florentino: conmigo o contra el real madrid

En el palco de Prensa del Bernabéu ya no hay sitio para 'El Confidencial'

Por cuarto partido consecutivo, el departamento de comunicación del Real Madrid no ha acreditado a nuestro diario para el Santiago Bernabéu "por falta de espacio"

Foto: Florentino Pérez en el palco de honor del Santiago Bernabéu (EFE)
Florentino Pérez en el palco de honor del Santiago Bernabéu (EFE)

Conocida y reconocida es la dimensión del Real Madrid, el club más laureado de la historia del fútbol y, según la revista Forbes, la institución más valorada del mundo. Sabida es la gran expectación que cada partido del equipo blanco levanta entre los aficionados, tanto cuando juega en el Estadio Santiago Bernabéu como cuando lo hace en otras ciudades de España, de Europa o de cualquier lugar del planeta. Lógico por ello que el Real Madrid y su constelación de estrellas, con Cristiano Ronaldo a la cabeza, acaparen diariamente la atención de una gran cantidad de medios nacionales e internacionales.

Su historia y su proyección tanto futbolística como económica no sólo son indiscutibles, sino también respetadas e, incluso, envidiadas. Sobre todo cuando, salvo deshonrosas y recientes excepciones, sus valores han sido su seña de identidad. El mejor club del mundo del siglo XX, según la FIFA, está muy por encima de jugadores, entrenadores o presidentes. Incluso de aquellos que de verdad lo hicieron grande, como el caso del recientemente fallecido Alfredo di Stéfano, leyenda del fútbol mundial, quien precisamente recibió el mencionado galardón de manos del presidente de la FIFA, Joseph Blatter. 

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, y Alfredo di Stéfano
Joseph Blatter, presidente de la FIFA, y Alfredo di Stéfano

Sin embargo, algo falla en el Real Madrid, y concretamente en su departamento de comunicación, cuando en el palco de Prensa del Bernabéu, uno de los más grandes y lujosos del mundo, no hay sitio para El Confidencial, el tercer medio de España más leído, con 642.000 lectores de promedio diario, según datos publicados el mes pasado por el medidor oficial comScore

Por cuarto partido consecutivo, el primero fue el clásico ante el Barcelona, después el del Liverpool en Champions, más tarde el del Rayo Vallecano en Liga y ahora el de Copa del Rey ante el Cornellà, nuestra petición de acreditación ha recibido la misma respuesta por parte del departamento que, según dice el organigrama del club, dirige Antonio Galeano: "Habiendo recibido hoy todos los listados oficiales de acreditaciones, lamentamos comunicarles que no podremos facilitarles pase de prensa para este partido por falta de espacio. Sintiendo no poder ayudarles en esta ocasión, reciban un cordial saludo". 

"Sois muchos y no hay sitio para todos", aduce el citado Antonio Galeano, un argumento que, de ser cierto, y en principio no habría por qué dudar de lo contrario, dejaría en evidencia su criterio o su autonomía como director de comunicación, pues sabido es que a la hora de conceder acreditaciones a los medios lo primero que se tiene en cuenta es su audiencia. De hecho, El Confidencial ha sido acreditado ininterrumpidamente –salvo alguna excepción desde 2006 y hasta principios de esta misma temporada, con motivo de la visita del Córdoba en Liga, concretamente. Es decir, que aunque sea de manera subliminal o tácita, parece evidente que el Real Madrid, es decir, su presidente, ha vetado la entrada al Bernabéu a nuestro diario. 

El magistrado José Manuel Sieira Míguez, en el palco del Bernabéu, detrás de Aznar.
El magistrado José Manuel Sieira Míguez, en el palco del Bernabéu, detrás de Aznar.

Como es sabido, y así lo han reflejado algunos medios independientes, el personalismo de Florentino Pérez termina por aplacar toda la independencia del director de comunicación, en este caso, según el organigrama del club, Antonio Galeano. El presidente es su propio responsable de comunicación, gestiona sus propias entrevistas y las de los estamentos administrativos e incluso establece vetos a determinados medios de comunicación que le parecen incómodos. Este parece ser el caso ahora de El Confidencial

Por lo visto, y sólo así se explica esta causa-efecto, a Florentino Pérez no le han gustado varias informaciones de este diario en las que nos limitábamos a informar sobre ¿quién es quién en el palco del Bernabéu? o que el presidente del Real Madrid sigue rodeándose en él de jueces como Sieira Míguez, entre otros magistrados. También le molestaría que publicáramos que Luis Blasco Bosqued, vocal de la Junta directiva que preside, se encuentra entre los miembros de la cúpula de Caja Madrid implicados en el pago con tarjetas de crédito opacas, al igual que Ángel Rizaldos González, vocal de la Comisión de Disciplina Social y Guillermo Ricardo Marcos Guerrero, vocal de la Junta Electoral. Y, por supuesto, que la Asociación por los Valores del Madridismo le pidiera por carta la dimisión de todos ellos. 

La cuestión es que Florentino Pérez no utiliza el clásico conmigo o contra mí, sino el conmigo o contra el Real Madrid, de ahí que haya convertido el Bernabéu en una especie de discoteca en la que sólo entras si le caes bien al portero. Y no a Iker Casillas, precisamente...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios