Es noticia
Menú
La odisea del Murcia en autobús: recorrer 31.308 kilómetros en su camino a Segunda
  1. Deportes
  2. Fútbol
recorrerá todo el norte de la península

La odisea del Murcia en autobús: recorrer 31.308 kilómetros en su camino a Segunda

Tras ocupar el puesto del Mirandés en el Grupo I de Segunda B, el equipo murciano tendrá que recorrer un total de 31.308 kilómetros en 19 desplazamientos

El pasado viernes se hacía oficial el descenso a Segunda B del Real Murcia. Se terminaba así con uno de los culebrones del verano. Tras semanas de litigios, el club se rendía a la sorprendente decisión del juez suplente del Juzgado nº 7 de lo Mercantil de Madrid, que cambió lo establecido por su titular y permitió que la Liga de Fútbol Profesional cumpliera su inamovible objetivo de descender al cuadro pimentonero. De esta manera se deshacía el entuerto. La Liga Adelante comenzaba el pasado fin de semana con 22 equipos. El Mirandés ocupa el lugar del Murcia en la Liga Adelante mientras que a los murcianos sólo les queda el consuelo de percibir 4 millones de euros en concepto de indemnización por parte de la LFP.

Acto seguido llegaba una decisión acelerada por la proximidad del inicio del campeonato, pero no por ello menos ilógica. En lugar de reestructurar la composición de la competición e incluir al Murcia en el Grupo IV (Andalucía, Melilla, Extremadura, Murcia y Castilla-La Mancha) junto a sus conterráneos del UCAM Murcia, la Hoya de Lorca y el Cartagena, se decidió meterle en el Grupo I, donde competirían los burgaleses. Un grupo que, en base a lo decidido el pasado 24 de julio en la Asamblea General de la Federación Española de Fútbol (RFEF), está conformado por equipos del norte peninsular: Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia y La Rioja.

Así las cosas, el Murcia se verá obligado a recorrer un total de 31.308 kilómetros repartidos a lo largo de los 38 desplazamientos, contando ida y vuelta, que deberán afrontar a lo largo de la temporada. En Galicia, llegarán los cinco recorridos con más kilómetros: Coruxo (994 km.), Racing Club Ferrol (1.010 km.) y SD Compostela (1.004 km.), UD Somozas (983 km.) y RC Celta de Vigo ‘B’ (994 km.). Tras visitar buena parte de la punta noroeste del país, estará Asturias y siete viajes: Real Oviedo (848 km), Real Sporting Gijón ‘B’ (867 km.), Marino de Luanco (886 km.), Real Avilés (881 km.), UP Langreo (844 km.) y CD Lealtad (876 km.). En Cantabria, sólo figura un viaje ante el CD Tropezón (779 km.). En Castilla y León, aunque los trayectos se reducen, estos se repetirán con más frecuencia: Zamora (656 km.), CD Guijuelo (612 km.), Burgos CF (629 km.), Cultural Leonesa (739 km.), Real Valladolid ‘B’ (592 km.) y Atlético Astorga (732 km.). Por último está La Rioja y su visita a las Gaunas (722 km.)

Una consecuencia que bebe directamente de su inclusión en un Grupo alejado de su tierra y que le genera un agravio más que evidente respecto al resto de competidores. Sin ir más lejos, los murcianos tendrán que hacer 14.328 kilómetros más que el Logroñés, el segundo equipo con más kilómetros a sus espaldas. En el extremo está la Cultural Leonesa. Con 9.301 kilómetros, los leoneses surcarán 22.007 kilómetros menos que el equipo presidido por Jesús Samper. Por rizar más el rizo: de media, cada traslado tendrá 824 kilómetros, o lo que es lo mismo, más de 10 horas de viaje atravesando de punta a punta la geografía española. “Una paliza”, según aseguran desde el club que el equipo, armado de paciencia y de gasolina, afrontará con su autobús.

El club no se rinde

Nada más conocerse la decisión del juez, desde el seno de la entidad pimentonera se apresuraron a mostrar su disconformidad con la resolución a través de un comunicado publicado en la página web del club. “El Real Murcia CF SAD con el debido respeto que le merecen todas y cada una de las Resoluciones judiciales, discrepa en esa concreta cuestión del criterio seguido por el Juzgado, y sin duda, impugnará tal pronunciamiento por los cauces legalmente establecidos”, se podía leer en una extensa argumentación. De él emana el imperturbable deseo de no rendirse, mantenerse en pie y tratar de quemar todos sus cartuchos para jugar en Segunda. “El lugar donde merecemos estar”, aclaran desde el equipo.

