"Me duele": Alex Palou tuvo en la mano las 500 Millas de Indianápolis hasta la última vuelta
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Lideraba la prueba hasta la penúltima vuelta

"Me duele": Alex Palou tuvo en la mano las 500 Millas de Indianápolis hasta la última vuelta

Claro favorito durante toda la carrera, Alex Palou tuvo la victoria en las 500 Millas al alcance de la mano hasta la penúltima vuelta, cuando fue adelantado por Helio Castro Neves, a quien no pudo adelantar en la última por los doblados

placeholder Foto: Alex Palou no pudo adelantar a Helio Castro Neves en la última vuelta cuando tenía la victoria en la mano en la parte final de la prueba
Alex Palou no pudo adelantar a Helio Castro Neves en la última vuelta cuando tenía la victoria en la mano en la parte final de la prueba

Penúltima vuelta para terminar la edición 105 de las 500 Millas de Indianápolis. En cabeza, el español Alex Palou, 24 años. Era tan solo su segunda participación en la carrera americana. En las dos se había clasificado en el Fast Nine, los pilotos más rápidos en los entrenamientos. Era el piloto que más vueltas había dado en cabeza en el último cuarto de la prueba. Por detrás, el brasileño Helio Castro Neves, 46 años, 21 participaciones, y ganador en tres ocasiones en esta prueba. Si conseguía el triunfo igualaba el récord en manos de pilotos legendarios como Al Unser, AJ Foyt y Rick Mears. Castro Neves corría esta carrera de manera puntual con el equipo Meyer Shank Racing.

Tras varios adelantamientos recíprocos (ocho cambios de liderato en las últimas veinte vueltas), Castro Neves superaba al español en esa penúltima vuelta. Palou tenía velocidad para un ultimo intento en un giro final de infarto. Cada vez que el brasileño había superado al español, este le devolvía la jugada. Palou había rodado toda la carrera entre los seis primeros y su velocidad en los últimos giros le hacían claro favorito. Pero la veteranía del brasileño jugó su papel en el momento decisivo.

A falta de cuatro para el final, Palou había cogido el rebufo del Felix Rosenqvist, del equipo McLaren, quien con neumáticos nuevos tenía velocidad y a su estela podía evitar el adelantamiento de Castro Neves y quizás llegar hasta la meta. Pero el sueco fue llamado a boxes para una sanción y Palou quedó a merced del brasileño, que le adelantaba. Sin embargo, en la última vuelta, cuando el español se disponía a su último intento, Castro Neves tuvo la fortuna de encontrarse con un grupo de doblados que le permitieron ganar una velocidad extra y restaban espacio al español para adelantarle. No pudo ejecutar la estocada final.

Palou lograba el mayor éxito de su carrera deportiva. Pero había perdido las míticas 500 Millas que tuvo en la mano durante todo el final de la prueba. "Teníamos un coche para ganar", repetía Palou una y otra vez en las entrevistas tras la carrera señalando a su equipo, el Ganassi. "Pensaba que tenía una oportunidad en la última vuelta, pero Helio cogió el tráfico.... Era un poco más rápido y le podía atrapar en la contrarrecta cuando me adelantaba" declaraba el piloto catalán, que se debatía entre su exhibición en la carrera y la pérdida de una victoria que tenía en la mano. Pero se convierte en el nuevo líder del IndyCar, gracias también el doble valor de los puntos que confieren las 500 Millas y confirma su candidatura para luchar por el título en 2021.

Castroneves, de 46 años, se une a los legendarios a A.J. Foyt, Rick Mears y Al Unser como los únicos cuatro veces ganadores de la carrera del año más importante en la modalidad IndyCar después de haberla ganado en el 2001, 2002 y 2009. El piloto brasileño, que ha esperado 12 años para lograr igualar el récord, volvió a convertirse en Spiderman al trepar la valla del circuito para comenzar su celebración en medio del delirio de los aficionados norteamericanos, entre los que es tremendamente popular. Nunca antes se había dado esta clasificación final de dos pilotos latinoamericanos y un español copando el podio en las 500 Millas de Indianápolis.

El piloto brasileño ganab a por cuartaa vez la carrera, a los 46 años. Castroneves, que ha esperado 12 años para conseguir la hazaña, volvió a convertirse en Spiderman al trepar la valla del circuito para comenzar su celebración entre la locura colectiva con los aficionados. Ahora La victoria le permite consolidar su legado como uno de los pilotos míticos en la historia de las 500 Millas.

Indianápolis IndyCar
El redactor recomienda