la clave de la recuperación del argentino

Bartomeu a Luis Enrique: “En el Barça juegan Messi y otros diez que tú decidas”

A raíz de hacerse pública la mala relación entre el crack y el técnico, el presidente impuso a éste su alineación. Luis Enrique aceptó y Leo Messi sigue tirando del Barcelona

Foto: Bartomeu ha dejado claro a Luis Enrique que Leo Messi es intocable. (Reuters)
Bartomeu ha dejado claro a Luis Enrique que Leo Messi es intocable. (Reuters)

Mucho se ha dicho y escrito sobre la mala relación entre el técnico del FC Barcelona, Luis Enrique, y su gran estrella, Leo Messi. Tras la suplencia del argentino en Anoeta, donde el Barça perdió (1-0) y desperdició la oportunidad de cazar al Real Madrid, todo se precipitó. Messi no se presentó al entrenamiento del día siguiente, según la versión oficial del club a causa de una gastroenteritis, y su entrenador le quiso abrir un expediente, según una información de Mundo Deportivo. De repente, todos los medios sacaron a relucir información sobre la convulsa relación Luis Enrique-Messi, que hasta ese momento o desconocían o tenían embargada.

Como dijo John Toshack durante su estancia en el banquillo del Real Madrid, "hay que lavar los trapos sucios en casa, pero cuando se lavan y la ropa no se seca, hay que abrir la ventana para que se aireen". Y esto fue lo que ha sucedido en el Barça, por más que los protagonistas lo hayan desmentido con mayor o menor rotundidad. Tal y como contábamos en El Confidencial, no es que Messi y Luis Enrique hayan fumado la pipa de la paz. La relación sigue igual de tirante que tras el partido de San Sebastián. La diferencia es que al técnico le han dejado claro quién manda en el Barça, y lo ha aceptado.

Messi y Bartomeu
Messi y Bartomeu

Después de escuchar la versión de Messi y de los capitanes –Xavi, Iniesta y Busquets–, quienes pusieron sobre la mesa el nombre de Frank Rijkaard, el presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, llamó a su despacho a Luis Enrique para dejarle claro que “en el Barça juegan Messi y diez más que tú decidas”. Es decir, que le impuso la alineación del argentino como condición para seguir en el cargo. El técnico tuvo la opción de no aceptar, lo que le hubiera supuesto la destitución, pero no lo hizo. De ahí que el asturiano agachara la cabeza y en posteriores ruedas de prensa declinara hablar más sobre el asunto. Y en esa actitud se ha quedado, al menos de momento.

La recuperación de Messi desde entonces salta a la vista: cinco goles –uno al Elche en la ida de la Copa, uno al Atlético y tres al Deportivo en Liga–, además de tres asistencias –dos ante el Elche y una ante el Atlético–. En las dos últimas semanas, la sensación que ofrece el 10 azulgrana es completamente distinta a la de antes de que su mala relación con Luis Enrique no fuera pública. Saberse respaldado por el presidente y, sobre todo, que el entrenador lo sepa y lo haya aceptado, le ha dado alas al argentino.

Luis Enrique no sólo no ha vuelto a sentar a Messi, con excepción de la vuelta de Copa contra el Elche en la que no le convocó porque la eliminatoria estaba resuelta tras el 5-0 de la ida, sino que incluso el domingo repitió equipo en Liga por primera vez en lo que va de temporada. "Y eso que Messi aún no le ha hecho nada comparado con lo que le hizo a Guardiola", comenta a El Confidencial una persona cercana al ahora técnico del Bayern.

Tal y como informamos, Pep Guardiola ya sufrió la 'dictadura' de Messi. y llegó a pedir su salida del Barça. Por ello, lo que más sorprende es que Luis Enrique, con mucho más carácter que el de Santpedor, haya aceptado seguir entrenando al Barça de rodillas en lugar de marcharse de pie, como se temían o simplemente esperaban quienes mejor le conocen.

Una vez que ha convocado elecciones para final de temporada, en las cuales no se van poder vender fichajes por la sanción de la FIFA, Bartomeu sabe que la única manera de salir reelegido es culminar con éxito esta campaña, para lo cual necesita que Messi esté plenamente comprometido. Después de gastarse el comodín de destituir a Zubizarreta, hacer lo mismo con Luis Enrique sería quedarse sin más escudos, aunque la condición para mantenerlo en el cargo fue clara: Messi y diez más.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios