Alex Palou ganó a la primera al 'Hamilton' americano: "Es como tirarte en paracaídas"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ENTREVISTA CON EL CONFIDENCIAL

Alex Palou ganó a la primera al 'Hamilton' americano: "Es como tirarte en paracaídas"

Alex Palou charla con el Confidencial sobre una victoria que ha sorprendido al 'establishment' del IndyCar, empezando por su compañero Scott Dixon, el 'Lewis Hamilton' del campeonato por trayectoria y títulos

placeholder Foto: Palou sorprendía con una extraordinaria victoria batiendo en su primera carrera con Ganassi al actual campeón, Scott Dixon, en su mismo equipo
Palou sorprendía con una extraordinaria victoria batiendo en su primera carrera con Ganassi al actual campeón, Scott Dixon, en su mismo equipo

“¡Hellouuuuu Palouuuu!” El comentarista de la NBC celebraba así la primera victoria de Alex Palou en el IndyCar americano, en su debut con el equipo campeón. Era una forma de dar la bienvenida al 'club de los ganadores' como le diría luego el jefe. El español ganaba en el trazado de Barber, (Alabama) aguantando a dos leyendas del campeonato pegados a sus talones, Will Power y su compañero de equipo, Scott Dixon, el 'Hamilton' del Indycar, y actual campeón del certamen.

“¡No waaaaaay! ¡Oh my God!” (“No puede seeeer”) El jovial y original grito del piloto español al entrar en meta se alejaba de las celebraciones al uso. Había ganado una carrera de extrema presión, con una actuación propia de los grandes veteranos del campeonato. El Confidencial le preguntaba al propio Alex Palou el por qué de ese eufórico mensaje. “Porque, aparte de haber ganado la primera carrera del año con Ganassi, en el Indycar, era que habíamos ganado una carrera jugando el juego de los grandes, guardando gasolina, a dos paradas, menos de los normal, y por delante de Will Power y Scott Dixon, el mejor. Les ganamos jugando a su juego, no hubo fortuna u otras causas”.

Por poner en contexto la victoria de Palou, que el año pasado debutaba en el IndyCar con uno de los equipos más modestos: imaginemos por un momento que George Russell, fichado por Mercedes, le gana a Lewis Hamilton a la primera. O como cuando el joven Hamilton rivalizaba con Alonso en las primeras carreras de 2007. Por ello, la victoria de Palou ha causado sensación en Estados Unidos y la prensa americana. Power y Dixon, campeones ambos, suman más de 600 carreras por la 16 de Palou. Dixon lleva 21 años en el campeonato y tiene seis títulos, el último en 2020. Llegó el cachorro recién fichado y… “¡No waaaay!”.

Pensar solo en la siguiente curva

Dixon ya levantó la ceja durante el invierno cuando vio los tiempos de su joven y nuevo compañero. Comprobó que Palou tenía un estilo diferente al volante, con unos gustos de puesta a punto que rompían los esquemas del equipo. En Ganassi comprendieron, como cuentan sus técnicos, que habían fichado a un piloto especial, alguien que ya en su debut en las 500 Millas entró en el Fast Nine y pudo haber logrado la pole de no ser por un problema mecánico durante sus vueltas lanzadas. Ganassi se fue a por ese joven de 24 años, que a la primera ganó aguantando la presión de Will Power ( a un segundo en la meta) y de su propio compañero, Dixon.

¿Qué pensaba el propio Palou en esa tensa carrera, pilotando su “Mercedes” del Indycar, y con “Hamilton y Alonso” pegados a su alerón durante buena parte de la prueba? "Es difícil estar concentrado y no dejar que la mente empiece a pensar en lo que va a venir, estar ahí sin que la mente te haga cuestionar todo lo que ir puede ir mal. Me concentraba en la próxima frenada, en la próxima curva, lo hice desde la vuelta veinte, cuando empezamos a liderar. Era la única forma en la que podía mantenerme frío. Cuando en algún momento pensaba que podía ganar, intentaba pensar en la próxima curva. Esto es algo que me ha costado muchos años, el no ponerme nervioso. Fue bien, no quiere decir que no me vaya a pasar el tener miedo por algo, pero estaba muy convencido de que lo íbamos a lograr, de que teníamos todo en nuestras manos y podía defenderme, con recursos para ganar”.

"El pequeño piloto"

La victoria de Palou ha causado sensación en la prensa americana, e incluso en la europea. Dixon ya ha reconocido públicamente que Palou puede aspirar al título, y también podéis ser el piloto que jubile al ‘Hamilton’ del IndyCar. Pero por su personalidad fresca y afable en el equipo le han cogido cariño. "La verdad es que sí, me han cogido cariño y está genial. Tener a dos verdaderas leyendas en Estados Unidos, como Jimmie Johnsson (el ‘Schumacher’ de la Nascar, ahora en el IndyCar), y Dixon, que alguien tan cercano y tan importante digas esas cosas no me lo esperaba. Intento siempre aprender al máximo y disfrutar. Estoy en un momento donde no paro de disfrutar, estoy viviendo lo que quería siempre desde niño, y ahora más, no solo formando parte del Indycar, sino luchando por ganar, no puedo decir mucho más”.

¿Qué le dijo el Chip Ganassi, el ‘Toto Wolff’ del Indycar, cuando logró la victoria? “Me dijo “bienvenido al club de los ganadores, ya sabes lo que es”. Antes iba rápido, pero no era un ganador, ahora sí. Me dijo que estaba muy contento, que le había encantado la carrera. Era difícil por la estrategia, a dos paradas, pilotando muy rápido, una estrategia que yo nunca había hecho. En el equipo teníamos dos coches en el podio, y en lo más alto tenía, digamos que su ‘pequeño piloto´ ganara su primera carrera”.

Un año para aclimatarse, fichaje por el mejor equipo, y victoria a la primera, es algo que solo antes habían coseguido dos pilotos en la historia de Ganassi. Hasta parece que Alex Palou lo hace fácil a pesar de la brutal competitividad del IndyCar. "Parece muy fácil desde fuera, pero no lo es tanto desde dentro", explica el propio Palou, "cuando salí al warm up el domingo aprendí mucho de Dixon al ver cómo iba en modo carrera en el relevo largo, y aprendí mucho ese día. Antes estaba sufriendo, iba a una carrera donde en la sesión anterior, mi compañero con mi mismo coche había ido mucho más rápido que yo. Intentas aprender, lo hace mas fácil el saber que tiene uno de los mejores coches, con los datos del mejor piloto, y sabes lo que tienes que hacer sin preocuparte. Nos ha salido muy bien el fin de semana, de diez, aunque habrá pocos así, sufriremos mucho más. Mucha gente se piensa que es fácil, pero es difícil que te salga todo así”.

"Como ligar la primera vez"

¿Y ha cambiado algo dentro de Alex Palou tras conseguir su primera victoria? “En la primera carrera me preguntaban si tenía presión, y yo decía lo mismo, tengo menos presión que la que he tenido en toda mi vida. Es verdad, es la primera vez en mi vida que tengo el coche y el equipo campeón en mis manos. No tengo que hacer nada extraordinario, solo hacer las cosas bien. No tengo que sacar un coche del quince y hacer un podio para que me den la oportunidad. El IndyCar es muy competitivo, nadie me había pedido que ganara. Hay gente con la que competimos que llevan quince o veinte años. Hay quince coches y pilotos ganadores. Si había un poco de presión, ahora hay mucha menos. Es como cuando ligas por primera vez, siempre te parece difícil, ves a tus amigos y te dices “no me sale”, que no tengo confianza. Pero ligas la primera vez y dices, pues sí que puedo, vamos a por otra.

¿Está de acuerdo con su compañero, ‘Hamilton’ Dixon, que le ve como rival para el título ya esta misma temporada? “Hay opciones cuando tienes un coche para ganar, y más si empiezas ganando la primera. Pero aún así, soy nuevo en los circuitos ovales, llevo cuatro carreras en ellos, en dos terminé estampado. Solo llevo un año, hay cinco circuitos que no conozco…Opciones siempre hay, pero no hace falta ser campeón este año. Iré carrera a carrera, sesión a sesión, y si hacemos todo bien, llegaremos con opciones. Pero no va a ser fáciles. Si puedo ser campeón este año, mejor, así lo soy más veces. Pero no espero llegar a la última carrera jugándomela con Dixon".

Una victoria tan singular, la de un piloto joven y casi recién llegado contra el “establishment” ha tenido una gran repercusión en Estados Unidos. “Me pase el lunes y el marte todo el día hablando con los medios. Normalmente lo haces acudiendo a la televisión, de ciudad en ciudad. Este año se ha hecho todo telemático, pero no he parado. Mola mucho, porque ves la importancia que tiene. Cuando ves la repercusión que tiene aquí en Estados Unidos es increíble. El problema de ganar, ¿sabes cuál es? que quieres más, porque te gusta, ves lo bonito y reconfortante que es ganar, y ya quiero otra vez. Ya se me pasado el subidón, es como tirarte en paracaídas, al principio mola un huevo, pero luego y dices, ‘otra’. Lo he disfrutado, pero quiero más”. De hecho, ya es reconocido por la calle. “Esta mañana he ido a Apple y me han reconocido, pero no es lo normal, en Estados Unidos hay mucha gente, la IndyCar se ve mucho, si vas al 'downtown' (centro urbano) te conoce más la gente, sí, pero yo vivo en las afueras de Indianápolis…”. Con semejante falta de pretenciosidad, se entiende que le quieran tanto en el ‘Mercedes’ del IndyCar. Pero, sobre todo, porque Alex Palou ya gana. A la primera. Scott 'Hamilton' Dixon quizás no piense igual.

Alex Palou IndyCar Lewis Hamilton Fórmula 1
El redactor recomienda