Palou logra el mayor éxito en los circuitos para España después de Fernando Alonso
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Historia de nuestro deporte

Palou logra el mayor éxito en los circuitos para España después de Fernando Alonso

Con su victoria en el IndyCar americano Alex Palou logra el segundo mayor éxito en circuitos después de los títulos de Fernando Alonso en la Fórmula 1

placeholder Foto: Alex Palou logra el IndyCar americano en tan solo su segundo año, el primer español en lograrlo
Alex Palou logra el IndyCar americano en tan solo su segundo año, el primer español en lograrlo

Alex Palou lograba un hito histórico para el automovilismo español en el circuito de Long Beach. Después de los éxitos de Fernando Alonso en la Fórmula 1, es el segundo piloto español que consigue el triunfo en uno de los grandes certámenes internacionales de monoplazas, el IndyCar americano, además de ser el primer español en ganar el principal certamen americano de monoplazas.

Al bajar de su monoplaza, abría su mono en el que tenía una bandera española con la palabra escrita: "Campeón". "Estoy muy orgulloso de haber sido el primer español en haber conseguido el campeonato, y con suerte no va a ser el último. Intentaremos luchar por muchos más en el futuro", explicaba en al rueda de prensa posterior a la carrera, en la que remató el título con la cuarta posición final. En tan solo su segundo año en el certamen lograba el decimocuarto título para Chip Ganassi, el mejor equipo americano del momento. Desde el podio, el jefe avisaba: "Va a conseguir muchos más récords en el futuro".

"Que abra los ojos en España"

Si hace apenas unos meses Palou acarició por unas décimas las 500 millas de Indianápolis confirmaba ahora su singular talento al volante en una de las gestas más importantes del automovilismo español. "Qué carrera, qué temporada. Este equipo es increíble, no sé qué decir. Estoy muy orgulloso de formar parte de este equipo. Estoy muy feliz y quiero agradecer a todo el mundo que ha hecho todo esto posible. Para ser sincero, estoy muy orgulloso de ser campeón gracias a la oportunidad que me han dado. Estoy viviendo mi sueño", declaraba el joven español al finalizar la carrera. "Ha sido una temporada en la que he aprenido mucho del equipo, de mis compañeros, hemos luchado, con momentos buenos y no tantos, y con ganas de ganar, tenía demasiada hambre por este título".

"Creo que este año la clave ha sido ser constantes. Ganar cuando podíamos hacerlo, quedar segundos cuando no podíamos ganar, quedar terceros cuando no podíamos ser primeros o segundos, cuartos como hoy cuando no teníamos más como Hemos tenido altibajos como todos, creo que es en un campeonato difícil donde es imposible tener un buen fin de semana siempre", comentaba para explicar las claves de su éxito. Palou ha sorprendido por su velocidad, constancia y capacidad de adaptación, también a numerosos circuitos que desconocía. "No tenía ningún tipo de expectativas, no tenía objetivos. El objetivo que me puso Chip Ganassi era ganar el campeonato, así que era un objetivo pequeño para empezar. Dice que le gustan los ganadores, y si no lo haces tienes un problema, pero es por lo que empuja tanto al equipo, no es presión, es una presión buena, y hace todo lo que pueda para que el equipo gane y nos cuida a todos para ello. Y nos ha dado la oportunidad de estar aquí hoy".

Palou se había quejado en días anteriores del escaso seguimiento de los medios generalistas españoles a su trayectoria. Espera ahora que su éxito tenga el impacto que merece. "Espero que esto abra muchos ojos en España y descubran el IndyCar", comentaba "es muy difícil explicar como me siento yo, pero creo que para España va a ser increíble, que así nos apoyen más y esta bola se vaya haciendo más grande y que descubran este campeonato" comentaba el piloto catalán, que rechaza cualquier canto de sirena de la Fórmula 1. "Solo iría si me llamara Chip Ganassi".

"No estaría aquí sin Adrian"

"La verdad es un momento importante, no es fácil ganar campeonatos, no estaría aquí sin Adrian (Campos), hemos hecho un trabajo excelente este año. Una vez que he pasado por meta ha sido la mejor vuelta de mi vida", explicaba recordando también a quien fue su mentor y apoyo en sus primeros años en monoplazas. "El me dio la grandísima oportunidad y me apoyo, y todo el equipo también, seguro que estará contento, es una pena que no lo haya podido vivir, perso seguiremos creando memoria para él", y avanzaba que el próximo año no utilizará el número 1 en su monoplaza como campeón. "Voy a utilizar el numero 10, el numero que utilizaba en los karts cuando era pequeño, y quiero ganar con ese número el próximo año".

