"¡Coño, sonríe!": así vivió Álex Palou su gran gesta en las 500 Millas de Indianápolis
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
perdió la victoria en la última vuelta

"¡Coño, sonríe!": así vivió Álex Palou su gran gesta en las 500 Millas de Indianápolis

En su segunda participación en las 500 Millas y con solo 24 años, Alex Palou estuvo a punto de lograr un hito histórico. El piloto catalán habla con El Confidencial de su increíble experiencia

Foto: Alex Palou terminó segundo y a cuatro décimas de ganar una de las carreras más icónicas del mundo de la competición, las 500 Millas de Indianápolis.
Alex Palou terminó segundo y a cuatro décimas de ganar una de las carreras más icónicas del mundo de la competición, las 500 Millas de Indianápolis.

Acaba de perder las 500 Millas por menos de medio segundo. No pudo adelantar en la última vuelta a Helio Castro Neves porque se interpusieron unos doblados. Había adelantado al brasileño con facilidad en los toma y daca anteriores que mantuvieron entre ambos. Pero no pudo ser. Álex Palou había estado a punto de lograr en su segunda participación un hito histórico en las carreras: ganar una de las más famosas del mundo, uno de esos diamantes de la triple corona que Fernando Alonso no pudo lograr en sus tres intentos. Además de la gloria, del anillo del ganador y de espectacular premio económico, el rostro del ganador queda grabado para siempre en el enorme trofeo de las 500 Millas.

Nada más bajar de su monoplaza, el padre, siempre cerca durante toda su carrera, se acercó al hijo: “Cuando me vio estaba contento y me vio a mí triste. Me dijo: “¡Coño, sonríe!”. “Ya, papá, pero estábamos tan cerca…”. Cuando veía en las entrevistas de las 500 Millas al que terminaba segundo y tercero parecía que le pasaba algo… Y me decía: “Tío, que acabas de hacer segundo en las 500 Millas”. Pero es verdad, cuando salí del coche te dices “cómo duele. Nunca pensé que podía haber dolido tanto hacer segundo en una carrera del IndyCar, y menos en las 500 Millas. Pero se me pasó al ver a todo el mundo tan contento, al darme cuenta de que habíamos hecho algo muy bien”, explica Álex Palou a El Confidencial.

"Te sientes un 'rock star"

El año pasado, el español debutó en Indianápolis con uno de los equipos más modestos de la parrilla. Se metió en el Fast Nine a la primera (la sesión clasificatoria de los más rápidos). Tras su gran temporada fue fichado por el mejor equipo del presente, Ganassi. De nuevo, volvió a entrar en el Fast Nine y fue superado en la última vuelta por Helio Castro Neves, que igualaba el récord histórico de cuatro victorias. Con su segundo puesto, Palou es líder del IndyCar

La primera pregunta es obligada: ¿cómo vivió esos instantes finales de la carrera? Porque, además, fue el piloto que más vueltas lideró en los compases finales de la prueba. “Estaba muy cómodo, de hecho fue lo más importante de toda la carrera, el poder estar ahí primero y segundo. Pero no era fácil porque nadie quería liderar por el tema de la gasolina. Todos jugábamos la misma estrategia. Una vez que sabía que tenía gasolina suficiente para luchar entre el primero y segundo, le dimos. Las últimas vueltas fueron muy intensas, yo pensaba que iba con un poco de ventaja porque me veía muy bien, el coche me permitía adelantarle a la siguiente vuelta cuando él me adelantaba y, sin embargo, Helio necesitaba dos o tres vueltas para pasarme a mí. Pero, mira, al final nos la jugó. Se lo preparó bien porque encontró tráfico y no se la pude devolver. Pero hemos luchado, ¿qué más se puede pedir?”.

El equipo Ganassi había metido a sus cuatro pilotos entre los seis primeros de parrilla. Era uno de los claros favoritos para la victoria. ¿Qué le dijo el jefe, Chip Ganassi?: “Estábamos todos un poco jodidos en el equipo, no te voy a mentir. En Indianápolis solo vale ganar, todo el mundo se acuerda de quién gana para toda la vida, queda para la historia, pero nadie se acuerda de quien queda segundo. Duele cuando puedes luchar, pero luego te paras a pensar y te dices que has luchado hasta la última vuelta, que el equipo hizo un trabajo increíble, con las paradas en boxes. Lo dimos todo, no es que hiciéramos algo mal, solo que no era nuestro día para ganar”.

"Nada igual como esta carrera"

A pesar de su positiva reacción, Palou tampoco olvida que en las 500 Millas el tren de la victoria solo puede pasar una vez en la vida. ¿Por qué resulta tan difícil ganar esta carrera aunque tengas el mejor coche y equipo? “Porque no es una carrera más, no tiene nada que ver con nada. Es más resistencia que 'sprint', haces cinco paradas en boxes, y tienen que salir bien todas. Y si falla solo una ya no hay nada que hacer. ¿Por qué te falla una parada? Porque llevamos todo al límite. Y como todo el mundo va igual, el mínimo problema te deja fuera. Son casi tres horas de carrera, y a la que tienes un momento malo te pasan dos y es muy difícil recuperar. No hay nada parecido a esta carrera. Lo malo es que nunca sabes cuántas veces vas a tener esta oportunidad de estar aquí, es lo que duele. Al año siguiente no tienes garantizada la opción de victoria, porque todo tiene que ir al cien por cien. Por eso duele, porque tienes esa oportunidad como ahora y no la acabas de conseguir. 'Estoy contento', te dices, pero no del todo".

La prueba en sí misma es solo una pequeña parte de lo que significa competir en las 500 Millas: la atención a los medios de comunicación y patrocinadores “es la parte más difícil de llevar, porque son cosas que tienes que hacer. La verdad es que disfruto un montón, porque te haces sentir que estás dentro. Vas a ver a patrocinadores, las entrevistas, flipaba porque tenía un montón de cenas, iba de una a otra, hablas con muchas personas… y te dices: 'Pero que yo mañana tengo que salir a la carrera, dejadme que me vaya temprano...'. Aquí lo más importante son los patrocinadores y que todo el mundo esté contento, que todo el mundo disfrute de los pilotos y de la experiencia. Y sabes que todos los pilotos hacen lo mismo que tú. Yo me lo pasé muy bien".

Para Álex Palou estas han sido sus primeras 500 Millas con público, una experiencia totalmente diferente. “No fue como el año pasado, cuando no tenía la sensación de estar en ella. Escuchas a la gente..., ves muchísima gente, el evento es espectacular. Ahora he sido parte de él, y además hemos luchado por la victoria. Es increíble, mejor de lo que había pensado. Cuando hay 135.000 personas…, cuando haces la introducción de los pilotos justo sales de Gasoline Alley y ves toda la grada llena, dicen tu nombre, te aplauden y te sientes un poco como un ‘rock star’. Esta es la parte con la que más se siente la diferencia de las 500 Millas, es espectacular”.

"No se puede describir"

Después de dos semanas en Indianápolis, con tantos momentos intensos vividos fuera y dentro de la pista, ¿qué recordará Palou en el futuro de esta edición? "Me quedaría con lo que te decía… lo de la gente. Es que nunca había estado en un evento tan grande, con tanta gente. El año pasado no había nadie en las 500 Millas. La intensidad de las últimas vueltas en la carrera me ha encantado. Pero tengo que decir que ver tanta gente y la energía que recibes de todas las personas es algo que no se puede describir, hay que estar a un sitio así para luego poder decir: 'Vale, ya sé de lo que estaban hablando'. Y eso que no estaba lleno, no me quiero ni imaginar cuando estén las 300.000 personas”.

Entonces, como conclusión, en qué quedamos: ¿triste, contento, o ambas sensaciones a la vez, como Carlos Sainz en Mónaco? (El piloto de Ferrari le mandaba un mensaje de felicitación por Twitter tras la carrera). “Ayer, cuando estaba toda mi familia, mi pareja, con tanta gente, nos decíamos: 'No hemos ganado, nos duele a todos, pero mira cuánta gente hay, lo que es esto, lo que hemos conseguido…'. Estoy más feliz que nunca (ríe). Tuve cinco minutos después de la carrera donde estaba triste por la oportunidad perdida, pero estoy más feliz que una perdiz, solo hay una persona que puede estar más feliz que yo, y es Helio (Castro Neves). Sé que tenemos muchos años, estamos en un equipo bueno y habrá más oportunidades. Si esta hubiera sido por casualidad te duele más. Pero llevamos tres podios esta temporada, somos líderes del campeonato. Vamos a por más”.

Alex Palou IndyCar Fernando Alonso Carlos Sainz Fórmula 1
El redactor recomienda