El Atlético suda tras sentenciar al Frente: ¿cuáles serán ahora las consecuencias?
  1. Deportes
  2. Fútbol
preocupación por la respuesta de los ultras

El Atlético suda tras sentenciar al Frente: ¿cuáles serán ahora las consecuencias?

En el interior del estadio Vicente Calderón reina una gran preocupación tras sentenciar al Frente Atlético el pasado martes de manera fulminante. Se temen sus represalias

placeholder Foto: UImagen del fondo sur del Vicente Calderón, donde se ubican el Frente Atlético (EFE)
UImagen del fondo sur del Vicente Calderón, donde se ubican el Frente Atlético (EFE)

Emitió un comunicado en la tarde del martes anunciando la expulsión del Frente Atlético. Tras largos años de cercana convivencia, el Atlético de Madrid, obligado por la gravedad de los hechos, adoptaba una decisión drástica, al mismo tiempo que sus dirigentes sudaban, sabedores que a partir de ahora comienza una dura etapa para limpiar de verdad el fondo sur del Vicente Calderón. Miguel Ángel Gil Marín especialmente. El consejero delegado del club, la persona que aglutina todo el poder a nivel ejecutivo, reconoce en cualquier foro su profunda angustia por lo sucedido y, sobre todo, porque sabe que los radicales rojiblancos no han dicho su última palabra.

¿Cuáles son las consecuencias que puede acarrear tan drástica decisión? Todos dentro del club saben que los radicales no se van a quedar quietos, como quedó demostrado con el inmediato incendio que se generó en las redes sociales. El Frente Atlético ha disfrutado de su cercanía con los altos mandos durante largo tiempo. Relación de la que muchos violentos se han aprovechado, para empezar, a la hora de viajar para presenciar partidos del Atlético de Madrid. El club ha cedido casi siempre cuando desde el fondo sur han llegado peticiones de todo tipo, y ahora que de un día para otro se ha optado por renegar del grupo, éste no se va a quedar parado, como apuntan personas de su entorno. Y en el Vicente Calderón lo saben.

Las fichas de muchos de ellos aparecen en los álbumes que la Brigada de Información tiene en sus dependencias. Los violentos del Frente Atlético son de sobra conocidos por todos. Los que se ubican en la zona caliente y alrededores conocen perfectamente a los que partido tras partido imponen su ley tirando de fuerza y violencia. Los aficionados decentes, la gran mayoría, han aguantado diferentes situaciones, evitando el enfrentamiento directo y hasta optando por no contactar con el club para protestar. El miedo ha atenazado a seguidores rojiblancos que ahora aguardan expectantes las decisiones que adoptarán los dirigentes para evitar que los ultras vuelvan a mandar en la grada.

Personas que se ubican en el fondo sur del estadio, pero que nada tienen que ver con decenas de violentos que campan a sus anchas en esa zona desde hace años, reconocen su inquietud. “Los abonos son transferibles, así que uno de los violentos podría entrar en el fondo sur con el mío”, resalta un abonado del Atlético de Madrid. “O simplemente con una entrada”, recalca. ‘La disolución en términos legales del Frente Atlético como asociación privada o entidad con personalidad jurídica propia no es competencia del club y, por tanto, no puede ser ejecutada por el club sino que serán las autoridades competentes las que deberán valorar y/o ejecutar dicha disolución’, explicó el Atlético de Madrid en su comunicado. Para el domingo 14, con la visita del Villarreal al Calderón, ya se habrán adoptado las medidas oportunas para que a las 19:00 horas todo esté bajo control.

La muerte de Jimmy marcará un antes y un después en la vida diaria del Atlético de Madrid. El club está en permanente contacto con las fuerzas de seguridad porque internamente se sabe de sobra que los radicales del Frente Atlético no se van a cruzar de brazos. La preocupación en las oficinas rojiblancas es máxima, empezando por la figura de Miguel Ángel Gil Marín, sabedor de que la decisión de acabar con este grupo puede tener respuesta. El máximo accionista ha mostrado su tremenda decepción en diferentes círculos. La imagen del Atlético de Madrid ha quedado seriamente dañada, sabedor de que en futuros desplazamientos el equipo puede tener un hostil recibimiento.

Integrantes de peso del Frente Atlético han contactado, obviamente, con el club. En esta ocasión el recibimiento no ha sido el mismo que se les ha dispensado durante los últimos años. Esta vez rebasaron el límite y tanto dirigentes como ejecutivos les han dejado las cosas muy claras. Habituados a moverse con libertad en diferentes escenarios del club, saben que la barra libre se ha terminado. El Atlético de Madrid explicó en su comunicado que ‘entre los identificados se encuentran un total de 15 personas que dicen ser seguidores del Atlético de Madrid, de los cuales 7 eran socios abonados del club, 1 era socio no abonado y 7 no son socios de la entidad. Todos los socios han sido expulsados de forma inmediata, causando baja permanente como socios y sin posibilidad de volver a serlo en el futuro, mientras que los que no son socios no podrán darse nunca de alta como tales’. La investigación policial continúa abierta y con total seguridad seguirán el mismo camino más ultras que hasta ahora consideraban el fondo sur del Calderón un lugar conquistado.

Pelea ultras Atlético-Deportivo Miguel Ángel Gil Marín Atlético de Madrid Enrique Cerezo
El redactor recomienda