Palou también estuvo a punto de lograr las 500 Millas este mismo año, la joya de la corona del IndyCar, y una de las tres carreras más importantes del mundo, integrante con la Triple Corona que incluye el Gran Premio de Mónaco y las 24 Horas de Le Mans. " Las 500 Millas se me escaparon, pero también aprendí mucho. Tengo unas ganas increíble de ganarlas, pero si seguimos rindiendo como ahora llegará, dentro de dos o cinco años, solo es una carrera doscientas vueltas y pasan muchas cosas, tienes que tener el mejor coche, el mejor equipo, la mejor mentalidad, tienes que tener todo perfecto. Si no llega el año que viene creo que no tenemos que esperar demasiado, creo que tenemos muchos años por delante. De momento mi principal objetivo es el campeonato, creo que es más difícil y depende más de ti. Creo que el campeonato es algo más grande".

Álex se mostró muy seguro

"Creo que estamos listos, hemos hecho todo lo que hemos podido. Ahora todo depende de las primeras vueltas" declaraba el español en la previa. Y así fue. La carrera no tuvo gran historia para Palou, que con una estrategia prudente incluso así pudo remontar desde la décima posición de salida a la cuarta final. Pero antes, en la primera vuelta, un golpe por detrás a O'Ward (aspirante principal al título tras el catalán) acabó tocando en Palou, aunque no tuvo más consecuencias para el protagonista de la noche. Sin embargo, al mexicano le pasaría factura más tarde hasta tener que abandonar. A Palo le bastaba con ser duodécimo para proclamarse campeón, de ahí su prudencia en la carrera. A partir de ese momento la presión fue menor.

Paso a paso, Palou fue fraguando su victoria y manteniendo un buen ritmo. El español estaba cómodo y los mensajes de su equipo no hacían más que transmitirle calma, mientras él se mostraba confiado: "Somos más rápidos que ellos", contestaba por radio. Después de dos banderas amarillas, la primera por la salida de O'Ward (no volvió hasta la vuelta 54) y la segunda por el choque de Marcus Ericsson y del baile de boxes, Palou se plantó en la quinta posición en el ecuador de la carrera. Ahí tiró de ambición para adelantar a Hinchcliffe y defenderse del avance de Pagenaud. No consiguió lo primero, pero sí lo segundo antes de parar en boxes.

Entonces, el equipo de Ganassi tiró de estrategia para cambiar los neumáticos duros por los blandos y superar a Hinchcliffe justo al salir. A 25 vueltas para el final y con todo de cara, Palou realizó una gestión sabia de los neumáticos para desgastarlos lo justo y no perder velocidad frente a sus competidores. Saltó otra bandera amarilla por un accidente entre Conor Daly y Oliver Askew, momento en que el español se colocó cuarto. Incluso Palou se lanzó a por su compañero de equipo, Scott Dixon, que ocupaba la tercera plaza.

placeholder Palou gestionó la carrera con inteligencia. (EFE)
Palou gestionó la carrera con inteligencia. (EFE)

"The real deal"

Catalogado por el director general del equipo Ganassi, Mike Hull, como “the real deal” al principio de su andadura en el equipo, el español devuelve la confianza que mostraron en él con este campeonato. No tuvo un camino fácil hasta la gloria en su carrera. Después de la Fórmula 3 y GP3 en Europa, se vio forzado a emigrar a Japón para alimentar su carrera deportiva en el SuperFórmula, donde se le escapó el título en la última carrera por un problema mecánico; luego, apoyado por Honda, se mudó a Estados Unidos para hacer realidad su sueño de la infancia.

No tardó en aprovechar su papel de ‘rookie’ en la primera temporada para firmar por el mejor equipo del torneo, el Chip Ganassi. En su debut, venció y fascinó al batir a Power y Dixon. El tercer piloto en lograr ganar en un debut tras Michael Andretti en 1994 y Dan Wheldon en 2006. Solo Oriol Servia, también en 2006, había ganado una carrera como piloto español. Hoy, Álex Palou es historia de nuestro deporte.

Alex Palou California
El redactor recomienda