Zidane impone que el Castilla viaje en vuelo chárter... y el Murcia hace 2.006 km en bus
  1. Deportes
  2. Fútbol
los blancos sufren, los granas ganan siempre

Zidane impone que el Castilla viaje en vuelo chárter... y el Murcia hace 2.006 km en bus

En Segunda B hay clases: el Castilla viaja en chárter, y los que recorren la península en bus, como el Murcia. 'El Confidencial' habla de esos viajes con los granas

Foto: Zidane quiere que su Castilla viaje en avión (Imago).
Zidane quiere que su Castilla viaje en avión (Imago).

Con un solo ejemplo, queda retratado que hay tres clases de equipos en Segunda División B. Hay un primer grupo, formado por la grandísima mayoría de clubes de esta categoría, que viajan generalmente en autobús a ciudades relativamente cercanas. Hay otroen el que tan sólo está el Real Murcia, que se ve obligado, una vez se confirmó su descenso administrativo, a hacer grandes viajes al norte de la península y siempre en autobús. Y hay otro subgrupo en el que están los clubes canarios y el Castilla. ¿Qué tienen que ver? Pues que todos ellos viajan en avión. Y en el caso del filial madridista, en vuelos chárter. ¿Por qué se produce esto? ¿Por qué un club de Segunda Bviaja en vuelos chárter? Porque Zinédine Zidane se lo impuso al Real Madrid.

El pasado domingo, el Castilla visitaba el campo del que era el líder del grupo II de Segunda B, el Barakaldo. La tarde antes, el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas recibió a la plantilla del filial merengue, que se dirigió casi directamente a la pista para coger un avión que les trasladó al aeropuerto de Bilbao. Un viaje de poco más de 40 minutos tras el que, por fin, el Castilla pudo estrenar su casillero de victorias a domicilio. Fuera del Alfredo di Stéfano, sólo conocía la derrota. Un capricho del segundo entrenador del equipo (oficialmente así es) que veremos si se prolonga en el tiempo. Esa situación de beneficio (por potencial económico, claro) que tiene el Castilla contrasta sobre todo con la del Real Murcia, que como mínimo tardará unas ocho horas en llegar a Valladolid, su viaje más cercano.

La realidad del Murcia es y seguirá siendo hasta final de temporada (al menos) la más complicada de cuantos equipos conforman la división de bronce. Nadie hará tantos kilómetros como ellos (salvo los canarios, por motivos evidentes). Pero por ahora, a diferencia del Castilla, los resultados no pueden ser mejores. Cuatro desplazamientos de muchas horas de autobús, cansancio y entumecimiento de piernas, pero cuatro victorias que colocan al club grana a un punto del líder, el Real Oviedo. El Confidencial se trasladó a la Región de Murcia para conocer de primera mano cómo están viviendo esta tremenda situación los jugadores de la entidad presidida por Jesús Samper.

Vídeo: La victoria grana en Langreo, con goles de Arturo y Carrillo

Y decimos la Región de Murcia porque no fue a Murcia donde fue este periódico. En Totana, en el estadio del Olímpico de Totana, se entrenó el Real Murcia. Las instalaciones eran humildes, con unas gradas en las que cabían menos de mil personas, pero con un césped más que aceptable para la práctica del fútbol. Tras un entrenamiento con mucha preparación para el movimiento ágil de la pelota en espacios cortos, un capitán, Miguel Albiol, un canterano, José Ángel Carrillo, y un recién llegado (que además, es del norte), Fernando Pumar, nos dedican unos minutos.

