fútbol
entrevista con el ahora portero del oporto

Casillas: "¿Topo? No me importa. Nunca hablaré mal del Madrid ni de su presidente"

En una entrevista con la nueva revista dominical de El Mundo, el ahora guardameta del Oporto habla sobre su salida del Real Madrid. "Es la despedida que tuve. Es la mía y la que quedará"

placeholder Foto: Casillas, con todos sus títulos ganados en el Real Madrid (Efe)
Casillas, con todos sus títulos ganados en el Real Madrid (Efe)

Una de las mayores preocupaciones que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha transmitido a los socios compromisarios en sus dos reuniones previas a la Asamble General de este sábado, es que el Bernabéu pite a sus jugadores. Será ahora, que Iker Casillas ya no está, pensarán algunos, pues si ha habido un futbolista que durante los últimos años ha tenido que soportar los silbidos de la grada, ese ha sido el excapitán blanco.

En una entrevista concedida a 'Papel', la nueva revista dominical de 'El Mundo', Iker Casillas comenta sobre su esperpéntica salida del Real Madrid que “es la despedida que tuve. Ni más ni menos. No voy a mirar atrás ni a compararla con la de otros jugadores. Es la mía y la que quedará”, concluye.

“Se dijeron demasiadas cosas desde fuera", dice el ahora guardameta del Oporto sobre la difícil situación que vivió en el club de toda su vida y del que, por más que Florentino Pérez insista en decir lo contrario, le echaron. "En su momento, preferí guardar silencio porque no quería hacer daño a mi club".

Iker da la clave cuando dice que "hablaban otros... de mí, no por mí... Pero no me arrepiento de nada”. Es decir, que reconoce el daño que le hicieron no sólo sus críticos más ácidos, sino también sus defensores más acérrimos.

Sobre las muchas críticas que recibió el capitán de la selección en su última etapa madridista, muchas de ellas desde parte de la afición del Santiago Bernabéu, donde se le acusó de filtrar informaciones del vestuario, de ahí que le llamaran topo, o dificultar su salida por dinero. Casillas, que bastante tuvo que tragar cuando Florentino dijo delante de sus propias narices que había sido él quien le pidió ayuda para irse al Oporto, no polemiza, pero lanza un aviso a navegantes: “No me importa. Nunca hablaré mal del Madrid ni de su presidente”.

Real Madrid Iker Casillas Oporto
El redactor recomienda