El Circuit de Catalunya y Sebastian Vettel, el podio mundial de la ‘sostenibilidad racing’
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
el potencial medioambiental de la competición

El Circuit de Catalunya y Sebastian Vettel, el podio mundial de la ‘sostenibilidad racing’

A título individual, Sebastian Vettel se está involucrando en numerosas causas medioambientales, y Montmeló ha sido declarado uno de los tres circuitos con etiqueta de sostenibilidad

placeholder Foto: El Circuito de Montmeló ha sido etiquetado como uno de las tres instalaciones más sostenibles del mundo
El Circuito de Montmeló ha sido etiquetado como uno de las tres instalaciones más sostenibles del mundo

Pese a la aparente contradicción, los deportes del motor pueden aportar más de lo que podría parecer por su naturaleza a la sociedad en cuestiones medioambientales y sociales. Por ejemplo, Sebastian Vettel, el piloto de Fórmula 1 más sensibilizado con la ecología, trataba en una reciente entrevista de hacer comprender a sus críticos que pese a desarrollar una actividad en principio antagónica a lo entendido por sostenible, cree que hay una gran potencial de actuación en este campo en favor de la sociedad y del cuidado del planeta aunque genere controversia.

“No pretendo aleccionar a nadie, simplemente creo que con acciones individuales es mucho lo que podemos mejorar si trabajamos todos juntos, entiendo que haya gente que me llame hipócrita, pero tampoco me voy a preocupar por eso, lo respeto e intento entender el punto de vista de quien no está de acuerdo con lo que hago, pero correr en coches es mi profesión y mi pasión. Mejor que quedarme quieto evitando que me critiquen, prefiero hacer cosas que ayuden a mejorar la situación“.

Tiene toda la lógica del razonamiento del tetracampeón mundial. No hay que olvidar que la propia Formula 1 hace mucho más por el medio ambiente de lo que la gente imagina, ya que muchas de sus innovaciones permiten, por ejemplo, que los coches que hoy día vemos por la calle sean infinitamente más eficientes en cuanto a consumo que en el pasado, así como también mucho más seguros. Sin embargo comunicar estos logros sigue siendo una gran asignatura pendiente de este deporte.

Un gran aporte desconocido

El problema del gran desconocimiento de la sociedad sobre la aportación medioambiental del automovilismo radica en el miedo del ‘establishment’ a sacar pecho en cuestiones de este tipo pues, decía Vettel de hipócrita, la acusación de hipocresía o ‘greenwashing’, término anglosajón tan de moda en estas cuestiones que significa meter la porquería debajo de una alfombra ‘ecológica’. Y si la Fórmula 1 nunca ha comunicado bien en esta materia o en cuestiones de movilidad, medicina, agricultura o la arquitectura, pilotos como Sebastian Vettel o instalaciones deportivas como el Circuit de Catalunya han decidido agarrar el toro por los cuernos y ponerse manos a la obra para minimizar males y potenciar con decisión todo aquello que pueda ser positivo para el planeta y la sociedad.

“Cuando hice mi primera visita a Aston Martin, -explica el piloto alemán-, me di cuenta desde que salí de mi casa hasta que terminé mi visita a la fábrica la cantidad de pequeños detalles que podrían hacer toda nuestra actividad mucho más sostenible como, por ejemplo, utilizar menos aviones y más trenes, evitar de alguna forma la cantidad de residuos que generamos al día en botellas de agua, vasos desechables de café, envoltorios de comida rápida, etc. Creo que la Fórmula 1 tiene que tomarse muy en serio todo este tema, porque si no va a tenerlo difícil en el futuro “.

Dicho y hecho. Aston Martin y muchos otros equipos han introducido ya este mismo año todo una serie de protocolos destinados a evitar la mayor cantidad posible de residuos, el uso indiscriminado de plásticos, así como el fomento de materiales reutilizables o reciclados. También hemos podido ver acciones donde ‘Seb’ y su equipo han ido de la mano en dos actividades muy visibles en los últimos grandes premios, como fue la creación de un 'hotel para abejas' con forma de monoplaza, o la recogida de basura al término del Gran Premio de Gran Bretaña.

placeholder Montmeló ha logrado ser el escenario continuado de los grandes premios de F1 y Moto Gp, y ahora suma su singular estatus medioambiental
Montmeló ha logrado ser el escenario continuado de los grandes premios de F1 y Moto Gp, y ahora suma su singular estatus medioambiental

Montmeló, pionero en sostenibilidad

Por parte del Circuit de Catalunya sin embargo, su compromiso con la sostenibilidad viene ya de lejos, tanto como desde el año 2008, cuando se introdujo todo un paquete de medidas dirigidas a crear una instalación y unos eventos lo más respetuosos posibles con el medio ambiente, así como que proporcionaran un aporte positivo a la sociedad.

Recientemente,se publicó el ‘Sustainability Motorsport Index', que es un informe realizado por dos prestigiosas consultorías medioambientales, Enovation y Right Hub. De los aproximadamente 600 circuitos permanentes que existen en el mundo, este informe ha analizadolos 90 que mayor actividad. Supone todo un reconocimiento al buen hacer de la pista catalana que 'el Circuit' haya sido incluido entre las tres mejores pistas del mundo en el apartado de la sostenibilidad compartiendo pódium con Mugello y Paul Ricard. Desde aquel lejano 2008 se ha venido trabajando sin descanso en pasar las certificaciones mas exigentes como la ISO14001, así como en desarrollar actividades que abarcan desde la mejora de la cubierta vegetal del circuito a programas de reducción de residuos en eventos. En 2015, la FIA premió a sus gestores con el primer galardón de excelencia, concedido a una pista de Formula 1.

placeholder El trazado catalán también es escenario de carreras ciclistas de larga duración
El trazado catalán también es escenario de carreras ciclistas de larga duración

Siete áreas de calificación

La metodología de este informe, que pretende animar a todas las organizaciones a mejorar sus estándares de sostenibilidad, gira alrededor del aporte que hace cada circuito en cuestiones medioambientales, sociales y económicas. El sistema de calificación se realiza a través de la puntuación en siete areas: certificaciones oficiales, credenciales de organismos federativos, premios recibidos, rendimiento medioambiental, legado a la sociedad, impacto económico, enfoque de actividad sostenible y capacidad de concienciación.

Siendo importantes todos los apartados, el más peliagudo y en el que la mayor parte de los circuitos del mundo tienen todavía mucha tarea por delante es el rendimiento medioambiental, que monitoriza la gestión de los residuos, la eficiencia energética, el uso adecuado de recursos naturales como el agua o la madera, los planes de movilidad y las acciones dirigidas a reducir la huella de carbono.

Un motivo de orgullo para España que una instalación de nuestro país se haya situado entre las mejores del mundo. Ojalá que todos los políticos que racanean el apoyo a la pista radicada en Montmeló comprendieran en un arranque de lucidez que, Sebastian Vettel, el mejor ejemplo es mostrando el camino a seguir, como también es caso de la pista catalana frente a prácticamente todos los circuitos del mundo. Probablemente esta indiferencia tenga su causa porque esos mismos políticos suelen estar pendientes de meter al Circuit de Catalunya en el debate público por las razones equivocadas.

Economía circular
El redactor recomienda