Rafa Benítez: un presupuesto y margen de maniobra a cambio de un Madrid ganador
  1. Deportes
  2. Fútbol
ANCELOTTI DEBIÓ ADAPTARSE A LA DIRECTIVA

Rafa Benítez: un presupuesto y margen de maniobra a cambio de un Madrid ganador

Rafa Benítez tuvo en su despacho del Liverpool el mayor margen de maniobra del que ha gozado en su carrera internacional. Ni en Valencia ni en Nápoles tuvo lo que pidió, ¿lo tendrá en Valdebebas?

placeholder Foto: Rafa Benítez dirigiendo al Nápoles.
Rafa Benítez dirigiendo al Nápoles.

Rafa Benítez es un gran amante del ajedrez y, como buen estratega, las jugadas las prepara con antelación pensando los pros y los contras. Intenta que nada ocurra por casualidad en su trabajo y ello implica tener controlado los factores que rodean a su puesto. El manejo con libertad de todas las fichas que componen el tablero significa que en el club que entrene debe tener a su disposición no sólo a las piezas de la plantilla, también a los ‘peones’ de la cantera, así como los futuribles componentes. Sin ser lo más importarle el número de años en el contrato, sí considera clave la calidad del tiempo que pase en el club: ‘dame el presupuesto y te hago un equipo campeón’, es la idea que transmite el madrileño cuando algún club se interesa por sus servicios, como es el actual caso del Real Madrid. Ya está en Madrid, este lunes pisó Valdebebas y será presentado mañana miércoles.

El extécnico del Nápoles, que el jueves anterior comunicó que no seguiría en Italia, es el próximo que pasará por el banquillo del Real Madrid. Su perfil no sólo gustaba al director general del club y máximo avalista, José Ángel Sánchez, por su papel en el banquillo, también por su figura de manager que aglutina otros estamentos del club como la cantera, cuyo máximo representante, Ramón Martínez, se encuentra de baja tal y como recordó el pasado miércoles el diario As.

Ancelotti y las órdenes que acató

Entre sus labores también está la de planificación y confección de la plantilla, aspectos que difíciles de cumplir para el último técnico del Madrid. Desde zona noble del Bernabéu, entre otras cosas, Carlo Ancelotti tuvo que escuchar cómo para la temporada recién acabada debían prescindir de Diego López, y lo aceptó, de Di María, y lo aceptó… así como la contratación de James, y lo aceptó, o la orden de no utilizar a Sami Khedira en esta recta final del año puesto que no iba a continuar en el club a partir de junio. El italiano se adaptó a cada una de las maniobras de la directiva blanca y no logró conseguir las peticiones que sugirió. ¿Tendría la misma cintura Benítez para encajar así este tipo de decisiones o cambiará la política en la directiva blanca? El plan inicial es sentarse esta semana para planificar los descartes junto con el club... así que empezaría con buen pie.

En el conjunto italiano, Benítez intentó realizar las mismas labores que le hizo famoso internacionalmente en Liverpool, con la diferencia de que en el equipo de Di Laurentiis no tuvo la ‘barra libre’ en política de fichajes que se le había prometido y no pudo confeccionar la plantilla exactamente tal y como había planificado. También le ocurrió algo similar en el Valencia, etapa en la que pronunció la famosa frase de “he pedido un sillón y me han traído una lámpara”. En el West Ham le habían prometido que si fichaba por ellos tendría libertad para hacer lo que quisiera.

En el conjunto merengue ya tendría mucho recorrido porque no es necesaria mucha ‘reforma’ para la decoración de un equipo campeón (tendrá casi los mismos futbolistas que se encontraría lograron hace unos meses un récord histórico de 22 victorias consecutivas) pero es difícil pensar que no diera algún toque personal al vestuario, así como las anteriormente comentadas funciones entorno a plantilla, entre las que está contar con su propio grupo de trabajo.

Rafa, que en el equipo del San Paolo tenía un sueldo de 3,5 millones por temporada (ha cumplido las dos previstas, sin ejercer la opción de la tercera) cobrará en el Madrid el doble, los 7 millones que también se embolsaba Carlo Ancelotti. Es el "impulso" que necesita el Real Madrid, tal y como se refirió Florentino Pérez la semana anterior, y que en la planificación de su estrategia debe tener en cuenta ganarse a un vestuario que 'echa de menos' a Carletto.

Real Madrid Carlo Ancelotti José Ángel Sánchez Nápoles Rafa Benítez
El redactor recomienda