así se lo han dicho los capitanes a bartomeu

El vestuario del Barça no quiere a Luis Enrique y ha pedido la vuelta de Rijkaard

Ha trascendido la mala relación de Luis Enrique con Messi, aunque ésta es extensible a todo el vestuario. Bartomeu lo sabe y también qué sustituto querrían

Foto: El vestuario del Barça no quiere a Luis Enrique y ha pedido la vuelta de Rijkaard

"Me hablo con todos los jugadores y me siento respaldado", dijo Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido de Copa ante el Elche, aunque en ella prácticamente sólo se hablara de su (mala) relación con Messi. El técnico del FC Barcelona aseguró no haber recibido ningún ultimátum, pero lo cierto es que su continuidad en el banquillo del Camp Nou está más que cuestionada. 

Y lo está sobre todo en el vestuario. Los jugadores no aguantan a Luis Enrique y así se lo han hecho saber los capitanes a su presidente, Josep Maria Bartomeu, quien capea el temporal como puede y se ha visto obligado a convocar elecciones a final de temporada. Tras gastarse el comodín de la llamada con la destitución del director deportivo, Andoni Zubizarreta, a Bartomeu sólo le queda el comodín del público, que no es otro que cambiar a un entrenador en el que ha perdido la confianza y off the record reconoce que fue un error. 

La pregunta del millón es a quién contratar en el caso de prescindir del asturiano. Son varios nombres que han salido, desde el de Frank de Boer (Ajax) al de Ronald Koeman (Southampton), pasando por el de Michael Laudrup (Lekhwiya Sports Club, de Qatar), aunque hay uno que gusta a los jugadores y así se lo han hecho saber los capitanes a su presidente: Frank Rijkaard. Sin embargo, la vuelta del holandés no es nada sencilla.

El primer problema es que en marzo del año pasado Rijkaard anunció su retirada. "No tengo intención de entrenar hasta los 60", dijo en declaraciones a una revista de su país. "Tal y como están las cosas, no voy a trabajar más como entrenador. Estoy muy agradecido por todo lo que he conseguido, pero prefiero dedicarme a otras cosas", añadió. 

El segundo problema para que, llegado el caso, Bartomeu pudiera complacer a sus jugadores es que el que fuera centrocampista del Ajax, Sporting de Portugal, Zaragoza y Milan es un hombre de confianza de Johan Cruyff y, por extensión, de Joan Laporta. El expresidente azulgrana fue quien decidió relevarle por Pep Guardiola, aunque guarda una buena relación con él y a buen seguro le desaconsejaría aceptar una hipotética oferta de la directiva actual.

La grada del Camp Nou también mostró su cariño al holandés hasta el último momento. Célebre es la pancarta en la que se podía leer "Rijkaard: you'll never smoke alone" (Rijkaard, tú nunca fumarás solo). Pero es en el vestuario donde más se celebraría su vuelta. Cabe recordar que en su etapa en el Barcelona el holandés hizo debutar a Messi con el primer equipo y en 2006 ganó la Champions en la final disputada en París. 

A sus 52 años, Rijkaard dejó claro que a partir de ahora quiere "ver partidos y charlar de fútbol, no continuar en el campo sometido a la presión que conlleva la profesión de entrenador". Ni que decir tiene que en el Barça la tendría, aunque su templanza podría resultar balsámica para un club que se ha convertido en un polvorín.   

En su contra también está la inactividad, pues Frank lleva sin sentarse en un banquillo desde enero de 2013, cuando fue destituido con seleccionador de Arabia Saudí. Anteriormente, dirigió a la selección de su país, en el que fue su debut como entrenador. Más tarde estuvo en el Sparta de Rotterdam, el Barça, donde permaneció entre 2003 y 2008, y posteriormente en el Galatasaray. Tras su salida del Camp Nou no se puede decir que le fuera especialmente bien, de ahí que decidiera colgar el chándal. 

Tal y como informamos en El Confidencial esta semana, Messi ha perdido apoyo en el vestuario, donde no gustó nada que se borrara del entrenamiento del pasado lunes, un día después de la derrota en Anoeta. Sin embargo, el argentino sigue siendo quien de verdad manda en él. Lo confesó el propio Josep Maria Bartomeu: "Messi es el líder del proyecto", de ahí que el futurible sustituto de Luis Enrique, ya sea durante esta misma temporada o a partir de la próxima, con el mismo presidente o con otro, deberá amoldarse a las preferencias de Leo. Rijkaard es la primera, y Bartomeu lo sabe. 
Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios