La espuria celebración de George Russell y Williams: próxima estación, Mercedes
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Sustituirá a Bottas en el equipo alemán

La espuria celebración de George Russell y Williams: próxima estación, Mercedes

Williams y Russell celebraron el podio con la gula del hambriento, pero la hueca celebración también fue un insulto a los empapados espectadores. Ahora, se espera su fichaje por Mercedes

Foto: A Russell le distinguirá el singular hito de lograr su primer podio en la F1 en una carrera que no existió
A Russell le distinguirá el singular hito de lograr su primer podio en la F1 en una carrera que no existió

El clamor universal sobre el desenlace del GP de Bélgica ya es historia. Aunque no para algunos equipos de Fórmula 1. El agujero en el bolsillo de los espectadores también será compartido por algunos equipos, que ya fuman en pipa ante el hachazo para sus aspiraciones deportivas y financieras. Solo faltaba la foto de George Russell presumiendo en las redes sociales con el trofeo recibido en una ceremonia espuria y sin el aval de una carrera real. Porque unos entrenamientos clasificatorios no son un gran premio, a pesar de la indudable hazaña del británico. "Es una broma, creo que si quieres recompensar los entrenamientos, deberías dar puntos en ellos. ¿Qué hemos hecho hoy? No lo sé, creo que había que haber corrido el 25 por ciento de la carrera para conseguir puntos", denunciaba Sebastian Vettel, con amplio eco entre sus colegas.

Russell se distingue por su frecuente línea de comunicación de posados con mirada al infinito. Será el signo de los tiempos, pero su exhibición pública y la de su equipo parecía extermporánea en el huracán de críticas generalizadas tras la carrera. Comprensible ante la situación de Williams en la última década, pero el GP de Bélgica se trataba de una hueca formalidad legal. Curiosamente, el británico no ha puntuado desde su debut hace tres años hasta el pasado GP de Hungría. Una carrera más, y en el podio. Su proximo hito será confirmar el fichaje por Mercedes.

“Prefiero no decir nada, estoy undécimo (en la parrilla) a una posición de los puntos, y nos estamos jugando mucho en el Campeonato de Constructores. Nos estamos jugando el bonus, nos estamos jugando muchas cosas”, apuntaba Fernando Alonso al terminar la prueba, “Un día terrible para muchos, aunque algunos muchos han tenido las Navidades anticipadas porque ha habido regalos para algunos, no hemos competido pero aun así se llevan el puesto y también los puntos. Es un poco chocante”. Si así pensaba un piloto de Alpine, qué pensarán ahora en Alfa Romeo o Haas. En Mercedes también tenían motivos suficientes para quejarse.

Sin pegar un tiro en carrera

Russell no necesitaba una celebración tan espúrea para confirmar su talento. Porque el inexistente mérito deportivo tampoco lo merecía. El podio fue un insulto a los expectadores que aguantaron estoicamente horas bajo la lluvia. Una de las grandes promesas de la Fórmula 1, el británico será piloto del equipo Mercedes el próximo año. El sábado lograba una de las proezas deportivas de la última década colocando su Williams en una posición absolutamente impensable. No era la primera vez en 2021 que entraba en el Q3, pero las condiciones ambientales amplificaban el valor de su proeza y la hábil estrategia del equipo.

El propio Alonso firmaba en el intercambio de cascos recíproco que considera al británico un futuro campeón del mundo. Su duelo en las vueltas finales del Red Bull Ring enfatizaban su talento. Las carencias del Williams el domingo dejan habitualmente a Russell a merced de sus rivales. Pero resultaba irónico que el equipo británico batiera a Alfa Romeo, Haas y al resto de la parrilla menos Red Bull logrando más puntos sin pegar ni un tiro en carrera.

Jos Caplto, máximo responsable de Williams, celebraba el segundo puesto con cierto cinismo. “El equipo hizo un gran trabajo y hubiera sido muy triste si no hubiera habido carrera, haces este gran trabajo el sábado y no tienes recompensa el domingo”. Quizás Capito no contaba con que su piloto desvelara tras el podio las opciones reales en caso de haberse celebrado la carrera. “Estadísticamente…nuestros estrategas pensaban que teníamos el decimoséptimo coche de la parrilla, así que haber mantenido este coche en la segunda posición no hubiera sido fácil. Pero lo tomamos como viene. “Obviamente, es una sensación extraña lograr el podio así ¿no? remataba Capito. Pero un podio es un podio”. El resto de los rivales no estaba tan de acuerdo.

Algunos millones de euros

La grotesca resolución de la carrera, y sobre todo, la atribución de puntos sin competir, ha hinchado la vena de muchos, perjudicados por el escenario creado en el campeonato. Porque, salvo milagro, los diez puntos que Williams suma dejan fuera de combate a Alfa Romeo y Haas por la octava posición del campeonato. Y se trata de algunos millones de euros. Liberty reparte casi el cincuenta por ciento de sus ingresos entre los equipos, distribuidos por varios criterios en los que la posición final del campeonato influye en el porcentaje final recibido. No solo para el año en curso, sino también en la parte correspondiente a la clasificación final de los tres últimos años. Por tanto, el ´resultado’ de Spa influirá no solo en los ingresos de Williams en 2021, sino del futuro. Al igual que para Alfa Romeo y Haas.

Pero los puntos logrados por Williams también afectan a sus rivales por encima en la tabla. Alonso insinuaba que un equipo como Alpine salía perjudicado (en dura pugna este año con AlpaTauri y Aston Martin) por quedarse sin la opción de puntuar. Alfa Romeo tampoco ocultó su opinión, aunque con elegancia. “La situación hubiera sido gestionada más apropiadamente de no haberse celebrado en absoluto la carrera celebrada ayer”, y no solo por los aficionados. Williams conseguía su primer podio desde el GP de España de 2012. Hace casi diez años. De aquí el valor de la carambola belga y el 'regalo' navideño que apuntaba Alonso.

Pero no solo se trataba del aspecto económico. La chapucera resolución tampoco beneficiaba en el terreno deportivo y la lucha por el título a Hamilton y Mercedes, los otros grandes perjudicados por la chapuza del GP de Bélgica. El lunes, Wolff mantenía un perfil elegante al respecto. "Se dieron la mitad de puntos cuando probablemente se esperaba que el tiempo no iba a mejorar, pero así son las cosas. Imagino que hay que encajarlo y cerrar el capítulo de esta carrera y seguir adelante". Quizás no piense igual en el futuro si el título se escapa por los puntos de Verstappen en Spa.

Lewis Hamilton Williams Fórmula 1 Fórmula 1 - GP de Bélgica Fernando Alonso
El redactor recomienda