En la semana previa al que se supone será su estreno en la categoría de bronce, el conjunto de la capital del Segura se encuentra ante el complejo reto de construir un equipo desde los cimientos. Además del entrenador, José Manuel Aira, al cierre de estas líneas, sólo ocho jugadores del primer equipo estarían dispuestos a continuar. Una lista compuesta por Fernando, Acciari, Albiol, Pumar, Carrillo, Rubén Sánchez, Iván Moreno y José Martínez. Acciari, capitán del equipo, juró amor eterno al equipo: "Si tengo que jugar en tercera división con el Real Murcia, jugaré. Es un sentimiento”, reconocía el jugador argentino de 35 años en el fragor de la batalla. No pensaron lo mismo siete jugadores que se han desvinculado del club al ver el cariz que empezaban a tomar los acontecimientos. Tal y como se informe este lunes a través de un comunicado, Daniel Toribio, Saúl Berjón, Albert Doca, Iván Moreno, Juanto, Rafita y Hugo Álvarez, "quedan libres y podrán incorporarse a la disciplina de cualquier otra entidad deportiva". El meta Casto, que tiene una oferta en firme de Las Palmas, es el siguiente que podría unirse a la lista de bajas.

Una desbandada que también ha afectado a los despachos. Según ha podido saber este diario, el director deportivo del equipo, José Luis ‘Chuti’ Molina, ha confirmado al club su deseo de abandonar la nave que con tanta ilusión pretendía acicalar para un nuevo asalto en la categoría de plata del fútbol español. Aunque renovó su compromiso a finales de junio renunciando a ofertas de equipos con poderío económico como el Betis, el descenso ha hecho caer en saco roto las aspiraciones de este trapecista de los despachos que sufre al ver la injusticia que se ha cometido con ‘su’ equipo. De hecho, tal y como publicaron en los últimos días algunos medios locales, tenía atados a varios jugadores que cayeron en saco roto. Es el caso del central del Elche Ilicitano, Charlie Dean, quien superó satisfactoriamente el reconocimiento médico se marchó al Alcorcón.

“En las oficinas del club se trabaja a destajo para cerrar la contratación de varios jugadores. Habrá movimientos en los próximos días”, confirman desde el entorno de la institución pimentonera. Con el resto de equipos con las plantillas ultimando flecos y a cinco días del cierre del mercado de fichajes, la confección del plantel es en estos momentos la principal prioridad. En Segunda B la convocatoria para un partido es de 16 jugadores, y las plantillas no pueden exceder los 22 integrantes, tres menos que en Segunda, de los cuales sólo 16 pueden superar los 23 años. Unas condiciones que provocarán que se eche mano del Imperial, filial que milita en Tercera División para completar la plantilla y poder competir.

Entre la resignación y la esperanza, desde la entidad pimentonera esperan una respuesta antes de saber si tendrán que enfrascarse en su primera ‘aventura’ por carretera de la temporada: cubrir los 1.010 kilómetros (y otros tantos de vuelta) que separan la Nueva Condomina de A Malata, el estadio del Racing de Ferrol. Por si fuera poco, el día del primer compromiso en Liga se adelantó del domingo al sábado a las 20 horas. “Si no hay aplazamiento no nos quedará otro remedio que jugar”, comentan desde el equipo. Aunque se le permitió aplazar el estreno ante el Logroñés del pasado fin de semana, parece que en la segunda jornada no correrá la misma suerte.

El pasado viernes se hacía oficial el descenso a Segunda B del Real Murcia. Se terminaba así con uno de los culebrones del verano. Tras semanas de litigios, el club se rendía a la sorprendente decisión del juez suplente del Juzgado nº 7 de lo Mercantil de Madrid, que cambió lo establecido por su titular y permitió que la Liga de Fútbol Profesional cumpliera su inamovible objetivo de descender al cuadro pimentonero. De esta manera se deshacía el entuerto. La Liga Adelante comenzaba el pasado fin de semana con 22 equipos. El Mirandés ocupa el lugar del Murcia en la Liga Adelante mientras que a los murcianos sólo les queda el consuelo de percibir 4 millones de euros en concepto de indemnización por parte de la LFP.

El redactor recomienda