“El viaje más corto, ocho horas”

"A mí me vacilaban en el vestuario, porque yo, al tener tantos partidos 'arriba' iba a ver más a la familia, a los amigos... Entonces había la broma de que yo iba a estar más contento de que nos tocara estar en el Grupo 1". Pumar jugó en el Racing de Ferrol, el equipo de su ciudad, hasta que José Manuel Aira le convenció para pagar su libertad y acompañarle en la aventura de jugar en Segunda con el Real Murcia. Las circunstancias cambiaron drásticamente, hasta tal punto que jugó su primer partido oficial con el Murcia en A Malata, el que ha sido su estadio toda la vida. “La familia vino a verme, como cuando jugamos en Langreo, se acercaron a verme, porque Asturias, al fin y al cabo, está cerca de Ferrol. Igual en Coruxo. Así que, dentro de lo que cabe, soy el más beneficiado de la situación. Aun así, los viajes son bien jodidos", dice el gallego.

“El viaje más corto –recuerda Albiol- son unas ocho horas a Valladolid, y el resto son mínimo diez horas”. En ese tiempo, “el autobús sólo se detiene para cambiar de conductor, nosotros al estar dormidos (o intentándolo) pues no nos enteramos mucho. Viajamos por la noche, así que al final siempre cae uno". "Al ir de noche, vamos mucho más tranquilos, porque hay menos ruidos. Es cierto que la vuelta se hace mucho más pesada, pero si se traen los tres puntos a Murcia, se lleva mejor”, y lo dice un canterano como Carrillo, que sabe lo que ello significa.

Tal y como podía parecer, están siendo incómodos los viajes, no podía ser de otra manera, pero de todo ello "tenemos que sacar algo positivo de ello”, dice Pumar, que recuerda que “lo vamos a tener que hacer cada dos semanas y al final hay que acostumbrarse. Y el equipo que sólo lo hace una vez al año, que venga aquí y sufra como un cabrón". Para Carrillo, "la unión de este equipo me parece realmente increíble. Estar conviviendo juntos, durmiendo, comiendo, cenando, nos está uniendo mucho, nos hace muchísimo más fuertes".

El primer capitán, José Luis Acciari, ya reconoció que tiene que tomar pastillas para poder dormir, y el segundo capitán no es menos. "Yo también tomo pastillas porque si no, al final no llegas a descansar del todo. La postura es importante, luego si hay algún ruido fuera o dentro te despiertas continuamente. Cuesta bastante, pero con las pastillas lo solventamos más o menos bien", reconoce Albiol.

“El problema es la vuelta”

"Como viajamos dos días antes y lo hacemos por la noche, aunque no descanses como en tu casa, al día del partido llegas bien. Luego hacemos muchos estiramientos para recuperarnos.El problema real es la vuelta, porque vuelves al acabar el partido y el primer día al llegar aquí estás tieso y cuesta mucho arrancar la semana. Pero bueno, no nos está influyendo mucho, porque estamos ganando". Victorias en Ferrol, en Luanco, en Langreo y en Coruxo, pero el Real Murcia no está líder o en fase de ascenso porque ha perdido dos encuentros en casa. Sin embargo, Pumar le resta importancia. "Que se nos esté dando bien el norte es una casualidad. Es cierto que en casa hemos sufrido dos derrotas, pero no creo que hayamos merecido perder. Al final, es sólo una coincidencia. Nos sabe mal no ganar más en casa. Cuando juegas en casa y tienes a miles de personas en la grada quieres hacerlo mejor para que se vayan contentos a sus casas. No es por presionarnos, sino porque queremos hacerlo mejor", asegura el lateral.

Tanto tiempo que pasan juntos tenía que generar bromas, chistes y demás chismes, pero no se atreven a desvelarlos, y dicen que no es porque esté con nosotros un capitán. "Albiol va delante con los veteranos, y nosotros vamos detrás, pero vamos tranquilos. Por ahora no han habido bromas serias, en plan poner crema en la nariz", dice Pumar, que sí ha creado una tradición de subir siempre –a Twitter- que salimos la foto de la salida y nos está funcionando, así que habrá que seguir sacándola". Esa próxima foto será cuando el Real Murcia parta con dirección a Zamora, que será siguiente aventura pimentonera.

Real Murcia Real Madrid Castilla Fernando Pumar Miguel Albiol José Ángel Carrillo Zinédine Zidane Segunda B
El redactor recomienda