Cuando el Deportivo no dejaba pasar a Jimmy a Riazor
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL CLUB GALLEGO PIDE AYUDA EN SU LUCHA

Cuando el Deportivo no dejaba pasar a Jimmy a Riazor

Ocurrió hace un par de años. A Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, se le impidió pasar a Riazor durante medio año por venta de estupefacientes

Foto: Tino Fernández, presidente del Deportivo de la Coruña.
Tino Fernández, presidente del Deportivo de la Coruña.

Ocurrió hace un par de años. A Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, trágicamente fallecido el pasado domingo tras una reyerta entre Riazor Blues y Frente Atlético, se le impidió pasar a Riazor durante medio año por venta de estupefacientes dentro del estadio. Fue una medida provisional que alejaban del césped actividades que poco tenían que ver con el deporte. Este martes, tras una reunión del Consejo de Administración del club, se ha dado un paso más en el intento por desterrar todo lo que no tenga que ver con fútbol de la grada blanquiazul y se ha comunicado el cierre “provisional y simbólico, de la grada de Maratón Inferior para los dos próximos partidos”. Existe voluntad, como el alejamiento “provisional” que tuvo Jimmy. Pero, quizás, si ese “provisional” se hubiera convertido en definitivo, Jimmy ahora estaría en casa.

Mientras el Atlético de Madrid, a través de Miguel Ángel Gil Marín, ha sido contundente afirmando que va a “expulsar al Frente Atlético del Vicente Calderón”, el Deportivo se ha quedado en la mitad, declarando buenas intenciones “provisionales”, no definitivas. En el comunicado que leyó este martes el presidente deportivista, Tino Fernández, (sin turno de preguntas) dejó claro el “rechazo rotundo a cualquier manifestación violenta, verbal o física, en torno al mundo del fútbol” y solicitó ayuda para no estar solo en esta lucha: “Pedimos al mundo del fútbol que siga el camino que desde el Deportivo queremos iniciar y que esto no sea una acción aislada y fruto de lo sucedido este fin de semana, sino el inicio de un movimiento que cambie para siempre el fútbol español”.

El Consejo de Administración “ha decidido tomar una serie de medidas que pongan de manifiesto el posicionamiento frontal del Club contra la violencia en el fútbol y encabezar un movimiento a favor de un fútbol 100% libre de violencia verbal y física. 100% fútbol”, indicó Fernández. Y lo cierto es que, según ha podido saber El Confidencial, hace no demasiadas fechas, el primer paso del Deportivo en esta lucha ya la dio cerrando el almacén que los Riazor Blues tenían para guardar sus objetos en el propio estadio.

Al margen de estas medidas internas para solventar la situación, el Deportivo quiso dejar claro que también las Autoridades deben tomar cartas en el asunto y mejorar la ‘comunicación’ porque Fernández dejó claro que la Policía sí sabía que los Riazor Blues se dirigían a la capital de España: “En cuanto detectamos movimientos sobre la presencia de miembros de Riazor Blues en Madrid, nos pusimos en contacto con el coordinador de seguridad de la Policía en A Coruña, a mediados de la semana pasada. Obligación que en este caso ni siquiera nos correspondía, porque las entradas a las que tuvieron acceso los Riazor Blues no fueron despachadas por el Club en la Oficina de Atención al Socio y Accionista, sino que fueron gestionadas directamente por la Federación de Peñas del Deportivo con el club local”.

La Policía sabía que iban a viajar, y el Deportivo sabía la clase de ‘aficionados’ que integran esta peña futbolística… Una vez que se han sacado los trapos sucios será interesante comprobar hasta qué punto llegará la implicación de ambos bandos –Administración y mundo del fútbol (clubes, LFP, RFEF)– para atajar este problema. Lo de este martes es un gran paso adelante porque el lunes las posturas eran muy lejanas entre ellos. Desde la Administración esperan no lamentar más víctimas para poner fin a una historia que nada tiene que ver con dar patadas… a un balón.

Miguel Ángel Gil Marín Tino Fernández Pelea ultras Atlético-Deportivo Atlético de Madrid Deportivo de La Coruña
El redactor recomienda